Previa 2018-19: Leicester City
Reponerse de la marcha de N'Golo Kanté en 2016 ya fue una ardua tarea. El adiós de Riyad Mahrez promete generar otro terremoto en el equipo de Claude Puel.

La vida después de protagonizar el triunfo más improbable de la historia del fútbol inglés no iba a ser fácil y no lo fue. Primero, porque para superar ese éxito habría sido necesario conquistar la Champions League al año siguiente. Esa era la única vía hacia arriba, todas las demás conducían en sentido inverso. Y segundo, porque un éxito de este calibre estaba destinado a atraer el interés de todos los grandes clubes europeos sobre los mejores jugadores del Leicester cual buitres hambrientos.

Los Foxes cayeron al 12º lugar la temporada siguiente a conquistar la liga y se quedaron en los cuartos de final de la Champions League. Pero lograron frenar la salida de casi todas sus estrellas. Solo perdieron a N’Golo Kanté, fichado con premura por el Chelsea. La búsqueda del sustituto de Kanté requirió seis meses, más de 30 millones de libras y muchas probaturas. Su teórico sustituto, Papy Mendy, resultó un fracaso. Así que Claudio Ranieri recurrió a Daniel Amartey y Andy King. Hasta que en invierno llegó Wilfried Ndidi. Esta es la dificultad de sustituir a jugadores extraordinarios. Y el Leicester puede sufrirlo en sus carnes de nuevo esta temporada.

Los Foxes resistieron los intentos del Manchester City de llevarse a Riyad Mahrez en invierno pero sucumbieron este verano previo pago de más de 60 millones de libras. Una cantidad considerable por un futbolista llegado del Le Havre cinco años antes por medio millón. Pero sustituir a un futbolista como el argelino, elegido mejor jugador de la Premier League en la temporada de la conquista del título, promete ser complicado.

En sus últimas tres temporadas en liga con el Leicester, Mahrez ha sumado 35 goles y 24 asistencias. Solo Jamie Vardy (57 goles y 12 asistencias) supera las cifras del argelino. Mahrez es el cerebro creativo del equipo, la luz que sigue encendida cuando todas a su alrededor se han apagado. Encontrar un sustituto para Mahrez se antoja igual de ardua que lo que con Kanté.

Al menos, el dinero percibido por Mahrez ha sido invertido con inteligencia por Claude Puel. El técnico francés, que sustituyó a Craig Shakespeare a mitad de la temporada pasada, detectó con ojo clínico cuáles eran las posiciones más vulnerables del equipo y les ha puesto remedio, además de comenzar a trabajar con la mirada puesta en el futuro.

Kasper Schmeichel cumplirá 32 años en noviembre y, aunque sigue siendo un seguro bajo palos, Puel es consciente de que hay que comenzar a planificar el relevo. Con esa idea en mente llega Danny Ward, el canterano del Liverpool de 25 años, víctima del fichaje de Alisson Becker por los Reds. Aunque deberá ser suplente este curso, es un portero con un brillante futuro que tiene capacidad para defender la portería de un club donde ser guardameta es algo más que ponerse un par de guantes. Es un arte reservado solo para los más grandes, como Gordon Banks, Peter Shilton o el propio Schmeichel.

Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil. Y ese es (o era) Danny Simpson. El lateral derecho rindió muy por encima de su nivel en la temporada del título pero era cuestión de tiempo que regresara a su nivel habitual, o sea, bajo. Para sentar definitivamente a Simpson (incluso Daniel Amartey está ya por delante de él) ha llegado Richardo Pereira, un lateral derecho portugués de 24 años que ha sido utilizado en pretemporada incluso como extremo derecho gracias sus habilidades ofensivas. Pereira es una mejora sustancial sobre Simpson, un tipo que convirtió el arte de centrar en un azar: el balón tan pronto podía acabar en la grada como en el trasero del defensor.

Pereira no ha sido el único refuerzo defensivo de Puel. Por el módico precio de tres millones de libras ha llegado Jonny Evans, un precio que se explica por su edad (30 años), su procedencia (el descendido West Brom) y sus últimas actividades conocidas (robar un taxi borracho en Barcelona). Harry Maguire es un fijo en el eje de la defensa, así que Evans competirá con el capitán Wes Morgan por la titularidad, una batalla en la que parece partir con cierta ventaja.

El fichaje más prometedor del verano es también el más caro y el más joven: James Maddison. El media punta inglés de 21 años fue posiblemente uno de los cinco mejores jugadores de Championship la temporada pasada con el Norwich y esta será su temporada de debut en Premier League. Puel se ha ganado una merecida reputación como formador de jóvenes desde sus tiempos en Lille y tendrá ocasión de demostrarlo con Maddison, que debería tener muchos minutos esta temporada aunque quizás no pueda comenzarla tras su lesión ante el Lille en su último partido de pretemporada.

El último en llegar ha sido Rachid Ghezzal, procedente del Mónaco por 14 millones de euros. Un habilidoso extremo argelino formado futbolísticamente en Francia, igual que Mahrez, el jugador al que se supone viene a sustituir. El principal problema es que Ghezzal, que tanto prometía cuando estalló en el Lyon, el club donde se formó, ha visto cómo su carrera se estancaba en Mónaco. En 113 partidos de Ligue 1 ha sumado 13 goles y 20 asistencias. Solo el año pasado, Mahrez sumó 12 y 10. Y en Premier League.

El curso pasado, Puel enderezó el rumbo de un barco que navegaba a la deriva con Shakespeare. Su primera decisión fue darle su lugar a Demarai Gray, un joven fichado a media temporada del curso del título y con un enorme potencial pero maltratado por Shakespeare. Puel le concedió su espacio, fuera en banda o en la media punta, y el chico le respondió con varias actuaciones sobresalientes. Luego, Puel tuvo que reconducir el asunto Mahrez después de que el argelino se declarara en huelga tras su frustrado fichaje por el City. Puel tiró de mano izquierda y le reintegró en el equipo de forma paulatina, superando las reticencias de compañeros y aficionados.

Hacia el final de la temporada, se filtró a la prensa que los futbolistas no estaban satisfechos con los métodos de entrenamiento de Puel. Posiblemente, fue una reacción ante un entrenador meticuloso y estricto después de la etapa de laissez faire de Ranieri y Shakespeare, donde los futbolistas tenían barra libre para comer, beber y salir a su antojo. Pero la directiva decidió insistir con Puel y darle una temporada completa, consciente posiblemente de que debían recuperar el poder en el interior del club, que había basculado hacia el vestuario tras el inesperado triunfo de 2016 que convirtió a un grupo de renegados en héroes.

Puel utilizó el año pasado dos sistemas, el 4-4-2 que usaron sus predecesores y un 4-3-3 algo más moderno. En pretemporada ha oscilado entre el primero y una variante 4-4-1-1. Existen pocas dudas en la defensa pero, en la medular, Puel deberá elegir como acompañante de Ndidi entre Vicente Iborra y Adrien Silva, que se quedó sin jugar la primera mitad de la temporada pasada después de que su registro llegara 14 segundos tarde. En bandas, Albrighton y Gray parecen partir con ventaja.

Arriba, Vardy es indiscutible y su acompañante debería ser Kelechi Iheanacho, que ha anotado cuatro goles en sus últimos tres partidos de pretemporada. Llegado a bombo y platillo el verano pasado como la gran promesa del Manchester City, decepcionó en su temporada de debut con solo 3 goles y 3 asistencias en 822 minutos (en 1278 con el Man City anotó 12 goles y dio 5 asistencias). Pero superado el obstáculo de cambiar el Etihad por el King Power, Iheanacho parece estar dispuesto a convertirse en el fiel escudero de Vardy.

La competencia este año en la zona media de la Premier League será feroz pero los Foxes tienen argumentos para acabar en la mitad alta, compitiendo de tú a tú con clubes como Everton o West Ham. Asaltar los puestos europeos se antoja una misión casi imposible aunque este equipo ya ha demostrado en el pasado lo equivocados que podemos llegar a estar.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información