Ander Iturralde

Análisis de ecuador de Championship

La temporada 2013-2014 de Championship ha superado ya su ecuador, se han disputado ya 24 apasionantes jornadas de las 46 que componen una temporada del segundo escalafón del fútbol inglés. A continuación ofreceremos nuestras predicciones de cómo acabarán situados los equipos a final de campaña, analizando lo que ha sido la temporada hasta ahora y profundizando en lo que han mostrado varios de los equipos en lo que llevamos de competición.

 
El ascenso directo
 
Empezaremos por los dos favoritos al ascenso directo, Queens Park Rangers y Leicester City. El conjunto londinense es el claro favorito para ascender y llevarse el titulo de campeón. Muchas cosas diferencian al QPR de esta temporada del de la pasada. Es verdad que está una categoría por debajo del pasado año, pero aún así, la sensación que da actualmente el equipo no se asemeja en nada a la de un año atrás. Para empezar, Robert Green, el portero titular del equipo, está dando un muy buen rendimiento bajo palos, y está recordando su mejor versión, cuando llegó a ser internacional con Inglaterra.
 
La defensa ha estado sólida como no se visto desde hace varias temporadas en Loftus Road. Tras ser el año pasado la peor zaga de la Premier League, esta campaña el técnico Harry Redknapp ha remodelado la defensa y la convertido en la mejor de Championship, y los números lo demuestran, ya que el QPR es el equipo menos goleado habiendo recibido tan sólo 14 goles en contra. La defensa casi siempre la han compuesto Danny Simpson, Richard Dunne, Clint Hill y Benoit Assou-Ekotto, que se encuentra cedido por el Tottenham. Nedum Onuoha, Armand Traoré y Yun Suk-Young ofrecen descanso desde el banquillo a los titulares.
 
El QPR es el equipo con más porcentaje de posesión de todo Championship. Eso se debe a que muchos de los conjuntos rivales no suelen salir a disputarle el balón. Así que es más por demérito del contrario, que por mérito de los Hoops que tengan el mayor porcentaje de posesión. En muchos de los partidos que ha disputado, se le suele ver sin ideas al QPR para crear juego y gran parte de esa posesión la tienen en su propio campo. Pero cuando consiguen empezar jugar más fluido muestran el gradísimo potencial que tienen. Joey Barton sin ser un creador de juego, está resultando ser fundamental en el juego del equipo y junto a un futbolista de una calidad inmensa como Tom Carroll, en muchas ocasiones están demostrando que pueden formar una fantástica dupla en el centro del campo.
 
La línea de tres centrocampistas ofensivos está aportando mucho al equipo. En las primeras jornadas Redknapp probó varias combinaciones, y las sigue probando en función de las circunstancias. Pero la combinación más habitual en las últimas fechas está siendo la de Matt Phillips, Niko Kranjcar y Junior Hoilett. Phillips viene siendo un extremo derecho determinante, su gran aportación es innegable y suele hacer mucho daño por banda derecha. Kranjcar es probablemente el jugador de más calidad de todo el QPR, su habilidad para jugar en tres cuartos de campo es excelente, dando siempre pases decisivos y también ayudando muchas veces a la pareja de medios centros. Hoilett por su parte, es quizás el menos determinante y por ello el menos habitual. En una gran cantidad de ocasiones suele ser un jugador unidimensional que siempre intenta atacar de la misma manera, aunque eso a veces también resulta peligroso. Otro jugador de banda como es Gary O’Neil, venido a menos por su edad y las lesiones que le han perseguido durante parte de su carrera, aporta bastante más capacidad de trabajo que el internacional canadiense.
 
En ataque quizás estén algo más escaso de personal, el fenomenal delantero centro Charlie Austin es el titular indiscutible y no es para menos, su extraordinaria capacidad goleadora ha desatascado y sacado adelante muchos partidos del club propiedad del malasio Tony Fernandes. Andy Johnson y Bobby Zamora, dos jugadores con un largo historial de lesiones, son las únicas variantes para el puesto de delantero centro de las que dispone el equipo. Probablemente no les vendría mal hacerse con los servicios de otro ariete para afrontar una segunda mitad de campaña que se suele hacer bastante cuesta. Aún así, mí opinión es que ascenderán con primer clasificado y por tanto se llevarán el titulo de campeón de la división.
 
El Leicester City se ha convertido en el eterno candidato desde su regreso a Championship procedente de League One. Tras el ascenso del Cardiff City en Mayo, los Foxes son el equipo sobre el que se han girado gran parte de las miradas, después de que el gran ‘eterno candidato’, como lo eran los Bluebirs, consiguiese ascender. No cabe duda de que tiene un equipazo, mejorado con respecto a doce meses atrás. La pasado temporada también iban con paso firme hacía la Premier, pero acabaron desplomados a pocos metros de la meta, debido al bajó que sufrieron. Sin embargo me da la sensación de que este año será el bueno y el conjunto de Leicester conseguirá el esperado ascenso.
 
Repasando un poco lo que es la plantilla, en portería disponen de uno de los mejores guardametas de la categoría como es el danés Kasper Schmeichel. Después, la defensa es de muy buen nivel, que además no suele cometer muchos fallos. La línea defensiva habitual la componen el belga Richie De Laet en el lateral derecho, el capitán Wes Morgan y el joven producto de la academia del equipo Liam Moore conforman la pareja de centrales, y en el lateral izquierdo está un viejo ilustre como Paul Konchesky. Luego el polaco Marcin Wasilewski y el español Ignasi Miquel han aportado una profundidad para la zaga que puede acabar siendo vital para las esperanzas de promoción.
 
El centro del campo es también de lo mejor que hay. El medio centro Danny Drinkwater aporta un equilibrio fundamental, además tiene un buen toque de balón y desde luego no distribuye mal el esférico. El puesto de acompañante de Drinkwater en la medular se lo suelen repartir el galés Andy King, que es más bien un llegador, Matty James y Dean Hammond, tres acompañantes de mucho nivel. La banda derecha es prácticamente propiedad del francés Anthony Knockaert, que con su velocidad, habilidad y desborde resulta ser una baza ofensiva de lujo para los «zorros». En la banda izquierda está otro indiscutible como Lloyd Dyer, que es bastante parecido a Knockaert, con quizás algo más de explosividad y zancada, a lo que suma unos centros peligrosísimos. Así que desde luego en el centro del campo van muy bien servidos en el King Power Stadium.
 
La delantera no se queda atrás con respecto al resto del equipo. El máximo goleador del equipo David Nugent y el ex del Fleetwood Town, Jamie Vardy forman un espectacular pareja atacante. La capacidad de trabajo y velocidad de Vardy siempre le crea muchos espacios a Nugent, que no suele desaprovecharlos, y eso lo demuestra que el ex del Portsmouth sea el cuarto máximo goleador de la división. Después el neozelandés Chris Wood es un suplente de garantías excelente, que también podría ser perfectamente titular. Tres jugadores complementarios que disponen de bastantes minutos como Martyn Waghorn, el veterano Gary Taylor-Fletcher y el joven Jeffrey Schlupp, completan una delantera al alcance de muy pocos. También cabe añadir que el entrenador Nigel Pearson ha mejorado muchísimo en su trato con los jugadores y desde lo está demostrando sobre el campo además de que les ve con más confianza y relajación.
 
Los puestos de play-off
 
Derby County, Leeds United, Nottingham Forest y Burnley, creo que serán los cuatro equipos que disputaran a final de temporada el play-off de ascenso. La verdad es que esta temporada ha sido la que más, (de los últimos años), me ha costado decidirme por que cuatro conjuntos jugarán el play-off.
 
Mi primera elección es el Derby County. El pasado mes de septiembre, los directivos del conjunto de Pride Park, despidieron de manera algo injusta al entonces entrenador Nigel Clough, una decisión que en aquel momento parecía desacertada y fuera lugar. Y aún más cuando nombraron a Steve McClaren, que desde que ganó la Eredivise con el Twente holandés allá por 2010, ha encadenado fracaso tras fracaso. Pero el tiempo les ha dado la razón a los directivos que tomaron la decisión, ya que McClaren ha sido capaz de llevar al Derby County al siguiente nivel, al convertirlo en una candidato claro para ascender, y veremos si finalmente lograr llevar al equipo a la Premier League.
 
Los Rams han desplegado en las últimas jornadas, bajo mi punto de vista, el mejor fútbol de todo Championship. Bajo palos cuentan con la experiencia de un veterano como Lee Grant. Aunque sobre el papel no parezca gran cosa, la defensa ha estado a muy buen nivel. Empezando por el lateral diestro, el jugador cedido por el Liverpool, Andre Wisdom, le quitado el sitio con creces a Kieron Freeman desde su llegada. El dúo de centrales que conforman Richard Keogh y Jake Buxton está completamente asentado en el equipo. Keogh se ha convertido en un fenomenal capitán, puesto que el capitán original, el defensa Richard Barker, que se lesionó a principios de 2012, sigue lesionado y no hay fecha confirmada para su regreso. Y en el lateral izquierdo está el quizás menos defensa, el escocés Craig Forsyth. El ex del Watford, era originalmente un centrocampista de corte ofensivo, pero desde su aterrizaje en Derby, ha jugado de lateral zurdo y de manera excelente. El estadounidense Zak Whitbread y el irlandés Michael Keane, cedidos por Leicester City y Manchester United respectivamente, aportan gran profundidad en defensa desde sus actuales roles de suplentes.
 
En el centro del campo se encuentra lo mejor del equipo. En el esquema 4-3-3 que usa McClaren, el veterano John Eustace está dando orden y equilibrio al equipo desde su posición de mediocampista posicional. Por delante tiene a Will Hughes y a Craig Bryson, dos jugadorazos espectaculares que están brillando con luz propia en los Rams. Hughes, joven futbolista con gran futuro, es un jugador más fino, de toque, con mucha habilidad para mover el esférico con gran criterio. Bryson es un jugador de muchísima entrega, que se mueve muy bien por todo el campo, que llega muy bien al área rival pero que si hace falta también ayuda en defensa, con gran disparo, dicho sea de paso, que es bastante bueno con el balón en su posesión y además es el segundo máximo goleador del equipo con once goles marcados y el máximo asistente con siete asistencias de gol. En el banquillo se encuentran Jeff Hendrick, Paul Coutts, Ben Davies y Kalifa Cissé, jugadores suplentes de muy buen nivel para dar descanso a los titulares.
 
Luego los extremos los ocupan, primero un jugador con buena técnica y de calidad como Jamie Ward y también el recién fichado del Tottenham, Simon Dawkins, jugador explosivo de gran potencia física, veloz y con gran zancada. En la punta nos encontramos a Chris Martin que, tras no tener minutos en Premier League con el Norwich, se ha hecho con el puesto de titular en Pride Park y está al mejor nivel de su carrera siendo el máximo goleador de los «carneros». Como variante también está el escocés Johnny Russell, que llegó al club como el gran fichaje que iba a dar el salto de calidad al equipo. Empezó bien, siendo titular, pero de momento Chris Martin ha más hecho méritos para ser el titular, aunque Russell al ser un futbolista más móvil juega mucho en ambos extremos. A todo esto hay que sumar el reciente fichaje (como cedido) de la futura estrella del Chelsea, Patrick Bamford, que tras deslumbrar en League One con el MK Dons, llega al Derby con ganas de seguir mostrando el fantástico nivel mostrado en Milton Keynes. Además el equipo dirigido por Steve McClaren es el máximo goleador de la competición con nada menos que 48 goles anotados. Probablemente sufrirán un bajón de aquí al final, pero me da la sensación que no les afectará en gran medida, y estarán hasta los últimos instantes luchando hasta por el ascenso directo.
 
El segundo equipo que creo que se meterá es el Leeds United. El conjunto de Elland Road lleva cerca de una década sin estar en el máximo escalafón del fútbol inglés y puede que este año se termine la espera al igual que su andadura en la Football League, aunque luego en los play-offs puede suceder cualquier cosa. El equipo está actualmente dirigido por un entrenador que es un especialista en finales de temporada como Brian McDermott. Con el Reading hace tres años terminó la campaña de manera excelente, algo que les acabó valiendo la final del paly-off en Wembley ante el Swansea. La temporada siguiente empezaron de una forma horrible estaban en mitad de tabla y eran una de las decepciones de aquella temporada, pero en el tramo final, comenzaron a encadenar victorias una tras otra y consiguieron ascender como el campeón de la división. Así que los resultados en ese aspecto avalan a Brian McDermott para poder hacer de nuevo algo grande, en esta ocasión como técnico del Leeds.
 
Pasamos a la plantilla y comenzamos por el portero titular que es nada más y nada menos que un veterano curtido en mil batallas como Paddy Kenny. El guardameta irlandés ha estado a gran nivel desde que al Leeds hace una año y medio. Kenny además tiene muchísima experiencia en Championship habiendo ascendido a la Premier League en dos ocasiones en a lo largo de su carrera, la primera fue en 2006 con el Sheffield United y la segunda en 2011 con Queens Park Rangers. Aunque el Leeds arrancó la campaña jugando con defensa de cuatro, McDermott ha terminado decantándose por defensa de cinco, algo que le ha dado grandes resultados. El puesto de carrilero/lateral derecho lo han compartido a lo largo de la temporada el joven canterano del Leeds, Sam Byran y Lee Peltier. Ambos lo han hecho bastante bien. La defensa de tres centrales la conforman Tom Lees, Marius Zaliukas y Jason Pearce. La defensa se ha visto claramente fortalecida desde la llegada del defensa lituano Marius Zaliukas el pasado mes de noviembre. Zaliukas estaba libre desde que dejó en verano el Hearts de Escocia. McDermott estuvo muy acertado fichando a Zaliukas ya que se ha compaginado de manera excelente con Lees y Pearce y la verdad es que se han convertido en una de las mejores zagas de la categoría. En el carril izquierdo se ha asentado como titular el ex del Stoke, Danny Pugh. Jugador sobre todo ofensivo y que también desempeña un buen papel en defensa. Scott Wooton, Andy Drury y Stephen Warnock son los tres suplentes con los que cuenta el Leeds en el banquillo, en lo que a la zaga respecta.
 
Tienen un centro del campo ciertamente interesante. Al pasar la defensa a ser de cinco, el centro del a pasado a ser de tres centrocampistas. El pasado verano se hicieron (a cambio de más de un millón de libras procedente del Crewe) con los servicios de un jugador que no toca mal el balón como Luke Murphy, aunque todavía está un poco por debajo del nivel esperado. Después, cuentan con un potente Box-to-Box como es el jamaicano Rodolph Austin. Jugador de bastante físico, con gran zancada, entrega y que aporta mucho carácter al equipo. Acompañando a Murphy y a Austin se encuentra el jovencísimo futbolista de 18 de edad, de la academia del Leeds, Alex Mowatt, que ha irrumpido con mucha fuerza esta temporada. Mowatt es muy desequilibrante, rápido y con muy buen disparo. Desde luego a Mowatt se le puede considerar como una de las grandes revelaciones de la temporada. Luego, McDermott dispone de varios centocampistas de recambio de calidad en el banquillo, que son: Michael Tonge, Michael Brown y Paul Green. También está David Norris, aunque debido a varias lesiones y al paso del tiempo se ha quedado sin sitio en el equipo.
 
Arriba, en el ataque, disponen de una delantera envidiable. La pareja de delanteros titular la componen Matt Smith y el máximo goleador de la competición como es el escocés Ross McCormack, que suma nada menos que 17 goles. Smith llegó del Oldham antes de dar comienzo la campaña. Fue un fichaje sorprendente, que no en principio en Leeds no comenzó jugando de titular. Pero con el paso de la temporada se ha hecho con puesto de titular por méritos propios. Es un delantero alto de mucho trabajo, que desgasta muchos a los defensas contrarios, y le crea muchos espacios a Ross McCormack, que juega con mucha libertad. McCormack es un futbolista espectacular que ha terminado de explotar esta temporada. Se mueve muy bien por todo el campo al tener una movilidad fantástica, se compenetra muy bien con los centrocampista al igual que con Smith, y además ha demostrado poder ser un goleador de primerísimo nivel. La delantera de este Leeds, la completan Luke Varney, Noel Hunt, El-Hadji Diouf y Dominic Poleon. Varney y Hunt empezaron la temporada como titulares, pero acabaron perdiendo el puesto en beneficio de Smith y de un quinto defensa. Son buenos jugadores pero quizás ya un poco veterano como para ser titulares en un equipo que pelea por ascender. A Diouf le ocurre algo parecido, ha sido un fenomenal futbolista que está ya un poco venido a menos, aunque para suplente me parece genial Diouf. Y por último pero no menos importante está Poleon, un jugador de revulsivo que gran potencia física y muy explosivo, que aporta mucho saliendo en las segundas partes de los partidos.
 
El Nottingham Forest opino que acabará haciéndose con la tercera plaza de play-off. La verdad es que ha sido una primera mitad temporada en el City Ground llena de altos y bajos. La campaña comenzó de maravilla para el Forest, gran parte de los fichajes habían empezado a funcionar desde el minuto uno, al fin el conjunto dirigido por Billy Davies tenía una defensa sólida, un centro del campo con calidad y un ataque que al menos diese la talla. Los problemas llegaron con el traspaso de Adlène Guédioura, el internacional argelino aportaba un equilibrio vital para el Forest, y a día de hoy siguen sin encontrar al sustituto ideal para el ex del Wolverhampton, pero a pesar de ello están sacando muchos partidos adelante y además les están ganando a otros equipos punteros de la categoría.
 
La plantilla actual está rindiendo quizás algo por debajo de lo esperado, aunque tienen mimbres para seguir estando en la parte alta de la tabla. El joven producto de la academia Karl Darlow se ha hecho con la portería, sustituyendo con creces al que tantos años defendió la meta del Forest, Lee Camp. Las grandes actuaciones de Darlow le están consagrando como uno de los mejores guardametas de la división. La defensa, como bien decía, al fin tiene la solidez que no tenía realmente desde los tiempos de Chris Gunter, Luke Chambers y Wes Morgan. A pesar de haber mejorado, las lesiones han vuelto a martirizar a la zaga del club de Nottingham. La línea formada por Eric Lichaj, Jack Hobbs, Kelvin Wilson y Chris Cohen se había asentado y parecía que iban a dar muchas alegrías, pero las lesiones de Cohen, Wilson y de su relevo Danny Collins, han obligado a Davies a tener que remodelar. Por lo que se ha podido ver en las últimas jornadas, la defensa titular es la de Gonzalo Jara, Jack Hobbs, Jamaal Lascelles y Eric Lichaj en la lateral opuesto, hasta que se recuperen al menos Wilson y Collins, puesto que a Cohen no se le espera hasta la temporada que viene.
 
El centro del campo está siendo el gran problema del Nottingham Forest. Como bien comentaba, el traspaso de Adlène Guédioura a cambio de 2.552.000 al Crystal Palace ha hecho más daño al equipo de lo esperado. Aportaba equilibrio, solidez y mucho criterio táctico. Ficharon cedido a Nathaniel Chalobah procedente del Chelsea, para ser el recambio pero de momento está muy lejos del nivel Guédioura e incluso de su propio nivel mostrado la pasada campaña en el Watford. Después el Forest logró la cesión de David Vaughan del Sunderland. Vaughan ha estado mejor que Chalobah, pero no ha hecho olvidar del todo al argelino. El acompañante de Vaughan o en su defecto Chalobah, es el ex del Arsenal, Henri Lansbury. Lansbury al igual que el pasado año ha rendido a un nivel imperial, la aportación del ex Gunner es también fundamental para el equipo. Quizás su único problema sea una ligera indisciplina habiendo visto ocho tarjetas amarillas. Las posiciones por delante de los medios centros ha variado bastante durante la temporada, aunque en las últimas jornadas parecen haberse definido. Una línea de tres con Jamie Mackie en la banda derecha, Andy Reid de mediapunta y el argelino Djamel Abdoun en la banda izquierda. Mackie y Reid son titulares fijos mientras que Abdoun a veces ha sido suplente en beneficio de Radoslaw Majeswki o Jamie Paterson.
 
La delantera ha sido probablemente la posición que más quebraderos de cabeza a causado a Billy Davies. Matt Derbyshire comenzó la campaña teniendo un papel importante, pero no tardó mucho en perder en caer relegado a un rol completamente secundario. Simon Cox asumió la titularidad y ha sido el atacante que más ha jugado esta temporada con el Forest. Pero al no convencer del todo, Darius Henderson también estaba empezando a ser titular en lugar de Cox o si no también jugando al lado del irlandés. Luego en el equipo también estaban Marcus Tudgay, Ishmael Miller y Dexter Blackstock, que no han tenido casi minutos y los tres han salido cedidos en algún momento de la campaña. Cox y Henderson, bien jugando uno de los dos o los dos jugando juntos, eran los que más han jugado, pero en algunos partidos ha jugado el defensa (aunque empezó su carrera como delantero) Greg Halford, ocupando el puesto de titular como ariete del equipo ante una baja forma o lesión de los dos habituales. Y en las últimas semanas ante el irregular nivel mostrado por Cox y Henderson, Halford ha terminado haciéndose con el puesto de titular habitual y de momento es quien mejor rendimiento está dando. Davies ha mostrado su interés en fichar a un delantero realmente goleador de cara al segundo tramo de temporada, veremos si lo consigue.
 
El Burnley, que ha sido la gran revelación esta temporada, creo que será el cuarto y último equipo en meterse en el play-off. Aunque no es nada descartable que Ipswich Town, Reading, Blackburn Rovers, Brighton o algunos rezagados como Wigan Athletic o Middlesbrough, sean quienes finalmente se metan. La lucha está apretadísima, pero yo apuesto por el Burnley. Los Clarets, eran el equipo líder el día de navidad, y en las últimas temporadas quien estaba en la cima el 25 de diciembre ha acabado ascendiendo. Este equipo tiene una plantilla bastante sólida, aunque muy corta y es lo que me hace pensar que no pelearán por el ascenso directo, pero sí creo que se harán con la última plaza de play-off. Tienen también un extraordinario entrenador en el banquillo como es Sean Dyche, que con recursos limitados le ha sacado el máximo potencial a este equipo, este modesto pero histórico club del condado de Lancashire.
 
En portería cuentan con un portero que ha demostrado esta temporada ser de los mejores de Championship, después de marcharse del Manchester United, ser suplente en Cardiff y de descender la pasada campaña siendo titular con el Bristol City, Tom Heaton al fin se ha podido consagrarse como uno de los mejores guardametas de la división. La defensa es probablemente la segunda más sólida, segura y eficaz de Championship, después de la del QPR. El lateral derecho indiscutible, Kieran Trippier, es para muchos el mejor lateral de diestro de la categoría. Trippier es eficaz en labores defensivas, también sube al ataque con mucha regularidad, tiene una gran visión de juego, dispone de un potente disparo, suele ser debido a ello, el lanzador de faltas habitual, y además es el máximo asistente, junto a lateral izquierdo del Ipswich, Aaron Cresswell, de Championship empatado con nada menos que nueve asistencias de gol. Es un lateral derecho prácticamente perfecto, que si no asciende con el Burnley este año seguramente le veamos en Premier la próxima temporada, en algún otro equipo. El veterano norirlandés Michael Duff compone junto al capitán del equipo Jason Shackell una pareja de centrales espectacular. Ambos defienden muy bien casi nunca comenten errores, y sobre todo Shackell no tienen mal salida de balón. En el lateral izquierdo está Ben Mee, un lateral menos brillante quizás que Trippier, pero que sin ser demasiado ofensivo es bastante seguro atrás. Kyle Lafferty y el polivalente jugador canadiense David Edgar son los relevos de los que dispone el entrenador Sean Dyche.
 
En el centro del campo tampoco van sobrados de efectivos, pero los que están han protagonizado un muy buen papel en lo que llevamos de campaña. David Jones y Dean Marney han sido los que más minutos han jugado, siendo considerada el dúo titular. Jones, que llegó del Wigan en verano, ha estado con casi toda seguridad al mejor nivel de su carrera. No es un jugador de gran calidad técnica, pero suele posicionarse bien, no comete fallos en defensa y aporta mucho equilibrio en la zona de medular. Marney, por su parte, es un futbolista diferente a Jones, es mucho más un llegador, básicamente por que en sus inicios era media punta o en su defecto extremo. Pero desde que aterrizó en Turf Moor sea convertido en un gran jugador de equipo, con buena llegada y que suele apoyar bastante a Jones.
 
Los extremo titulares este año han sido dos jugadores que se encuentra cedidos en Burnley, Michael Kightly del Stoke y el escocés Scott Arfield del Huddersfield. Kightly apuntaba muy alto en los primeros compases de carrera en el Wolverhampton, pero una serie de lesiones de gravedad fueron frenando su progresión. Después, con el descenso de los Wolves, se marchó al Stoke en el que se asentó como titular nada más llegar. Aunque con el pasó del tiempo acabó adoptando un rol más secundario. Y este pasado verano el Stoke acabó cediéndole. Jugador rápido, de banda, con buen disparo y habilidad para dar centros medidos. Arfield, llegó de manera sorprendente a Burnley, ya que llegaba cedido de un equipo teóricamente inferior. Tras años sin dar todo lo que se esperaba de él en Huddersfield, los Terriers decidieron cederle y de momento ha dado un rendimiento fantástico. Ha marcado en lo que llevamos de campaña cuatro goles y ha realizado tres pases de gol. Brian Stock y David Edgar también han tenido una gran cantidad de minutos como medio centros. Luego por bandas Keith Treacy, Junior Stanislas y Ross Wallace (cuando no está lesionado) aportan una gran rotación desde el banquillo.
 
La delantera ha sido la gran revelación de esta temporada, dentro de la revelación que ha sido en sí el Burnley. No muchos vaticinaban que un ataque que cuenta con tan sólo tres jugadores que sean realmente delanteros, estuviera en la zona de ascenso directo a principios del mes de enero. Charlie Austin fue la gran estrella la temporada pasada marcando nada menos que 24 goles. Y en verano fichó por el QPR, mientras que otro delantero insignia del equipo como era Martin Paterson se marchó a Huddersfield tras terminar su contrato. Con estas dos marchas y ningún refuerzo que llegase, dejaba toda la responsabilidad de ataque a Sam Vokes y a Danny Ings. Y ambos han respondido de manera increíble jugando a un nivel estratosférico con respecto al de los últimos años. Jugando como segundo punta, Ings, está deslumbrando a propios y a extraños. Sam Vokes como delantero referencia también está sobresaliente, siempre desgastando a los defensas rivales y creándole muchos espacios a Ings, con el que se compenetra a las mil maravillas.
 
El descenso
 
Para los tres equipos que creo que descenderán me voy a decantar por Charlton Athletic, Barnsley y Yeovil Town. Con casi toda seguridad no se decidirá prácticamente nada hasta la última jornada al igual que la pasada temporada. Otros equipos que probablemente estarán peleando hasta el final por eludir el descenso serán Doncaster Rovers, Sheffield Wednesday, Bournemouth o incluso el Millwall.
 
Del Charlton hay que comentar que cuentan con un nuevo propietario, el empresario belga Roland Duchâtelet. Michael Slater y el español Tony Jiménez, que eran los copropietarios del club, vendieron el Charlton este pasado 3 de enero. Duchâtelet es un hombre de dudosa reputación que también tiene en propiedad en su país natal el Sint-Trudinens y el Standard Liége, de donde los aficionados quieren echarle a patadas. Y por último también es el propietario del Újpest FC de Hungría. Probablemente lleguen jugadores cedidos, pero no sé si los descartes del Standard serán de gran ayuda para el Charlton. Habrá que estar atentos a la gestión que realice Duchâtelet en un histórico del fútbol inglés como es el Charlton Athletic.
 
El Charlton, a pesar de acabar como el noveno clasificado la anterior temporada, creo que este año habiendo sufrido un bajón considerable acabará descendiendo a League One, después de ascender hace menos de dos años. En portería tienen a Ben Hamer, portero que pasó por el Reading sin llegar a tener muchos minutos, y que fichó por el Charlton hace tres años y estaba ya asentado como titular, hasta que se lesionó y le tuvo sustituir un viejo ilustre como el ex del Sunderland y del Tottenham, Ben Alnwick, que de momento no la hecho mal defendiendo la portería del equipo dirigido por Chris Powell.
 
La defensa es lo que podría terminar salvando al conjunto londinense del descenso. La zaga de los addicks es de las mejores de la parte baja de la clasificación y podría resultar siendo determinante. En el lateral derecho disponen de Chris Solly, un jugador que brilló en League One, pero desde que ascendieron no ha destacado tanto, aunque eso también ha posibilitado que continúe en el equipo por lo menos durante un año más. En el centro de la zaga, se encuentran Michael Morrison y Richard Wood, que en verano no tenía equipo, después de irse del Coventry. Estos dos futbolistas han formado un dúo defensivo de muchísimo nivel y han salvado al equipo en múltiples ocasiones. Además esto se demuestra con la estadística de 29 goles en contra, menos que los cinco conjuntos que tienen actualmente por debajo en la tabla. Por último pero no menos importantes, el lateral izquierdo. Esta posición ha estado más repartida, habiendo jugado Cedric Evina, Dorian Dervite y Rhoys Wiggings, tres laterales de nivel aceptable.
 
Pasando al centro del campo, la cosa quizás empeora un poco. Los medios centros habituales son el joven Jordan Cousins y Dale Stephens un jugador algo más curtido en Football League. Cousins ha demostrado ser un jugador con mucha proyección, tras asentarse con tan sólo 19 años en el once titular del equipo. Stephens, jugador que de no estar en Charlton probablemente no estaría de titular en un conjunto de Championship, aún así no lo ha hecho mal junto a Cousins esta campaña. Después, el técnico Powell, dispone también de recambios de garantías como el veterano ex del Swansea, Mark Gower o el joven Bradley Pritchard. En las bandas esta temporada, han sido titulares el extremo cedido por el Hull, Cameron Stewart, aunque parece que podría perder su puesto de titular en beneficio de Lawrie Wilson, que viene en un gran estado de forma. Luego en la banda izquierda es indiscutible el capitán Johnnie Jackson, jugador vital en este Charlton.
 
Al no querer el equipo gastarse mucho dinero en traer a jugadores nuevos la delantera es la posición que más a sufrido. En verano trajeron cedido al atacante del Bolton, Marvin Sordell, jugador que parecía que iba a llegar alto, pero que se ha estancado por completo en Championship. De momento cuenta con un papel de revulsivo en saliendo desde el banquillo. También llegó en verano un descarte del Reading, como era el irlandés Simon Church. Futbolista no excesivamente goleador que está ejerciendo muy bien de atacante más de trabajo. Luego está la gran esperanza de salvación del equipo, el delantero francés de 32 años Yann Kermorgant, ex jugador del Leicester. Kermorgant es la gran estrella del club de The Valley, con cinco goles marcados es el máximo anotador del equipo. Sus estelares actuaciones, siendo nombrado Man Of The Match en muchas ocasiones, son la gran esperanza. Si mantiene este nivel hasta final de temporada podrían acabar eludiendo el descenso.
 
El Barnsley opino que esta temporada no será capaz de escapar de descenso otra vez, y se verá relegado a jugar la próxima campaña en League One. La verdad es que el conjunto de Oakwell se ha salvado con actuaciones increíbles en los tramos finales de temporada de los últimos años, en gran parte gracias a las cesiones que se pueden obtener en Football League fuera del mercado de fichajes standard. Puede que se vuelvan a salvar, pero hoy por hoy con lo que está mostrando, digo que el Barnsley descenderá, aunque por supuesto que luchando hasta el final por evitarlo. Hace varias semanas despidieron a su entrenador David Flitcroft gran artífice de la salvación de la pasada temporada. Tras unas jornadas con el interino Mickey Mellon al cargo, contrataron a un técnico curtido en Football League, como Danny Wilson, que capacidad tiene para obrar la salvación una vez más.
 
El Barnsley, en lo que al juego respecta, es un equipo sin demasiadas virtudes, aunque sí que se les da bien los disparos de libre directo. En cambio comenten excesivos fallos individuales, desaprovechan muchas ocasiones de gol y son un equipo demasiado poco agresivo. Aunque reitero una vez más, que esta es un poco la historia de todos los años y al final siempre consiguen salvarse, yo creo que este año no lo lograrán pero habrá que estar muy atentos.
 
A continuación repasamos lo que es su plantilla. En portería han cotado durante gran parte de la primera vuelta con la joven promesa del Stoke, Jack Butland, que ya ha finalizado su cesión, así que si no le vuelven a traer cedido, en principio será Luke Steele el titular con los Tykes. En defensa llevan años sufriendo y de momento no han conseguido remediarlo. A pesar no ser malos jugadores, con los que cuentan no han logrado terminar de funcionar. En el lateral derecho está el futbolista nacido en Hull e internacional con Gibraltar, Scott Wiseman, lateral con nivel para jugar en Championship, pero poco más. En el centro de la zaga nos encontramos a un jugador bastante infravalorado como Peter Ramage, que actualmente está cedido por el Crystal Palace. Su acompañante en defensa suele ser Martin Cranie, ex del Coventry, con experiencia en estás categorías y no mal defensor. En el lateral izquierdo está el ex del Leicester, Tom Kennedy defensa aceptable que ya ha sido parte del equipo a la hora de eludir el descenso en más de una ocasión. También disponen de buenos defensas suplentes, que en este caso son Bobby Hassell, Jean-Yves M’voto, Lewin Nyatanga y Andrai Jones.
 
La zona medular del campo desde luego no desmerece, aunque no tenga demasiado cartel. De momento no hay un centro del campo del todo definido, puesto que todos los jugadores son de un nivel muy parejo. Los que han contado con más minutos han sido el cedido por el Norwich, David Fox y David Perkins. Stephen Dawson y Tomasz Cywka también están llamando a la puerta, consiguiendo una buena cantidad de minutos en detrimento de los titulares. En banda derecha el habitual es el norirlandés Paddy McCourt, que es el jugador más incisivo y desequilibrante del Barnsley, con diferencia. La banda izquierda está menos definida. Jacob Mellis es quien más minutos tiene, mientras que Kelvin Etuhu y Jim O’Brien juegan bastante saliendo desde el banquillo. En el frente ofensivo, el noruego llegado en verano, Marcus Pedersen y Chris O’Grady, el máximo anotador del equipo, habían sido los titulares en un gran número de partidos, aunque ahora más recientemente el cedido por el Nottingham Forest, Marcus Tudgay le estaba disputando el puesto a Pedersen. Este pasado 1 de enero han contratado también calidad de cedido al delantero estadounidense del Stoke, Brek Shea, que se espera que juegue mucho. La cesión es tan sólo hasta el 29 de este mes, aunque si deja una buena impresión lo más probable es que la extiendan hasta final de temporada.
 
El Yeovil Town, creo que será el último equipo de Championship esta temporada y volverá a League One tras solamente un año en segundo escalafón del fútbol inglés, algo que por otra parte ha sido algo histórico para el pequeño equipo de la localidad de Yeovil, el haber jugado, y de hecho estar jugando, por primera vez en su larga historia en segunda división de Inglaterra. El entrenador Gary Johnson logró un proeza increíble la temporada pasada ascendiendo al equipo, aunque sería proeza aún mayor, si cabe, mantener a los Glovers en Championship. El Yeovil, equipo pequeño con muy poco presupuesto tiene prácticamente la misma plantilla que tenía la pasada temporada, con algunos refuerzos que llegaron en verano, pero en general todos de perfil bajo. Dentro de lo que pueden rendir han estado a buen nivel en lo que llevamos de campaña, pero tendrán que ir más allá y dar absolutamente todo lo que tengan para tener opciones de mantenerse en la categoría.
 
En el juego del Yeovil uno de sus puntos fuertes es claramente jugar a la contra. Salir al contraataque es lo que mejor se le da al equipo de Boundry Park. Crear ocasiones de peligro, mayormente por medio medio de disparos lejanos es otra de las mejores facetas del equipo. Por el lado contrario, defender los ataques de los rivales, también los ataques a la contra es algo que se les da muy mal. Tampoco destacan a la hora de finalizar ocasiones de gol, de mantener posesión del balón y en los duelos aéreos tampoco son los mejores.
 
Vamos con la plantilla. En portería comenzó la campaña jugando el guardameta checo Marek Stech, hasta que en la jornada 2 se rompió la mano y eso obligó al club a contratar a alguien para ocupar el puesto bajo palos. Ese alguien fue el portero del Wolverhampton, Wayne Hennessey, que llegó cedido. No había demasiada fe en Hennessey, puesto que había sufrido dos lesiones en la misma rodilla en algo menos de dos años. Pero el galés no ha defraudo, dando un rendimiento fantástico al conjunto de Gary Johnson. Ha sido sin lugar a dudas uno de los jugadores más determinantes en Yeovil, salvando al equipo en numerosas oportunidades. Aunque ahora ya con Stech recuperado Hennessey ha vuelto a los Wolves tras finalizar su cesión.
 
La defensa titular está bastante asentada. Una zaga que conforman normalmente Luke Ayling, Byron Webster, el cedido por el Everton, Shane Duffy y el capitán Jamie McAllister. Ayling es un producto de la academia del Arsenal, que desde que aterrizó en Yeovil en 2010, lo ha jugado prácticamente todo con los Glovers. Webster había diambulado por la Football League sin demasiada suerte. En 2007 se marchó al FK SIAD Most de la segunda división de la Republica Checa, donde estuvo durante dos temporadas. Tras esa exótica aventura fichó por el Doncaster y después acabó en Northampton donde sí que tuvo minutos y en 2012 fichó por un Yeovil en que se ha asentado como titular. Duffy, por su parte, sigue siendo propiedad del Everton, nunca ha conseguido asentarse en ninguna de sus cesiones y en el Everton tampoco ha logrado nunca hacerse un hueco en el primer equipo. De momento está siendo de los mejores futbolistas del Yeovil, y quizás eso le acabe sirviendo para ser traspasado al conjunto del suroeste de Inlgaterra. En el lateral zurdo, se encuentra el capitán del equipo, un hombre de la confianza de Johnson, el veterano escocés Jamie McAllister, con el que coincidió en el Bristol City. Liam Fontaine, cedido por el propio Bristol City, Nathan Ralph, Seth Nana Ofori-Twumasi y el recién llegado del Oldham Athletic, el italiano Matteo Lanzoni, son las variantes en defensa de las que dispone el Yeovil.
 
El centro del campo también está bastante definido en el club de Boundry Park. Joe Edwards, un medio centro posicional, laborioso en defensa que y no comete una gran cantidad de errores, es uno de los habituales en la medular, jugando unos metros por detrás de su acompañante Ed Upson. Upson, que pos su parte, es el jugador de mayor calidad de este equipo. Es incisivo y llega mucho al área rival. Cuenta también con un buen disparo de media distancia. El futbolista cedido por el Cardiff, Joe Ralls y el recién llegado a finales del pasado mes de noviembre, el prometedor joven jugador del Everton, John Lundstram también están contando con bastante minutos. En la banda derecha juega habitualmente el irlandés Kevin Dawson, jugador al que trajeron directamente desde la liga de Irlanda. En la banda izquierda, Liam Davis es quien más protagonismo ha tenido.
 
Para marcar goles han tenido ciertas dificultades a lo largo de esta temporada, aunque parece que están logrando mejorar en esa faceta. El irlandés Paddy Madden fue el máximo goleador de la temporada 2012-13 en League One con el Yeovil, pero está campaña está desaparecido, irreconocible. Madden no estaba al mismo nivel, tanto es así que tras unas primeras jornadas decepcionantes, fue apartado del equipo durante unos partidos y también ha tenido que lidiar con problemas físicos desde noviembre. James Hayter estaba siendo el único delantero puro que ha estado jugando con regularidad. Hayter había compartido el ataque con el extremo jamaicano Joel Grant, que no había desempeñado un mal papel, pero aún así necesitaban algo más arriba, ante la lesión de larga duración de Andy Williams, los problemas de Madden y la inexperiencia de Adam Morgan y Sam Hoskins. A finales de noviembre llegó Ishmael Miller cedido por el Nottingham Forest, donde no tenía sitio. No se esperaba demasiado por parte Miller, ya que llevaba tiempo alejado de su mejor versión, pero de momento ha jugado siete partidos con el Yeovil, en todos ellos de titular, y ha marcado tres goles.
 
El mejor de la temporada
 
Voy a ir terminando este artículo con el que me ha parecido el mejor jugador en Championship en lo que llevamos de temporada. Sin duda ha habido un gran número de jugadores qué han realizado un papel fantástico en lo que llevamos de competición. Jordan Rhodes (Blackburn), Charlie Austin (QPR), David Nugent (Leicester), Danny Ings (Burnley), Ross McCormack (Leeds) o incluso un lateral como Kieran Trippier (Burnley) han sido los más destacados esta temporada rindiendo a un grandísimo nivel, pero mi elección como jugador de la campaña hasta el momento es el fenomenal centrocampista escocés del Derby County, Craig Bryson.
 

Sobre el autor

Ander Iturralde