Rooney no debería haber jugado en Montenegro

Tras su empate en Montenegro, la selección inglesa de Fabio Capello estará en la Eurocopa del próximo verano, que se disputará en Polonia y Ucrania. Aunque comenzará a disputarla sin su jugador más decisivo, Wayne Rooney, que vio la tarjeta roja y se perderá, como mínimo, el primer partido. Una baja sensible que se podría haber evitado.

En los días previos al partido estalló un escándalo relacionado con una estafa vinculada con las apuestas en un partido de la liga escocesa. De los nueve arrestados, dos eran familiares cercanos de Rooney: su padre y su tío. Posiblemente, saber que dos seres queridos están entre rejas no es la mejor forma de preparar un partido importante. Y Capello debería haberlo sabido.
El italiano habló con Rooney antes del partido y el delantero le dijo que estaba preparado para jugar. Así que Capello no dudó en darle la titularidad. Pero no tuvo en cuenta dos cosas. Primero, que Rooney estaría dispuesto a jugar un partido aunque llevara dos días acodado en la barra de un pub y no pudiera andar más de tres metros en línea recta. Y dos, que es un jugador propenso a perder los estribos. El resultado: una tarjeta roja que implica que Inglaterra deberá comenzar la Eurocopa sin su mejor jugador.
En cuanto al resto, Inglaterra parece contar con mimbres para plantarle cara a cualquiera este verano. Joe Hart se ha consolidado en una portería que llevaba décadas aguardando a un digno sucesor de Peter Shilton (mención especial para David Seaman, un portero con una especial propensión a encajar goles desde el centro del campo, como Nayim y Ronaldinho pueden atestiguar). En defensa, el eje de la zaga está perfectamente cubierto con Gary Cahill, Rio Ferdinand y John Terry. El lateral izquierdo pertenece a Ashley Cole y en el derecho podría aparecer el joven Phil Jones, que ha demostrado su valía en esa posición tanto en el Manchester United como en el equipo de Capello.
En el centro del campo es fijo Scott Parker, pero su pareja no está tan clara. Si se recupera a tiempo para completar un buen final de temporada, Jack Wilshere parece un complemento ideal, aunque Frank Lampard parece empeñado en seguir jugando. En ataque, Capello podría tomar buena nota del excelente rendimiento del triángulo formado por Ashley Young, Wayne Rooney y Danny Welbeck. Aunque este último deberá afrontar una enorme competencia por la posición de “9” de Inglaterra. Entre sus competidores, un Andy Carroll que no acaba de arrancar en el Liverpool, un Darren Bent destinado a abandonar el Aston Villa en breve con destino a un equipo más importante o un Peter Crouch que espera relanzar su carrera en el Stoke City. Finalmente, para la posición de interior derecho, Theo Walcott parece el titular, pero Stewart Downing podría arrebatarle su lugar si mejora su rendimiento en el Liverpool. Algo que, dicho sea de paso, aumentaría exponencialmente las probabilidades de AndyCarroll de ser titular.
Capello abandonará la selección tras la Eurocopa y espera hacerlo por la puerta grande, al igual que la mal llamada “generación de oro” del fútbol inglés, que sigue sin haber logrado ningún éxito importante cuando la mayoría de sus integrantes están al borde del retiro internacional. A día de hoy, España y Holanda parecen un paso por delante pero seguro que los Lampard, Terry, Ferdinand, Parker y, si acaban participando, Joe Cole y David Beckham, querrán hacer honor al calificativo de su generación. Un nombre acuñado tal vez demasiado pronto.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información