Una odisea en Spotland
Calefacciones para iglesias, un terreno de juego en condiciones inmaculadas y una quinta ronda de copa. No se trata de un acertijo, sino tres de las características clave del Rochdale AFC, el rival del Tottenham Hotspur en la próxima ronda de la FA Cup.

Las primeras veces son siempre únicas. El primer día de escuela y tu enfado al ver que tu padre te dejaba desamparada con un grupo de extraños que no paraban de llorar, el primer viaje en avión, cuando pensabas que las turbulencias eran lo más parecido a una atracción de Port Aventura o tu primera vez en un estadio de fútbol, cuando las luces y la muchedumbre te conducían a sus puertas. Sean buenas, anecdóticas o dignas de borrar de nuestra memoria, las primeras veces marcan un antes y un después. En este caso, será el Rochdale AFC, un humilde club de Greater Manchester, el que vivirá por primera vez en su historia una quinta ronda de FA Cup. Tras su victoria por la mínima al Millwall en el replay de la 4ª ronda, los jugadores de Keith Hill ultiman los preparativos para dar la sorpresa el domingo en Spotland.

Creado en 1907, el Rochdale es ahora el jugador subestimado de la FA Cup. Es el equipo en la historia del fútbol inglés que más tiempo ha permanecido en la categoría más baja de la Football League, la League Two: unas 36 temporadas consecutivas, de 1974 a 2010, razón por la que la categoría pasó a llamarse la ‘Rochdale Division’. El club solo ha obtenido tres ascensos -1969, 2010 y 2014-  y tres descensos -1959, 1974, 2012- en toda su trayectoria, convirtiéndose así en uno de los grandes inamovibles del fútbol inglés. El Rochdale ha sido también el único equipo en la historia de la League Two en llegar a una final de una competición doméstica importante, la Copa de la Liga de 1962 que perdió frente al Norwich City.


«No necesitas ser un científico cuántico para darte cuenta de que no es Wembley»

El club dará otra vez la bienvenida a dos de las estrellas de este Tottenham, que ya pusieron pie en el estadio del Rochdale cuando jugaban con equipos de ligas inferiores. La primera vez que Harry Kane jugó en Spotland se encontraba cedido en el Leyton Orient, y en el caso de Dele Alli, pasó por allí cuando formaba parte de las filas del MK Dons. Pero por aquel entonces, el terreno de juego no era algo que preocupara al rival. El estadio de The Dale ha generado una polémica digna de un Sálvame Deluxe. Mauricio Pochettino expresó en una rueda de prensa, después de su victoria frente al Newport County, que Spotland no era un terreno de juego apropiado y que, además, suponía un riesgo absoluto para los jugadores.

El terreno de juego, que deja en gran lugar al del Newport, Rodney Parade, tiene agujeros de gran dimensión y más tierra que césped. Si a eso le añadimos la climatología, que ha jugado en su contra, nos encontramos ante un rectángulo embarrado en vez de con un campo de fútbol. Sin embargo, el Rochdale quiere evitar que el partido se cancele y se ha puesto a trabajar. El club ha invertido unas 500 000 libras en mejorar el estado del terreno de juego, en el que el Rochdale lleva sin jugar desde el 9 de enero debido a las malas condiciones meteorológicas. El club está instalando un nueva capa de césped que cubrirán con una capa de plástico que bombeará aire caliente para su correcto mantenimiento. Sin embargo, el tiempo corre en su contra y todo debe estar preparado para el partido del domingo.

Spotland, donde la arena y el barro superan al césped (Getty Images Europe).
El Rochdale tiene el tiempo justo para instalar una nueva superficie en Spotland (Dave Pinegar/The Sun).

Ian Henderson, el jugador que anotó el gol que metió al Rochdale por primera vez en toda su historia en la quinta ronda de la copa, tuvo un par de declaraciones para avisar a los jugadores que osen llegar a Spotland esperando recibir algún tipo de favor. «Tienes que ser increíblemente valiente como futbolista para querer ir a por el balón, para seguir querer corriendo y trabajando tan duro. Independientemente de la superficie, es necesario un elemento de habilidad técnica para pasar el balón. No necesitas ser un científico cuántico para darte cuenta de que no es Wembley. No lo es».

Ian Henderson momentos antes de que su remate subiera al marcador frente al Millwall (Nathan Stirk/Getty Images).

En el caso de que el calor instalado en Spotland no sea suficiente para mejorar las condiciones del terreno de juego, siempre pueden pedir ayuda a su presidente, Chris Dunphy, que no solo destaca en las artes empresariales, sino que también se encarga de calentar las iglesias de toda Inglaterra. Y con calentar no me refiero a perjurar la religión evangelista, sino que instala calefacciones benditas. Dunphy fue nombrado directivo del Rochdale en 1980, pero dos años más tarde tuvo que mudarse de la zona. En 1990 volvió y se unió como parte de la junta del Rochdale, y en 2006 se convirtió en el presidente con el objetivo de hacer progresar al club. Dunphy es ya el dirigente más exitoso de los Dales: han jugado dos play-offs, uno de los cuales ganaron en 2014 y que les permitió ascender a League One, han llegado lejos en FA Cup y ha vendido a jugadores como Rickie Lambert, ahora retirado pero que fue internacional con Inglaterra.

Otro elemento clave del Rochdale, y con el que se encontrarán los jugadores de Pochettino, es la ferocidad de su aficionado medio. El Millwall vivió una situación un tanto hostil en Spotland, ya que la afición de The Dale invadió el estadio tras el pitido final. Neil Harris, técnico de los Lions, declaró que tanto su equipo técnico como su plantilla sufrió abusos en su partido de la cuarta ronda de la FA Cup. Grave tendría que ser la situación para que el Millwall lo haya considerado como agresivo.

Spotland será un duro examen para los jugadores de Mauricio Pochettino, que ya tuvieron complicaciones para empatar frente a un Newport County que lo dio todo en Rodney Parade. Los Spurs tuvieron que recurrir a la suerte para forzar el replay en Wembley, que sí ganaron con facilidad. Sin embargo, el Rochdale no tiene nada que perder, lo dará todo y no regalará nada. En las vitrinas del club no abundan los trofeos, su once no será estelar, pero sí contarán con un elemento esencial para el triunfo: la motivación y pasión necesarias para conseguir algo más grande que ellos mismos. 

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información