Primero Inglaterra, después Gales
La pasada Eurocopa de Francia 2016 dejó muchas sorpresas y, entre todas ellas, el papel de una Gales liderada por Gareth Bale puso el fútbol del país como centro de atención. La primera presencia del país británico en el torneo europeo más importante de selecciones finalizaría con una derrota en semifinales ante Portugal, pero ya habían hecho historia. Tras los éxitos cosechados, su futuro es incierto, estando en las manos de sus vecinos ingleses se encuentra el destino de la selección galesa.

La selección de Gales siempre se ha encontrado a la sombra de Inglaterra, el hermano mayor británico. John Toshack, Mark Hughes, Ian Rush, Gary Speed, Vinnie Jones, Robbie Savage, Craig Bellamy o Ryan Giggs tienen algo en común: todos y cada uno de ellos fueron buenos jugadores, algunos más que otros, pero sin ningún gran éxito con su selección. La opinión popular ha achacado estas circunstancias a la falta de escuderos que acompañaran a estas figuras.

Los tiempos han cambiado y en la actualidad la selección británica es una buena competidora que, además, ya rozó la clasificación para el pasado Mundial de Rusia en 2018. Así, por caprichos del destino, el futuro y el presente del fútbol de Gales juegan y se desarrollan como futbolistas en las dos ligas más importantes de Inglaterra, siendo ambas la incubadora del precoz talento galés. Los nombres a tener en cuenta en la Premier League y en la Championship para un futuro más que inmediato en la selección galesa se presentan a continuación:

Ethan Ampadu (18, Chelsea)

La primera vez que los medios de comunicación centraron su atención de forma notable en Ethan Ampadu fue por su apariencia física y su relativo parecido con David Luiz. La temporada 2018/ 2019 es su segunda campaña con el Chelsea y ha estado compaginando actuaciones con el equipo reserva y con el primer equipo.  Ampadu puede jugar tanto de central como de mediocentro y entre sus cualidades la que más destaca es su salida de balón. El joven transmite mucha calma con el balón en los pies y capacidad de mando, pareciendo en ocasiones un veterano.

De la misma forma, llama la atención que Inglaterra "rechazara" a Ampadu inicialmente por dar pocos toques con el balón en los pies, es decir, por necesitar pocos toques para realizar las acciones. Llegó a jugar algún partido con las inferiores inglesas pero finalmente se decantó por Gales.

Ben Woodburn (19, Liverpool)

El 29 de noviembre de 2016, Ben Wodburn se convirtió en el jugador más joven en marcar un gol con la camiseta del Liverpool con 17 años y 45 días, un récord que pertenecía anteriormente a Michael Owen. Woodburn puede desempeñarse en el campo como extremo en cualquiera de las bandas o en la mediapunta y, juegue donde juegue, siempre le gusta es asociarse hasta el punto de bajar a pedir la pelota.

Esta capacidad viene acompañada de una cierta visión de juego para filtrar algún balón o cambiar la orientación, el dribling (aunque no sea un virtuoso de este arte) y, por supuesto, el gol (lo que no significa que sea un goleador nato). Woodburn es una de las mayores promesas Reds en los últimos años aunque aún no haya brillado como se esperaba en el primer equipo.

Matt Smith (19, Manchester City)

Matt Smith es un mediocentro que esta temporada ha estado la temporada 2018/ 2019 cedido por el Manchester City en el Twente. En Holanda ha logrado el ascenso de la Keuken Kampioen Divisie (Segunda División) a la Eredivisie con galones de titular. Smith, inspirado por la experiencia de su ex compañero Jadon Sancho, decidió vivir el fútbol de fuera de las islas y no le ha ido nada mal. Ya ha disputado 5 partidos con Gales bajo las órdenes de Ryan Giggs, y su buen nivel ha llamado la atención en el Etihad, donde no dudaron prolongar su contrato cuatro años más hasta verano de 2023.

Tyler Roberts (20, Leeds United)

Tyler Roberts ha jugado a lo largo de esta temporada en todo el frente de ataque del Leeds de Marcelo Bielsa. Desde el pasado mes de febrero ha pasado a jugar muchísimos minutos por el centro del ataque, la que parece ser su posición ideal. El 11 del Leeds es una amenaza constante para las defensas rivales, se mueve muy bien entre líneas, tiene un buen regate y una notable capacidad de trabajo. No obstante, Roberts debe mejorar en la definición de cara a puerta (únicamente ha anotado tres goles esta temporada).

David Brooks (21, Bournemouth)

El Bournemouth de Eddie Howe pagó diez millones de libras el pasado mercado de verano al Sheffield United por este mediapunta que puede desempeñarse por la banda derecha. La primera impresión que causó David Brooks con la camiseta de los Cherries fue de jugador importante para el club y para la afición, y no era una impresión desencaminada. En su primera temporada en la Premier League acumula siete goles y cinco asistencias. El desborde, la verticalidad, la creatividad y una zurda para nada desdeñable se aúnan en este zurdo de 173 centímetros y complexión delgada.

Al igual que Ampadu, Brooks llegó a jugar con las categorías inferiores de Inglaterra, pero la llamada de Chris Coleman cambió su decisión. La elección de Brooks parece ser la más acertada y ya empieza a acumular galardones: el pasado mes de marzo fue elegido mejor jugador y mejor jugador joven galés del año.

Daniel James (21, Swansea)

Daniel James está despuntando en su primera temporada como profesional en la Championship. El extremo se ha asentado en el once titular del equipo dirigido por Graham Potter como una pieza fundamental.

Las cualidades por las que destaca James son su velocidad y su potencia física, dos cualidades que se pueden observar en el tanto que anotó en febrero frente al Brentford en la FA Cup. El galés tardó 8,76 segundos en recorrer 77 metros, por lo que se hizo viral en las redes sociales. En una entrevista con el diario The Telegraph,  James afirmó que su objetivo es poder jugar de la misma forma en la que lo hace Raheem Sterling.

El pasado mercado de invierno el Leeds de Marcelo Bielsa estuvo cerca de cerrar su fichaje, pero la negociación no fructificó en las últimas horas del mercado. El contrato que vincula a James con el Swansea termina en el verano de 2020, aún no se ha confirmado su renovación y los rumores afirmaban que Pep Guardiola le tenía echado el ojo desde la eliminatoria de FA Cup. Curiosamente, estos días Sky Sports ha desvelado que el Manchester United está a punto de cerrar sus fichajes por 15 millones de libras.

Chris Mepham (21, Bournemouth)

A la tercera fue la vencida, ya que Howe consiguió firmar el defensa que tanto interés le despertaba. Los Cherries pagaron 12 millones de libras al Brentford este mes de enero por un defensa que puede desenvolverse como central y lateral derecho. Mepham destaca por ser rápido al corte, por medir muy bien los tiempos para ir al suelo, por su contundencia en el juego aéreo y, como todo central moderno, se siente cómodo con el balón en los pies y tiene una fantástica salida de balón.

Harry Wilson (22, Liverpool)

La cesión de Harry Wilson en el Derby County está siendo más que satisfactoria para jugador, club de origen y de destino.. El Derby se encuentra en la lucha por ascender a la Premier League vía playoffs, el futbolista acumula minutos y buenas actuaciones, y en Liverpool ven como una de sus mayores promesas destaca en la Championship. La principal cualidad del extremo galés es un golpeo de balón exquisito. Los goles de libre directo y desde fuera del área no se han dejado de suceder a lo largo de toda la temporada. El futuro de Wilson parece estar en Anfield más pronto que tarde.

Wilson está siendo una de las revelaciones de la temporada. (Nathan Stirk/Getty Images)

Connor Roberts (23, Swansea)

Connor Roberts es un jugador que se ha hecho a si mismo. El lateral derecho pasó por las divisiones inferiores del fútbol inglés hasta poder debutar con el Swansea en la temporada 2017/ 2018. Ya en la temporada 2018/2019, su desempeño ha sido fundamental para el club tanto en Championship como en FA Cup. En su juego, como todo lateral moderno que se precie, es infatigable y con calidad para dominar en las dos áreas. Roberts es el segundo máximo goleador del equipo, siendo lateral, con 5 goles (empatado con Bersant Celina).

Todos y cada uno de estos jugadores ya han contado con minutos en el equipo nacional. De hecho, varios de ellos son fijos en las convocatorias de Ryan Giggs. Inglaterra y Gales están obligados a entenderse porque, a fin de cuentas, las dos naciones salen beneficiadas de esta relación: Gales ve como sus mejores jugadores se desarrollan en las ligas más competitivas de Europa e Inglaterra nutre a sus clubes y sus ligas de jugadores de calidad (y quién sabe si de futuras estrellas). Para llegar a Gales hay que pasar por Inglaterra, y el futuro de estos chicos nace en el país vecino.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información