Luis Fando

Previa 2017-18: Southampton

Tras la breve etapa de Claude Puel, el Southampton ha apostado por un técnico debutante en la Premier League. Mauricio Pellegrino tratará de replicar el éxito que cosechó su compatriota y tocayo Mauricio Pochettino en la costa sur.

St. Mary’s nos ha acostumbrado a ser uno de los epicentros del futbol más atractivo de Inglaterra. El Southampton no se ha caracterizado solo por ser un equipo vendedor, su principal valor ha sido saber reestructurar con éxito diferentes plantillas bajo un mismo orden y equilibrio. Una entidad donde la ambición se masca desde sus exitosos muchachos formados en la academia hasta aquellos jugadores que vieron en los Saints la oportunidad perfecta para crecer. En la temporada 2017-18, el Southampton buscará retornar a sus orígenes con sangre argentina desde el banquillo.

Muchos analistas explicaron que el auge del Southampton tiene un arquitecto principal. El modelo Mauricio Pochettino marcó unas pautas ideológicas de trabajo desde la base, potenciando jóvenes talentos. Su modelo de trabajo familiar donde el trato con sus jugadores era primordial, de gran empatía. Siempre pendiente de sus sentimientos, de aquellas circunstancias deportivas que les pudieran atormentar o preocupar. No solo con sus jugadores, para el técnico argentino no han existido las clases, todos los empleados del club son igual de importantes, sin distinción en función de repercusión o salarios.

El sucesor de Pochettino, Ronald Koeman, empleó un estilo de juego más visual pero los ideales siguieron siendo los mismos. Quizás, aquella continuidad se estancó con Claude Puel en la temporada donde iban a disfrutar, por primera vez en su historia, de la Europa League. El técnico francés comenzó con una puesta de juego asociativo, con eficacia y una identidad que parecía recordar al clásico Southampton. Pero la eliminación en contienda europea y la losa de perder la final de la Copa de la Liga contra el Manchester United -la única vía que tenían los Saints para lograr una plaza para Europa- en febrero lo frenó todo. La falta de objetivos pasado ecuador de la temporada supuso un ligero desgaste para el club, con tramos de mal juego, dudas y falta de ambición. Estas sensaciones fueron definitivas para tomar la decisión de destituir a Puel, toda una apuesta que no salió como se esperó.

Mauricio Pochettino y Mauricio Pellegrino no solo comparten similitud en su nombre, lo hacen en su forma de ver el fútbol. Ambos pertenecen a la misma quinta (Pellegrino nació en octubre de 1971 y Pochettino en marzo de 1972, así que se llevan menos de medio año) y convivieron en las categorías inferiores de la selección albiceleste. Pero sus puntos de contacto no acaban ahí. Ambos jugaron a las órdenes de Marcelo Bielsa (Pellegrino en Vélez y Pochettino en Newell’s, Espanyol y selección argentina) y los dos pasaron por Barcelona durante sus años como jugadores (Pellegrino en el Barça y Pochettino en el Espanyol).

Unidos por los orígenes, por esa infancia de suelo de grava y porterías pintadas de forma rudimentaria en la pared de una casa. Han mamado el futbol desde que tienen uso de razón y saben lo que supone este deporte ya que han vivido este deporte desde todos los prismas posibles. Pellegrino expresó hace poco en Sky Sports que el balompié “no solo es una profesión, es una forma de vida”, una frase vital para entender la ideología de trabajo, esfuerzo y perseverancia que impera en Southampton.


soton_xi


En el Deportivo Alavés vimos un equipo de autor, con la firma de Mauricio en la esquina inferior derecha de la obra. Se reconocía el juego de un técnico que buscaba ocupar espacios cuando perdían el balón y exigía en todo momento el orden del equipo. Tenía varios planes en función del rival, pero siempre manteniendo esa elegancia a la hora de ubicarse. Llevando su exitosa defensa posicional hasta la primera final de Copa del Rey del Alavés. Un equipo fresco, batallador y agradable de ver. Justo lo que esperan ver en St. Mary’s la próxima campaña.

No ha sido un verano tranquilo en la costa sur. Pellegrino tendrá complicado poder contar con Virgil van Dijk, el holandés pidió el transfer request y su venta se asume como un hecho más que seguro. El mejor central de la Premier League -con el permiso de los centrales del Chelsea- tiene esa jerarquía en el centro de la zaga que tanto gusta al preparador argentino. Salvando las diferencias, un perfil semejante a lo que fue Víctor Laguardia en aquel Alavés. A la espera de refuerzos para la defensa, el Soton cuenta con la experiencia de Maya Yoshida, la frescura de Jack Stephens o la novedad de Jan Bednarek, un central polaco procedente del Lech Poznan que llevaba varios meses siendo objeto de informes del cuerpo técnico.

La salida más llamativa ha sido la de Jay Rodríguez: el nacido en Burnley se marcha al West Bromwich Albion por una cantidad cercana a los 13 millones de libras. El ataque estará integrado por dos piezas de alto nivel goleador: Charlie Austin regresa tras sufrir una grave lesión que lo apartó de los terrenos de juego cuando estaba a su mejor nivel; el ‘Lamborghini’ -así apodan los fans a Manolo Gabbiadini- asombró a toda la Premier tras llegar en el mercado invernal. Una dupla que Pellegrino ha utilizado también en un esquema de 4-2-3-1 con el ariete italiano en punta y Austin algo más rezagado. La otra variante del argentina pasa por el 4-3-3 que utilizó en el último amistoso de pretemoporada ante el Sevilla (que finalizó con victoria por 2-0), que le permite dar entrada a otro jugador en la medular a costa de Austin.

El centro del campo estará guiado bajo la tutela de Oriol Romeu. El metrónomo del equipo, aquella pieza que oxigena el juego colectivo y permitía a los atacantes desenvolverse con mayor libertad. La figura de Romeu es esencial en esa labor de contención y distribución. Otro que está llamado a tener un peso importante es Nathan Redmond, que año pasado tuvo un buen tramo inicial pero su nivel no alcanzó la regularidad deseada. Mientras tanto, Sofiane Boufal naufragó entre pequeñas lesiones y una aportación que no se correspondió al fichaje más caro de la historia del Southampton. Esta temporada será crucial para él.

El sueño más profundo del club Saint siempre ha sido el clasificarse para Champions League con el núcleo grueso del equipo elaborado de la academia. Una fantasía cada vez más complicada por la alta competencia dentro de los seis primeros equipos de la liga inglesa. El Southampton buscará seguir creciendo desde la base, poblando el equipo con chicos como James Ward-Prowse, Jack Stephens, Matt Targett, Josh Sims o Sam McQueen. Una anomalía en una liga poblada por jugadores procedentes de todos los rincones del planeta.


a2fb_southampton


Sobre el autor

Luis Fando