Carles Maronda

Así quizás valga para Polonia, pero no para Brasil

En un mediocre partido, la selección inglesa de Roy Hodgson tuvo fortuna de llevarse un empate de Polonia. Wayne Rooney adelantó a los ingleses pero Glik empató en la segunda parte. Este juego tal vez sea suficiente para clasificar para la Copa del Mundo, pero difícilmente para soñar con el éxito en Brasil.

 

Clasificación Mundial

Polonia 1
Inglaterra 1
Ficha técnica
1 – Polonia: Przemyslaw Tyton, Lukasz Piszczek, Kamil Glik, Marcin Wasilewski, Jakub Wawrzyniak, Eugen Polanski, Grzegorz Krychowiak, Kamil Grosicki (Arkadiusz Milik, 83), Ludovic Obraniak (Ariel Borysiuk, 90), Robert Lewandowski, Pawel Wszolek (Adrian Mierzejewski, 63).
1 – Inglaterra: Joe Hart, Ashley Cole, Joleon Lescott, Glen Johnson, Phil Jagielka, Michael Carrick, James Milner, Tom Cleverley, Steven Gerrard, Wayne Rooney (Alex Oxlade-Chamberlain, 73), Jermain Defoe (Danny Welbeck, 67).
Goles: 0-1, m.31: Rooney. 1-1, m.70: Glik.
Inglaterra logró en Varsovia un valioso empate que supone un paso importante hacia la clasificación para la Copa del Mundo de Brasil 2014. Un gol de Wayne Rooney en la primera parte (el 32º que logra para su país) fue igualado luego por Gamil Glik en la segunda parte.
 
Inglaterra afronta los cinco meses sin competición internacional como líder del grupo H a pesar de una mediocre actuación en la que la selección inglesa se vio superada durante casi toda la segunda parte. Con el empate, Inglaterra solo ha perdido un partido en 18 choques contra los polacos.
 
Como es costumbre con Hodgson, Inglaterra se sintió más cómoda sin balón que con él. En ataque, los ingleses carecieron de amplitud, en parte por culpa de la presencia de Tom Cleverley, un jugador que se siente más cómodo en el centro, en la banda izquierda. Su presencia privó de profundidad al equipo en su banda y fue un filón para los polacos.
 
Hodgson repitió el once que tenía planeado ayer antes de que la lluvia obligara a posponer el encuentro. Para evitar que se repitiera la situación dantesca de ayer, el techo se mantuvo cerrado durante todo el encuentro, a pesar de que la lluvia no hizo acto de presencia en todo el día. Techos retráctiles en Polonia: abiertos cuando llueve, cerrados cuando hace sol.
 
Ante la falta de amplitud y creatividad en ataque, el gol solo podía llegar a través de un balón parado. A la media hora, un córner lanzado por el capitán Steven Gerrard, que cumplía hoy su partido 99 con la selección (igual que Ashley Cole) fue rematado plácidamente por Rooney de cabeza, con algo de ayuda de la oreja y el hombro.
 
Polonia reaccionó rápidamente y Grosicki tuvo una clara ocasión tras deshacerse de Joleon Lescott pero su disparo se marchó fuera. La misma tónica siguió en la segunda parte. A los dos minutos, un error de Phil Jagielka casi permite a Pawel Wszolek empatar a los dos minutos. Afortunadamente, Glen Johnson fue capaz de corregir el error de su compañero.
 
Luego fue Ludovic Obraniak quién disparó desde el rincón del área de penalti pero Hart evitó el gol. Luego fue Piszczek quién probó fortuna con una semivolea rasa que se estrelló en el lateral de la red. Se mascaba el empate y acabó llegando a falta de veinte minutos.
 
Un córner lanzado por el omnipresente Obraniak fue rematado por Glik de cabeza, aprovechando la salida en falso de Joe Hart.
 
En la recta final, Polonia estuvo más cerca de llevarse la victoria. Alex Oxlade-Chamberlain sustituyó a Rooney a falta de 17 minutos y Cleverley centró su posición, dejando la banda al joven del Arsenal.
 
A pesar de la presión, Inglaterra se mantuvo firme y a pesar de retrasar su posición acabó logrando un empate que le acerca a Brasil. Aunque jugando así, quizás sería mejor ahorrarse el viaje.
 

Sobre el autor

Carles Maronda