Alvaro Oleart

10 reflexiones tras el fin de semana

Tras ser castigado frente al Bayern de Múnich, Olivier Giroud sacó lo mejor de sí mismo frente al Sunderland. Una pena que el castigo a Giroud supusiera un castigo para todo su equipo. El Liverpool sigue a lo suyo: marcando goles y recibiendo otros tantos. El Manchester United vuelve a ganar un partido de fútbol, pero sigue necesitando una renovación profunda.

 

Malky Mackay te envía saludos, Vincent Tan.

— La media inglesa (@LaMediaInglesa) febrero 22, 2014

 
1.- Arsène Wenger, el francotirador masoquista (I)
 
Olivier Giroud, un hombre casado, se llevó a su habitación del hotel de concentración a una modelo (que evidentemente no era su esposa) el día antes del partido entre Arsenal y Crystal Palace. Muy lista ella, hizo fotos de Giroud en ropa interior. Estas fotos llegaron a la prensa, imagino a cambio de una compensación económica cuantiosa para la modelo. Surgido el escándalo, Giroud ha pedido disculpas a través de Twitter «a mi mujer, familia y amigos, a mi entrenador y compañeros, y a los aficionados del Arsenal. Ahora tengo que luchar por mi familia y por mi club para obtener el perdón. Nada más importa en estos momentos». Estos son los hechos.
 
La hipocresía del asunto es buen reflejo de la sociedad actual. ¿De verdad hace falta pedir perdón a los «amigos, entrenador, compañeros y aficionados del Arsenal»? ¿En una red social pública? Sí, ha infringido las normas internas al traer a personas a la habitación del hotel de concentración. Pero vamos, nada que Ronaldinho, Ronaldo y otros miles (o más bien millones) de futbolistas no hayan hecho. ¿Es «peor» por el hecho de que estaba casado? Si hay alguien a quien pedir perdón, es a su mujer. Y no creo que a ella le haga mucha gracia que Giroud lo haya hecho a través de una red social. Pero vamos, que no es asunto mío (ni tuyo, lector). 
 
Los futbolistas son personas. No son dioses. El hecho de que haya empresas que utilicen la buena reputación de futbolistas para hacer propaganda no cambia el hecho de que es únicamente una imagen. Recordemos que en 2014 a los futbolistas (y a los famosos en general) los conocemos como productos propagandísticos, no como personas. ¿Era Tiger Woods peor jugador de golf por acostarse con prostitutas? No. ¿Por qué entonces hubo patrocinadores que le abandonaron? Lo mismo con Giroud. ¿Es el francés peor jugador por acostarse con otras mujeres estando casado? No. ¿Por qué entonces Wenger no le dio la titularidad en Champions? ¿Castigo por saltarse las normas? Sí, infringió las reglas. Pero no dando la titularidad a Giroud, Wenger se ha castigado a sí mismo y al Arsenal en general. Se pegó un tiro en el pie a sí mismo sentando a Giroud en el banquillo.
 
2.- Wenger, el francotirador masoquista (II)
 
Giroud no es Romario. Ni lo será. Nunca. Pero es el mejor delantero que tiene el Arsenal. De largo. Wenger es un entrenador fantástico. Pero como director deportivo y psicólogo, pues más o menos. En el partido más importante de toda la temporada, Wenger creyó oportuno dar la primera titularidad con el Arsenal en Champions a Yaya Sanogo, que ni siquiera ha sido titular en Premier todavía. Este chaval francés de 21 años tiene buena pinta, pero no parece preparado para competir contra el Bayern de Múnich, probablemente el mejor equipo de Europa ahora mismo. Para más inri, Giroud hubiera sido el jugador ideal para un partido contra los bávaros. Con un 73% de la posesión total y 791 pases alemanes por 160 Gunners, un delantero corpulento que aguantara el balón de espaldas en la zona atacante era exactamente lo que el Arsenal necesitaba. Parece que Özil ha sido el «culpable» de la derrota frente al Bayern por su penalti fallado, pero el Arsenal había perdido antes de empezar. Con Giroud, los londinenses lo tenían complicado. Sin él, imposible. Lo único positivo de la suplencia de Giroud frente al Bayern de Munich es que llegó fresco para enfrentarse al Sunderland. Por si había alguna duda de si el tanque francés estaba preparado mentalmente para jugar en Champions, frente al Sunderland marcó dos goles, dio una asistencia y fue el mejor del partido con diferencia. Y eso que llevaba cinco partidos en Premier sin marcar.  
 
3.- Wenger, el francotirador masoquista (III)
 
Jack Wilshere y Mikel Arteta son dos jugadores que no están sobrevalorados. Están sobrevaloradísimos. Para el doble pivote, donde esté un Flamini, un Makelele o un Gattuso,  que se quiten ambos. Y donde esté Oxlade-Chamberlain, también. Pocos habrían dado a The Ox la oportunidad de jugar como medio centro, pues su perfil es evidentemente de jugador de banda. Wenger hizo lo más difícil. Le dio una oportunidad y el joven inglés se salió de la pantalla contra el Crystal Palace, anotando los únicos dos goles del partido. Sin embargo, inexplicablemente, nunca más ha vuelto a pisar el terreno monopolizado por Wilshere, Arteta y Flamini. Frente al Bayern de Múnich, jugaron en el doble pivote Flamini y Wilshere. Contra el Sunderland, volvió la pareja Wilshere-Arteta. Esperemos que el entrenador Gunner se dé cuenta pronto de la diferencia que supone jugar con The Ox y Flamini, y dejar a Wilshere en el banquillo o en su mejor posición, detrás del delantero. Al Sunderland le pueden meter cuatro con Wilshere-Arteta, pero el Bayern de Múnich es otra cosa. 
 
4.- El Liverpool es candidato al título. A pesar de su defensa.
 
Los Reds son el equipo que más goles ha anotado en Premier esta temporada. Luis Suárez es el máximo goleador de la liga (23 goles) y el máximo asistente (9). Daniel Sturridge lleva 18 goles en 19 partidos de liga, además de ver puerta en los últimos 8 partidos que ha jugado, un récord sólo superado por Van Nistelrooy. Henderson y Sterling han subido su nivel de tal forma con respecto al año pasado que son favoritos para entrar en la lista de Roy Hodgson para Brasil 2014. 
 
Todo parece de color rosa para los de Brendan Rodgers. Hasta que uno se fija en la defensa. Aly Cissokho. Kolo Touré. Daniel Agger. Martin Skrtel. Glen Johnson. Jon Flanagan. Los dos primeros no juegan al fútbol, como mucho al fatbol. Los demás sí juegan a fútbol, pero no demasiado bien esta temporada. El Liverpool está a tan sólo cuatro puntos del líder de la Premier League. Los Reds son candidatos a la Premier League. Ahora, con la defensa que tienen no les va a ser fácil.
 
5.- El United, un equipo de fútbol sala
 
¡Qué lástima para el Manchester United que la Premier League no sea fútbol sala! O vamos, que se juegue con cinco jugadores. Michael Carrick completó 135 pases frente al Crystal Palace, más que ningún otro jugador en un partido de Premier esta temporada. Wayne Rooney es el segundo jugador (tras Frank Lampard) en anotar 10 goles o más en 10 temporadas consecutivas en la Premier League. Robin van Persie ha marcado 4 goles en sus últimos 5 partidos de liga. De Juan Mata y David de Gea no hacen falta muchos datos para demostrar su valía, simplemente son excelentes jugadores. Si los Red Devils sólo necesitaran a cinco jugadores para competir, probablemente ganarían la liga. Pero con 11, la cosa ya se complica mucho. Ferdinand, Vidic, Smalling, Young, Giggs, Fletcher y Evans simplemente ya no dan el nivel. Evra está en el límite. Fellaini (al que los aficionados del Crystal Palace dedicaron un divertido «¿Quién es el tipo de la peluca?») no se sabe, pues prácticamente no se le ha visto. Los de Moyes ganaron con relativa facilidad al Crystal Palace, pero la Champions todavía está a 11 puntos y la renovación total de la plantilla es una condición sine qua non para volver a competir con los mejores.
 
6.- Allardyce: ¿Andy Carroll? ¿Quién es ése?
 
El West Ham está bien cerca de certificar la permanencia. Ahora, no será gracias a su delantero «estrella». Por el momento, el West Ham ha pagado 7.5 millones de libras por partido jugado a Andy Carroll. Parece un poco excesivo, incluso para alguien de la calidad del delantero inglés. Salir expulsado en el segundo partido que jugó esta temporada no es algo que esté al alcance de todos. Sea como fuere, sancionado con tres partidos, el West Ham parecía tener un grave problema al tener que recuperar a Carlton Cole como único delantero disponible. Sin embargo, los Hammers han ganado los últimos 4 partidos ligueros, los tres últimos sin el sancionado Carroll. Con Carlton Cole en el campo y Nolan (que lleva 6 goles y 3 asistencias en sus últimos 7 partidos) marcando goles de chilena, ¿quién necesita a Carroll?
 
7.- Steve Bruce, premio al mejor entrenador 
 
Si hubiera que elegir ahora mismo al mejor técnico de la temporada, votaría por Steve Bruce (aunque con estrecho margen respecto a Rodgers, Pochettino y Martínez). Sin ser particular aficionado de sus tácticas y métodos de vieja escuela, no puede pasar inadvertido el gran trabajo que ha hecho en el Hull City. Tras ascenderlo por la vía directa la temporada pasada, en ésta se está confirmando como un excelente técnico y manager. Sus fichajes están funcionando a la perfección: Shane Long, Nikica Jelavic, Huddlestone, Livermore, el reconvertido lateral derecho Elmohamady… Hasta su hijo Alex está rindiendo a buen nivel. Sus descartes también están funcionando de maravilla, como lo demuestra la gran mejora del equipo tras la marcha de Danny Graham al pobre Middlesbrough de Karanka. El Hull City, club de escasos recursos y ambiciones, ocupa la undécima plaza, aventaja en 6 puntos al equipo que marca la el descenso, ha endosado goleadas a rivales directos como Cardiff (0-4) o Fulham (6-0), y más que probablemente uno de sus jugadores viajará con Inglaterra a Brasil este verano, el fantástico Tom Huddlestone. De e-mails, ni idea. Pero de fútbol, un rato. Good job, Steve. 
 
8.- Mourinho-Martínez: los entrenadores que olvidaron los delanteros
 
El partido entre el líder de la Premier League y el sexto clasificado es a priori un partido espectacular. Roberto Martínez y José Mourinho son además dos de los técnicos con más cartel del momento. Lo único preocupante del encuentro eran las delanteras: el Chelsea empezó con Eto’o como único delantero con Torres de recambio, y el Everton directamente sin delantero, con Naismith como falso nueve. Esta situación no es casualidad, pues ninguno de los dos equipos reforzó la posición de delantero en el mercado de invierno. ¿El resultado? Un único gol, anotado por John Terry, un central. Ambos equipos, con objetivos bien distintos (uno ganar la Premier y el otro entrar en Champions), sufrirán para marcar goles. Los Blues son un equipo rocoso y eficaz como pocos, pero al que le falta un goleador (Eto’o y Torres tienen los mejores años de sus carreras a sus espaldas). Los Toffees son un equipo donde el balón fluye de maravilla, pero que sin Lukaku amenazan poco la portería rival. La delantera será el gran obstáculo para que ambos equipos logren sus respectivos objetivos.
 
9.- Atacar es importante, pero no nos olvidemos de defender
 
El sábado vimos un auténtico recital dramático-defensivo. De entrada, Tim Howard (que por cierto hizo un gran partido), más lento que una tortuga, permitió que John Terry marcara a placer el único gol del Chelsea-Everton. Los dos goles de Giroud llegaron tras dos fantásticas asistencias de defensas del Sunderland. Y el gol de Koscielny, que llegó tras un error de marcaje flagrante en un córner, es ya el décimo que encajan los de Poyet tras un saque de esquina rival. Nadie en la Premier ha recibido tantos goles provenientes de un saque de esquina. El Cardiff… ¿qué decir del Cardiff? Cuando un equipo de Steve Bruce te marca 4 goles, algo en tu defensa no va bien. Asimismo, el penalti de Chamakh a Evra en el Palace-United es de los más absurdos e innecesarios que hemos visto esta temporada. Y ya, para rematar, el grave error de Stekelenburg que le costó dos puntos al nuevo Fulham de Felix Magath. Pobre Stekelenburg, va a tener un castigo a base de maratones con balones medicinales que le va a dejar fino.
 
Estos errores acabarán por salir carísimos a los equipos que los cometen. El Everton ya tiene la Champions a 11 puntos. Sunderland, Cardiff, Crystal Palace y Fulham son equipos que lo pasarán mal para lograr la permanencia. Los delanteros dan muchos puntos, pero los defensas quitan otros tantos. Además, la base de un buen ataque es una buena defensa. Los equipos citados ya se pueden espabilar si no quieren jugar en Championship la próxima temporada. 
 
10.- Adiós, Vincent! (no, no me cansaré de repetir esta frase)
 
El Cardiff ha cosechado un récord: se convirtió en un equipo de Championship cuando ni siquiera se encontraba en posición de descenso. Cuando el fatídico 27 de diciembre Vincent Tan decidió echar a Malky Mackay, los galeses firmaron su descenso. Y lo que es peor aún, antes tenían un técnico con experiencia en las ligas inferiores británicas, ahora no. Por si fuera poco, el Hull City (sí, el Hull City) les metió 4. No debe extrañar a muchos, pues la alineación juntaba a Fabio da Silva y Andrew Taylor, dos laterales que crean más goles rivales que propios. Además, inexplicablemente el jugador con más clase del equipo, Peter Whittingham, no se levantó del banquillo. Lo único positivo de esta situación es que la temporada que viene no tendremos que ver a Vincent Tan en la Premier League. 
 

Sobre el autor

Alvaro Oleart