Un Lampard recargado da la victoria al Chelsea (1-2)

Llegaban Everton y Chelsea a Goodison Park después de ganar en la jornada del Boxing Day. Pero fue Frank Lampard, que regresaba al once después de su lesión, quién decidió el partido. El inglés, que sigue sin renovar, firmó un doblete para cerrar el año y dar la victoria a los suyos por 1-2.

Por Leonardo Numpaque | 30/12/2012 Frank Lampard
Lampard marcó los dos goles del Chelsea

Premier League

Everton 1
Chelsea 2
Ficha técnica
1 - Everton: Tim Howard, Leighton Baines, Sylvain Distin, Phil Jagielka, Johnny Heitinga, Leon Osman, Thomas Hitzlsperger (Ross Barkley, 78), Steven Pienaar (Bryan Oviedo, 81), Steven Naismith (Apostolos Vellios, 77), Victor Anichebe, Nikica Jelavic.
2 - Chelsea: Petr Cech (Ross Turnbull, 45), Branislav Ivanovic, Ashley Cole, Gary Cahill, César Azpilicueta, Ramires, David Luiz, Frank Lampard, Fernando Torres, Juan Mata (Oscar, 85), Eden Hazard (Victor Moses, 74).
Goles: 1-0, m.2: Pienaar. 1-1, m.42: Lampard. 1-2, m.72: Lampard.
David Moyes, técnico local, no pudo contar con su principal figura, Marouane Fellaini, que cumplía su tercer y último partido de sanción tras el cabezazo que propinó a Ryan Shawcross. Moyes apostó por su habitual 4-4-2 con Anichebe y Naismith abiertos en las bandas, y Osman y Hitzlsperger en el centro. Jelavic y Pienaar ocuparon la punta.
Rafa Benítez también se mantuvo fiel a su ya conocido 4-2-3-1. El único cambio fue la entrada de Ramires por Moses en la derecha para frenar las incursiones de Leighton Baines. David Luiz continuó en el medio centro acompañando a Lampard.
En los partidos del Chelsea ya se está volviendo habitual que el primer gol llega sin que la gente haya tenido tiempo de acomodarse. En esta ocasión, el tanto llegó antes de los dos minutos de juego. Un centro de Jagielka, que ocupó el lateral derecho por las ausencias de Coleman, Hibbert y Neville, fue cabeceado por el nigeriano Anichebe al palo y el rebote le quedó a Pienaar que batió por bajo a Cech, que disputaba su partido 400 con la camiseta del Chelsea. El sudafricano Pienaar celebró su gol con un "God is Great" en su camiseta de abajo.
El Everton fue dueño y señor del encuentro los primeros compases y no fue sino hasta los diez minutos que Mata tocó la pelota. Ese fue uno de los motivos por los que el Chelsea se veía confundido y sin poder encontrar una respuesta que les diera el empate.
David Luiz sigue demostrando que el medio centro es su mejor posición. En varias oportunidades cortó el circuito entre Pienaar, Osman y Anichebe. El Everton fue disminuyendo su presión y eso permitió a Mata disfrutar más tiempo del balón y combinar con más ganas que técnica con Hazard, Ramires y Torres. Los Blues se fueron despertando del baldado de agua fría del primer minuto.
Chelsea tardó 33 minutos en despertar y con quien más sino Mata fue el encargado de iniciar la jugada. El español combinó bien y terminó la jugada con un centro de Azpilicueta desde la línea de fondo que nadie pudo empujar.
El empate acabó llegando al borde del descanso. Un centro de Ramires desde la derecha con su pierna zurda fue rematado de cabeza por Lampard y permitió a los Blues irse a los camerinos con el empate.
En el descanso, Benítez tuvo que sustituir a Petr Cech por Ross Turnbull por una molestia en el tobillo del checo. Chelsea salió con la iniciativa de remontar y poco a poco fue encontrando los espacios aunque la ineficacia de Fernando Torres impidió que aprovechara un par de oportunidades que tuvo para definir.
El Everton fue retrasando líneas, lo que provocó que Naismith y Anichebe cada vez intervinieran menos en ataque. La mejoríadel Chelsea dio sus frutos tras un centro al área de los Toffees que bajó Hazard con la cabeza para Mata, que remató pero Howard repelió su disparo. Sin embargo, el balón le quedó muerto a Lampard que definió habilitado para sellar su doblete y la remontada.
La entrada de Moses por Hazard dio un nuevo aire al ataque de los Blues. Mientras que el Everton se fue desmoronando. Los papeles se invirtieron y el Chelsea pasó de dominado a dominador. Y aunque por momentos no fue tan claro en ataque, defensivamente sigue siendo muy sólido.Mientras que en el Everton se notó la falta de un jugador de las cualidades de Fellaini, el socio ideal de Osman, Pienaar, Jelavic.
Rafa Benítez pasó el examen con lo justo a un rival directo. Gran trabajo del Everton, que plantó cara a pesar de sus múltiples bajas y mereció mejor suerte. En especial si consideramos los tres balones al palo que envió, uno en la recta final tras un remate de cabeza de Jelavic. Por su parte, el técnico español será mejor recibido en Stamford Bridge el próximo año. Ya lleva cuatro triunfos seguidos tras la debacle de Japón y es tercero en la liga, a cuatro puntos del City con un partido menos. Everton se queda con 33 puntos, sexto. La Champions se antoja un poco más difícil que hace 48 horas.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información