West Ham sucumbe ante el terremoto Baggie
Brillante victoria la cosechada por el West Bromwich Albion, que se sirvió de unos fantásticos primeros cuarenta y cinco minutos para atropellar a un West Ham que no arranca.

4 – WEST BROMWICH ALBION: Foster; Dawson, McAuley, Evans, Galloway (Nyom, 69); Fletcher, Yacob, Phillips, Chadli (Morrison, 75), McClean; Rondón (Robson-Kanu, 87).

2 – WEST HAM: Adrián; Masuaku (Fletcher, 77), Ogbonna, Collins, Nordtveit; Kouyaté, Noble (Feghouli, 46), Payet, Lanzini, Antonio; Zaza (Calleri, 46).

GOLES: 1-0, m.8: Chadli (p.). 2-0, m.37: Rondón. 3-0, m.44: McClean. 4-0, m.56: Chadli. 4-1, m.61: Antonio. 4-2, m.64: Lanzini (p.).

Tony Pulis le saca partido a su equipo. Es una máxima que siempre se cumple y que en el día de hoy fue más cierto que nunca, ya que consiguió que los suyos potenciaran sus puntos fuertes y sacaran petróleo de las muchas debilidades que está mostrando la escuadra de Slaven Bilic, que parece una sombra del equipo que maravilló al mundo hace unos meses.

Muy pronto se le puso el partido de cara a los locales, cuando Arthur Masuaku cometió un penalti de lo más estúpido al golpear la pelota con la mano. Nacer Chadli se encargó de convertirlo, engañando a Adrián San Miguel.

Espabiló el West Ham tras el gol, pero la falta de ocasiones claras era preocupante para los de Bilic, que amasaban el balón siendo romos en ataque. El West Brom decidió atrincherarse viendo la falta de ideas de los Hammers.

La primera oportunidad clara para los capitalinos llegó de la mano de Manuel Lanzini en el minuto treinta y cuatro. El argentino cazó un balón suelto en la frontal, pero su disparo se marchó muy cruzado. Un minuto después, Michail Antonio estrelló un mano a mano contra Ben Foster, haciendo tambalearse a la defensa del West Brom que, hasta entonces, no había mostrado fisuras.

Pero cuando peor estaban los de Pulis, una recuperación de Chadli en el área contraria habilitó a un Salomón Rondón que marcó un gran gol a la media vuelta para duplicar su ventaja. Y las cosas empeorarían para el West Ham, que veían como a la salida de un córner James McClean cazaba un balón suelto para poner el 3-0 en el luminoso al borde del descanso.

Muy activo se mostró el West Ham tras la reanudación, pero la fragilidad defensiva era una rémora demasiado pesada para competir y, en la primera contra que pudo cazar el West Brom, Rondón habilitó a Chadli tras una gran galopada en solitario para anotar el cuarto a placer. La suerte no estaba del lado de los Hammers ya que, poco después del gol, Dimitri Payet estrelló una falta contra el poste. Pese a todo, el arreón de casta de los Hammers en el ecuador de la segunda mitad permitió a los Claret & Blue recortar distancias merced a un testarazo de Antonio.

Solo tres minutos después del gol del potente extremo, Brendan Galloway derribó a Dimitri Payet en una internada en el área y Mark Clattemburg no dudó en señalar penalti, que transformaría Lanzini para acercarse en el marcador. Payet era el motor de un West Ham que no daba respiro a los moradores de The Hawthorns.

La intensidad de los del este de Londres decaía conforme pasaban los minutos. Pese a ello, una buena acción de Antonio sirvió para que James Collins rematara de primeras en posición de ariete, pero el tanque se vio frustrado por un buen Foster. Fue la última oportunidad para un West Ham lastrado por sus propias debilidades y que se instala en el furgón de cola. Por su parte, el West Brom suma siete puntos y se acerca a Europa.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información