Ilie Oleart

10 reflexiones tras la jornada intersemanal

Arranca la maratón de partidos en la Premier League que nos conducirá hasta 2015. La jornada intersemanal nos ofreció algunas certezas: el Tottenham no volverá a ganar jamás en Stamford Bridge, los delanteros del Liverpool están a la altura de su portero y la vía más factible hacia la Champions para el Everton es la Europa League.

 

Los delanteros de los Spurs: – Uno solo marca de penalti – Otro admite que le gusta Justin Bieber – Al 3º le hace brujería su madre

— La media inglesa (@LaMediaInglesa) diciembre 3, 2014

 
1. Pearson, en pole position…
El Leicester se convirtió en una de las sorpresas positivas de las primeras jornadas de la Premier League tras sumar 8 de los primeros 15 puntos, incluyendo tres frente al Manchester United en una espectacular victoria por 5-3. Desde aquel partido, los Foxes han sumado dos puntos de 27 posibles, una racha nefasta que les ha conducido hasta el último lugar. El puesto de Nigel Pearson pende de un hilo y él se ha hecho un flaco favor criticando el apoyo de los aficionados ante el Liverpool: “Le repliqué a un idiota en las gradas… si no le gusta lo que ve, que no se moleste en venir”. El domingo, el Leicester visita al Aston Villa. Si cosecha una nueva derrota, tal vez Pearson se convierta en el primer técnico despedido de la temporada en la Premier League.
 
2. …pero atentos a Alan Irvine
El nombramiento del escocés Alan Irvine como técnico del West Brom fue recibido con una mezcla de estupor e indiferencia por los aficionados del club, principalmente debido a su falta de experiencia al máximo nivel. Irvine fue asistente de David Moyes en el Preston North End y luego en el Everton antes de convertirse en primer entrenador. Como tal ejerció en el Preston y en el Sheffield Wednesday para luego pasar a la academia del Everton, donde permaneció tres años hasta que el West Brom le ofreció la oportunidad de su vida. Los Baggies han mantenido una línea regular durante los primeros meses gracias principalmente a la racha goleadora de Saido Berahino pero suman cuatro derrotas consecutivas. Los próximos tres partidos les enfrentarán a rivales directos (Hull, Villa, QPR). Si el club se halla en descenso tras esos encuentros, Irvine tendrá todo el tiempo del mundo para disfrutar de su familia durante las fiestas navideñas.
 
3. La inesperada recuperación del Burnley
Pocos confiaban en que el Burnley abandonaría los puestos de descenso a lo largo de la temporada y les daban por condenados. Pero el equipo de Sean Dyche está camino de protagonizar la gran escapada. El equipo no fue capaz de cosechar ni una sola victoria en las primeras diez jornadas y sumó solo 4 puntos de los 30 posibles. En estas últimas 4 jornadas, los de Dyche han cosechado 8 puntos de 12 posibles. La aportación del joven delantero inglés Danny Ings ha resultado crucial: sus dos goles supusieron la victoria del Burnley en Stoke, su gol ante el Villa permitió a los de Dyche sumar un punto y esta semana dio la asistencia que permitió a Boyd adelantar a su equipo ante el Newcastle.
 
4. Parish acabará lamentando no haber retenido a Pulis
Cuando días antes de arrancar la temporada, Tony Pulis dejó su cargo como técnico del Crystal Palace, el dueño Steve Parish apostó por el veterano Neil Warnock para sustituirle. Pasar del mejor técnico de la temporada pasada a un señor que ya había anunciado su retirada del fútbol a los 66 años no anticipaba muchas noches de gloria en Selhurst Park. Tras un arranque titubeante, el equipo londinense ha caído en picado. Una victoria en los últimos ocho partidos han conducido al Palace a codearse con el descenso. La sequía de sus tres delanteros (Dwight Gayle, Marouane Chamakh y Frazier Campbell) es un pesado lastre que deberá corregirse en enero. Aunque para entonces tal vez ya no sea Warnock el encargado de tomar las decisiones.
 
5. El plan B del West Ham
De la mano de los recién llegados Diafra Sakho, Enner Valencia y Alex Song, el West Ham de Sam Allardyce ha transformado su juego esta temporada. El fútbol del siglo XIX (Mourinho díxit) ha cedido su lugar a un estilo asociativo y más ofensivo. Sin embargo, con las ausencias de los tres mencionados y del indispensable Mark Noble, brújula del equipo, Allardyce regresó al viejo estilo de músculo, pelotazo y colas de caballo: Andy Carroll lideró el ataque de un equipo que se llevó los tres puntos de The Hawthorns tras renunciar al balón en la segunda mitad (28% de posesión). La capacidad de Allardyce para adaptarse a los jugadores disponibles mantiene a los Hammers a un punto de la Champions League. Aunque por el bien del fútbol y de la salud ocular de los espectadores, más vale que Big Sam disponga de sus mejores jugadores cuanto antes.
 
6. Un desenlace más que predecible
La última vez que el Tottenham ganó en Stamford Bridge en liga, Gary Lineker marcó y «Pretty woman» era la película del año. Corría el año 1990. El primer cuarto de hora de los Spurs resultó prometedor pero tres minutos le bastaron al Chelsea para sentenciar el partido. Sin florituras, el equipo de José Mourinho sigue gobernando la Premier League con puño de hierro. Los Spurs, por su parte, siguen la tendencia marcada desde que el equipo se clasificó para la Champions League de la mano de Gareth Bale y Harry Redknapp: juego vistoso por momentos pero una consistencia que brilla por su ausencia. A pesar de su prometedor arranque, nadie dudaba que acabarían sucumbiendo estrepitosamente en el Bridge. Un puesto entre el sexto y el octavo es lo más a lo que pueden aspirar los del norte de Londres.
 
7. Alexis FC
Tras un arranque espectacular, el Southampton ha encarado la ascensión al Everest. Y de momento, las cosas no están yendo bien. Los Saints han caído consecutivamente ante Manchester City y Arsenal y, lo que tal vez sea más importante, han perdido por lesión a Morgan Schneiderlin, Toby Alderweireld y Jack Cork. Demasiadas bajas para una plantilla relativamente corta, especialmente en vísperas de la maratón navideña. Por su parte, el Arsenal sigue sumando sin convencer. O mejor sería decir que Alexis sigue sumando. El chileno ha logrado ya nueve goles en liga, una cifra que contrasta con los 5 marcados por los tres delanteros del equipo (3 de Welbeck, 2 de Giroud, ninguno de Sanogo). La buena noticia para el Arsenal es que ya están a tres puntos del tercer clasificado, el rival de turno, y en las próximas semanas debería recuperar a todos sus jugadores lesionados con la excepción de Mesut Özil y Jack Wilshere, que ya no volverán hasta 2015.
 
8. Agüero y la luz al final del túnel
El peor momento del Manchester City esta temporada coincidió con la baja forma de Yaya Touré y la lesión de David Silva (que sigue de baja). Fue entonces cuando Sergio Agüero tomó las riendas del equipo. Su hat-trick ante el Bayern de Múnich mantiene vivos a los Citizens en Europa y su doblete en Sunderland permite a los de Pellegrini mantenerse a seis puntos del líder Chelsea. El optimismo se ha vuelto a adueñar del Etihad pero eso no habría sido posible sin los 17 goles (¡17!) del argentino esta temporada con el City.
 
9. El Liverpool gana a pesar de su portero… y de sus delanteros
Mario Balotelli y Simon Mignolet se han convertido en el blanco de todas las críticas de los aficionados del Liverpool esta temporada. El delantero italiano estuvo ausente en el encuentro ante el Leicester por lesión una semana más, así que Mignolet centró todas las miradas. Y no decepcionó. Con 0-0 en el marcador, regaló un gol cantado pero Esteban Cambiasso le devolvió el favor enviando el balón fuera cuando tenía toda la portería a su disposición. Minutos después, Mignolet tuvo mala fortuna. El disparo de Leo Ulloa rebotó en el poste, golpeó en su espalda y se convirtió en el 1-0 del Leicester. Pero el guardameta belga está lejos de ser el único culpable de la situación del Liverpool. En liga, los delanteros de los Reds suman dos goles (uno de Sturridge, uno de Lambert, Borini y Balotelli siguen sin estrenarse). Afortunadamente, los medios están paliando esta sequía. Entre ellos, suman 12 goles, incluyendo los tres que permitieron al Liverpool llevarse tres puntos del King Power. Brendan Rodgers aguarda el regreso de Sturridge con impaciencia.
 
10. Europa League o nada
El Hull City de Steve Bruce llegaba a Goodison Park tras tres salidas consecutivas sin haber marcado un solo gol y casi dos meses sin haber ganado un partido de liga, una racha que había sumido al equipo en puestos de descenso. Sin embargo, los Tigers fueron capaces de arrancar un punto de Goodison a pesar del sexto gol en liga de Romelu Lukaku. El Everton va camino de convertirse en una de las decepciones de la temporada. Tras una prometedora temporada de debut, Roberto Martínez no está logrando que su equipo funcione. Un mediocre 11º puesto es bastante menos de lo que se esperaba de un técnico que prometió Champions League cuando tomó las riendas. Ya a siete puntos del cuarto puesto, solo una larga trayectoria en la Europa League podría salvar la temporada de los Toffees.
 

Sobre el autor

Ilie Oleart