Torres brilló en el Estadio de la Luz (1-3)

Hasta hace una semana un gol de Torres era difícil de imaginar pero en Sunderland cerró cuatro goles en cuatro días y el primer triunfo que sí vale para Rafa Benítez. Los Blues viajarán a Japón un poco más confiados en su juego, mientras que el Sunderland se sigue hundiendo. Y a diferencia del nombre de su estadio, no hay luz a la vista.

Por Leonardo Numpaque | 08/12/2012
Torres volvió por sus fueros con dos goles

Premier League

Sunderland 1
Chelsea 3
Ficha técnica
1 - Sunderland: Simon Mignolet, Danny Rose, John O'Shea, Carlos Cuéllar, Phillip Bardsley (Jack Colback, 67), Sebastian Larsson (Louis Saha, 82), Stéphane Sessegnon, James McClean, Adam Johnson, Craig Gardner, Connor Wickham.
3 - Chelsea: Petr Cech, Ashley Cole, Gary Cahill, David Luiz, Branislav Ivanovic, Eden Hazard (Frank Lampard, 79), Oriol Romeu (Oscar, 20), Ramires, Victor Moses (Ryan Bertrand, 62), Juan Mata, Fernando Torres.
Goles: 0-1, m.11: Torres. 0-2, m.45+3: Torres. 0-3, m.49: Mata. 1-3, m.66: Johnson.
Los cambios que ha implementado Benítez desde que llegó comienzan a surtir efecto. Oriol Romeu entró dentro de los inicialistas acompañado de otro suplente habitual con Di Matteo, Victor Moses, quien sentó al brasileño Oscar un partido más. El entendimiento y buena funcionalidad entre Hazard y Mata para crear peligro se mantienen intactos desde la época anterior.
El Chelsea salió con un 4-2-3-1 habitual en el técnico español. Aunque el gran problema sigue siendo el medio defensivo, pues Romeu puede cumplir la función pero Ramires no es un medio centro natural. Para agrandar el problema, Romeu se lesionó antes de los veinte minutos y le dio paso a Oscar, reacomodando el medio de los Blues. Se le acumulan los problemas a Benítez en esa zona, ya que Obi Mikel cumplía el primero de tres partidos de sanción en liga y Lampard está saliendo de una lesión.
El comienzo fue fue del Chelsea. Moses, Hazard y Mata dominaron el medio campo en busca que Torres aprovechara alguna oportunidad. El gol llegó en el minuto 11. Hazard salió rápidamente por la banda y lanzó un centro. Torres se metió entre los centrales y marcó. Sí, gol del Niño Torres.
Sunderland depende en gran medida de Sessegnon. Si despierta, contagia a todo el equipo. El efecto empezó con Adam Johnson. El otro jugador especial de los Black Cats. Por izquierda, generó peligro sobre el arco de Cech con centros frecuentes, aunque sin mucho éxito. Sobre el final del primer tiempo, el ritmo bajó, ya que Sunderland no generaba un ataque constante y con peligro, y Chelsea se limitó a administrar su ventaja para irse al camerino ganando.
Sin embargo, un regalo de Navidad de Sebastian Larsson permitió a los Blues ampliar su ventaja antes de la pausa. El sueco arrolló a Ramires para tratar de evitar un centro. Un penal claro que lanzó el Niño Torres engañando al portero y marcando su segundo doblete con los Blues en una semana. Benítez parece haberle devuelto la confianza. O eso o se acerca el fin del mundo.
Con el segundo tiempo corriendo, no tardó sino diez minutos el Chelsea en marcar de nuevo. Un centro de Moses rebotó en Phil Bardsley, dejándole la pelota a Torres, que remató con potencia a la escuadra en lo que podría haber sido un golazo. De haber entrado, tal vez habría sido una señal inequívoca de que era hora de ir a buscar bunkers para sobrevivir al inminente fin del mundo. Pero el balón fue repelido por la madera y le quedó a Juan Mata, que remató y venció a Mignolet por tercera vez.
A 25 minutos del final, Johnson cruzó un remate potente en una jugada aislada y descontó. A partir de entonces y bajo la batuta del extremo inglés, el Sunderland fue por un milagro. Pero de buenas intenciones está lleno el cielo y al Sunderland no le alcanzó para el milagro.
Sessegnon y Johnson fueron lo mejor de los locales, mientras que Chelsea se va para el Mundial de Clubes con un equipo más sólido. Torres vuelve a marcar y Mata parece haber recuperado la frescura para generar fútbol, con buenos socios como Hazard, Oscar y Moses. Lampard, que tuvo un papel decente en los minutos que jugó, vuelve a estar disponible, y la defensa se mostró segura a pesar que no tuvo gran exigencia. El equipo de Benítez progresa adecuadamente.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información