Wenger y Vardy, premiados del mes de octubre

Los premios a mejor entrenador y jugador del mes fueron entregados al entrenador del Arsenal y al delantero de moda en Inglaterra, respectivamente. Tanto el entrenador alsaciano como el jugador inglés han sido partícipes y directamente responsables del buen trabajo de sus equipos hasta la fecha.

Mejor entrenador y mejor jugador del mes de octubre
La Premier League ha otorgado los reconocimientos para los protagonistas del mes de octubre. Arsène Wenger ha cosechado el premio al mejor entrenador gracias a las cuatro victorias del Arsenal en otros tantos partidos mientras que Jamie Vardy suma nueve partidos consecutivos marcando en liga.
Wenger ha conseguido hacer del Arsenal un firme candidato a ganar la Premier League. El francés ha dotado de un desconocido pragmatismo a sus jugadores para hacerle frente a la dificultad de partidos en los que, por lo general, el Arsenal pecaba de falta de jerarquía, inexperiencia, ingenuidad o todo junto. La versión actual del Arsenal es capaz de soportar la presión de ponerse al frente y cerrar los partidos, como sucedió ante el Everton en casa.
Los Gunners vencieron sus cuatro partidos de Premier de octubre, partidos con marcadores cómodos. Tuvo un primer tiempo apabullante ante el Manchester United, donde le fue suficiente para ganar 3-0 en el Emirates; visitó al Watford, que hacía las veces del equipo con menos goles encajados (8), y también ganó 0-3; salió vencedor de local ante el Everton por 2-1, en un partido muy disputado por ambos bandos, y puso la cereza en el pastel con otro 0-3 en el marcador, esta vez en el Liberty Stadium, visitando al Swansea.
El principal mérito radica en dos aspectos en los que el Arsenal solía reprobar: primero, obtener buenos resultados ante sus rivales directos; segundo, ganar puntos ante rivales que, a ciencia cierta, le han complicado la existencia al Arsenal, siendo el caso de Everton y Swansea, que durante los últimos años han hecho vivir un calvario al equipo de Highbury & Islington.
A Jamie Vardy no se le moja la pólvora: el Leicester City parece haber encontrado la fórmula perfecta para acertar en buenos resultados y mantener una forma envidiable, lo que le ha valido mantenerse en la tabla a base de solidez y trabajo duro. Claudio Ranieri dio con el equipo indicado para no solo dar aire de permanencia a los Foxes, sino que también les está brindando el privilegio de poder luchar por una plaza en competencias europeas. Y parte de la clave de todo eso radica en el enrachado Jamie Vardy.

El conjunto de Leicestershire no tuvo fechas fáciles en este mes. Primero debía enfrentar a dos equipos que conocían a la perfección a los Foxes, equipos que dieron pelea cuando estuvieron en la Championship, Norwich y Crystal Palace. Además de enfrentar a un mejorado Southampton y al West Bromwich Albion de Tony Pulis, siendo los Baggies siempre un hueso duro de roer.
Los Foxes vencieron al Norwich City en Carrow Road 1-2, anotando Vardy de penalti; remaron contracorriente visitando al Southampton en St. Mary’s, empatando 2-2 con doblete del hombre de moda, incluyendo gol agónico al último minuto. También doblegó al Palace en un partido difícil por 1-0 con gol una vez más de Vardy. Y fueron a visitar al Albion en The Hawthorns donde la temporada pasada el Leicester, en un partido agónico ganó 2-3 en la lucha por la permanencia. Vardy anotó el gol de la victoria luego de ir 2-0 abajo. Todo ello, sumado a que decidieron emular aquella proeza con las mismas características, perdiendo por dos goles, remontando y sellando el nueve de los Foxes la victoria.
Tres victorias y un empate para el Leicester, cinco goles en cuatro partidos para Jamie Vardy. Números sin duda fructíferos para un jugador que hace no tanto estaba jugando en sexta división. Su racha goleadora no solo le ha valido al Leicester ponerse en tercer lugar de la tabla, sino que le ha dado además la cómoda posición de ser el goleador del campeonato con doce goles, cinco goles más que su perseguidor, compañero y asistente Riyad Mahrez (junto a Odion Ighalo, del Watford, y Romelu Lukaku, del Everton).
Se vienen tiempos difíciles, porque noviembre anticipa lo dura que se vuelve la contienda de cara a Navidad, siendo fundamental tener una racha positiva para así salir victorioso de la avalancha de fechas que se avecinan. Veremos si Wenger es capaz de inyectar la dosis de regularidad al Arsenal para que se mantenga en la lucha por el campeonato a pesar de las lesiones y si el goleador inglés sigue teniendo una exquisita relación con la red que ayude al Leicester a tocar con las manos el sueño de ir a competir en Europa.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información