Daniel Ocampo

Candidatos a la Premier: Cardiff City

Tras la disputa de 21 de las 46 jornadas del Championship, esta temporada parece estar destinada a ser una de las más disputadas de los últimos años y promete tener un final apasionante como siempre nos ha tenido acostumbrados. Durante las próximas semanas, nos disponemos a analizar a todos los candidatos al ascenso.

 
Hasta ahora, el Cardiff parece tener todo aparentemente bajo control tras asentarse en la cima del campeonato. Sin embargo, quienes conocen esta división saben que existen argumentos históricos para no dejarse engañar. El Championship es una liga dura, extensa y que puede deparar muchos cambios (sino, que se lo digan al Reading la temporada pasada). A pesar de su colchón de tres puntos sobre el Crytal Palace, segundo clasificado, y de seis sobre Leicester y Hull City, sus principales perseguidores, todavía queda mucho por decidir.
 
El equipo de Malky Mackay, que cumple su segunda temporada al frente de los Bluebirds tras relevar a Dave Jones, intenta romper la maldición que desde hace años persigue al Cardiff. El equipo galés ha peleado por los puestos de vanguardia durante las últimas temporada pero siempre se ha quedado sin combustible en la recta final, como demuestran sus tres clasificaciones consecutivas para el play-off de ascenso.
 
Esta temporada se anunciaba convulsa para el conjunto galés después de que los propietarios malasios del club anunciaran y llevaran a cabo algunos cambios en el escudo y la indumentaria que fueron recibidos con rechazo por los aficionados. El Cardiff cambió sus colores de local a rojo y negro tras más de un siglo vistiendo de azul (desde 1908 hasta 2012). También su escudo cambió de diseño y el dragón aumentó de tamaño mientras el pequeño azulejo perdía peso. A cambio, los dueños malasios anunciaron la creación de un nuevo centro de entrenamiento, una ampliación del estadio y un aumento del presupuesto para fichajes.
 
A pesar de estas polémicas, el Cardiff protagonizó el mejor inicio de liga de su historia y rompió además el récord de nueve victorias consecutivas en casa que le ha permitido afianzarse en la cima.
 
Finalmente, parece que esta temporada podría ser la buena para el Cardiff gracias a una buena mezcla de jóvenes y veteranos. Con nombres como Craig Bellamy, Peter Whittingham, Mark Hudson, Matthew Connolly o Joe Mason, el conjunto azul que viste de rojo parece destinado al ascenso.
 
En el aspecto táctico, los de Mackay parecen tener una constante solidez defensiva en los partidos clave. A pesar de que mantener la valla a cero en esta categoría resulta muy difícil, los Bluebirds lo han logrado en siete encuentros, como el clave ante el Boro de hace algunas semanas, lo que les permitió llevarse la victoria por 1-0.
 
En ataque, el equipo de Mackay es el más efectivo con 42 goles, 14 de los cuales fueron obra del delantero islandés Heidar Helguson, llegado este verano del QPR, y el excelente centrocampista Peter Whittingham, con siete cada uno.
 

Sobre el autor

Daniel Ocampo