Alvaro Oleart

Bruce salva el primer «match ball» ante un deprimente Bolton (0-2)

El partido llegó con 0-0 a falta de diez minutos. Pero entonces comenzó el show de Sessegnon. Anotó el primer gol y regaló el segundo a Bendtner tras un excelente contraataque en los minutos de descuento. El Bolton sigue en zona de descenso con esta derrota, mientras que Steve Bruce salva su cabeza. De momento.

 

Premier League

Bolton 0
Sunderland 2
Ficha técnica
0 – Bolton: Jaaskelainen; Boyata (Gardner, 54), Wheater, Cahill, Robinson; Reo-Coker, Pratley, Eagles, Petrov (Kakuta, 65); N´Gog, K. Davies (Klasnic, 65).
2 – Sunderland: Mignolet; O´Shea, Turner, W. Brown, Richardson (Bardsley, 87); Colback, Vaughan, Sessegnon, Larsson; Wickham, Bendtner.
Goles: 0-1, m.82: Sessegnon. 0-2, m.90: Bendtner.
Los primeros 80 minutos de un partido de fútbol suelen ser relevantes, pero no en este caso. Tanto Bolton como Sunderland pudieron adelantarse en el luminoso, pero ambos malograron numerosas ocasiones, especialmente el Sunderland.
 
Habían sido 80 minutos de ida y vuelta, por lo que la sensación era que el gol tenía que acabar llegando. Y así fue. Sessegnon, a falta de 8 minutos, puso el 0-1 en el marcador tras un córner en el que el balón acabó suelto dentro del área. Sin embargo, lejos de rendirse, el Bolton rozó el gol por tres veces, pero entre Mignolet, O’Shea y un disparo poco preciso de Kakuta, sus opciones se fueron al traste.
 
Para más inri, el Bolton recibió el 0-2 definitivo en el tiempo de descuento gracias a un contraataque liderado por el mejor del partido hoy, Sessegnon. Éste envolvió el balón para regalo para que Bendtner finiquitara a los «trotters».
 
Para el Bolton, la victoria del pasado fin de semana en Wigan parecía poner fin a su pésimo inicio de temporada. Además, el complicadísimo calendario que han sufrido los «trotters» les daba una coartada. Sin embargo, el Sunderland ha dejado patente que el pésimo arranque de temporada de sus rivales no se ha debido al calendario, sino al pobrísimo rendimiento ofrecido por los de Coyle en las áreas. Les falta un goleador nato y una defensa que no conceda goles con tanta facilidad.
 
Por su parte, a pesar de que el Sunderland ha fichado a casi una docena de jugadores a lo largo del mercado estival, no ha sido ninguno de ellos el que ha dado hoy los tres puntos a su equipo. El mejor ha sido, de largo, Stephane Sessegnon, un hombre que llegó al Sunderland procedente del PSG parisino en enero y que ya se ha convertido en un jugador imprescindible en el centro del campo de los «black cats». Otra buena noticia para el Sunderland es el debut como titular en la Premier League de Connor Wickham, un joven de 18 años que, pese a que hoy no se le ha visto por el Reebook Stadium, está destinado a dar grandes tardes de fútbol a los de Steve Bruce.
 

Sobre el autor

Alvaro Oleart