Rooney vuelve a Old Trafford con un Everton en crisis
Vuelve Wayne Rooney a Old Trafford en el peor momento del Everton. Enfrente, un Manchester United candidato a todo, con un Romelu Lukaku que también se reencontrará con su pasado pero con la ausencia de Paul Pogba.

Uno de los grandes acontecimientos de esta 26ª edición de la Premier League se vivirá este domingo en Old Trafford, con el retorno de Wayne Rooney a Old Trafford. Esta está siendo una emporada de grandes emociones para el diez del Everton. Tras trece años acumulando trofeos en el Manchester United, consiguió volver a Goodison Park en el tramo final de su carrera. Esta nueva etapa en la parte azul de Liverpool comenzó con buen pie. Marcó el gol de la victoria contra el Stoke City y anotó su gol 200 en Premier League al Manchester City (con el gozo que ello supone para un exjugador del United). También se hizo oficial su retirada de la selección nacional sumando 119 partidos y 53 goles (máximo anotador), pero cosechando alguna que otra frustración.

José Mourinho no dudó en catalogar a Wayne Rooney como una leyenda del Manchester United y vaticinó una acogida digna por parte de los aficionados acorde a la magnitud del futbolista. Estas declaraciones se dieron tras la cómoda victoria en su regreso a la UEFA Champions League por 3-0 contra el Basilea. Donde el técnico portugués apostilló que echarán de menos a Paul Pogba -que sufrió una lesión en el tendón de la corva-, que le mantendrá entre cuatro y seis semanas alejado de los terrenos de juego. Con su habitual sarcasmo, comentó que no llorarían al perder un hombre importante y que tanto Michael Carrick como Ander Herrera y el belga Marouane Fellaini estaban esperando su oportunidad para mantener al equipo en lo más alto de la clasificación, ya que sus vecinos mancunianos siguen arrasando a cada rival que se enfrentan.

Paul Pogba se suma a los habituales Zlatan Ibrahimovic y Marcos Rojo como ausencias para Mourinho. El Everton no podrá contar con Ross Barkley, Yannick Bolasie, Ramiro Funes Mori y los irlandeses Seamus Coleman y James McCarthy.

Salvo milagrosa recuperación, el centrocampista galo se perderá los encuentros contra Everton (17 septiembre), Southampton (23 septiembre), Crystal Palace (30 septiembre) y Liverpool (14 octubre) en Premier League, frente al Burton (20 septiembre) en la Copa de la Liga, y contra el CSKA Moscú en la Champions (27 septiembre). Con este contratiempo se inicia el debate de quién debe ser su relevo, en un once que goza de gran estabilidad desde el inicio del campeonato. El capitán Michael Carrick parece partir con pocas opciones. La terna se mantendrá entre Ander Herrera, quién la temporada pasada dotó al equipo de una mayor fluidez, y Marouane Fellaini, un jugador que se siente más cómodo en un juego de transiciones y es muy útil en el balón parado y como revulsivo en minutos finales.

Esta campaña, el bilbaíno Ander Herrera, exjugador de Athletic Club o Real Zaragoza, ha caído en el ostracismo. Puede que se deba a una situación meramente deportiva, por la posible incompatibilidad  en el terreno de juego con Nemanja Matić. ambos de un perfil más defensivo o, como apunta el Daily Mail, deberse a una situación extradeportiva. Según el tabloide inglés, Herrera invitó a un amigo seguidor del Celta al centro de entrenamiento de Carrington en los días previos al partido de vuelta de semifinales de la UEFA Europa League contra el club gallego, con el consiguiente enfado del técnico de Setúbal.

Será una tarde de reencuentros. El Everton echa de menos a su ariete, Romelu Lukaku, por el que se embolsaron un monto de 75 millones de libras. Las prestaciones del canario Sandro Ramírez están a años luz del belga de origen congoleño y no parecen mejorar con el paso de los partidos. Los dos goles de Wayne Rooney en las dos primeras fechas que supusieron cuatro puntos para los Toffees fueron un simple espejismo y el Everton no ha vuelto a marcar ni a sumar un solo punto. Acumula dos derrotas en Premier League por 2-0 en Stamford Bridge contra el Chelsea y 0-3 contra el Tottenham Hotspur. En su debut en Europa fueron arrollados por la Atalanta en el MAPEI Stadium por un contundente 3-0. Un total de ocho goles encajados y ninguno a favor, datos muy preocupantes para un Ronald Koeman con dificultades para cambiar la dinámica ante un calendario muy exigente (hecho que no debe ser excusa).

En plena crisis de resultados, anotador y sobre todo de juego, contra un Manchester United a buen nivel y en un Old Trafford donde solo han ganado en dos ocasiones en la era Premier League, no parece el contexto más favorable para revertir una situación más que alarmante.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información