Ilie Oleart

Dalglish da finalmente con la tecla

Después de probar múltiples sistemas y jugadores durante la pretemporada y los primeros partidos de la Premier League, parece que el técnico del Liverpool, Kenny Dalglish, ha dado con la tecla para lograr que su equipo funcione. La solución no era tan complicada: recuperar a Gerrard y colocar cinco centrocampistas.

 
Hasta hace un par de semanas, Kenny Dalglish había utilizado dos sistemas, en función de si jugaba en casa y de la entidad del rival.
 
Ante equipos débiles o en Anfield, Dalglish ha optado por utilizar a sus dos delanteros, Andy Carroll y Luis Suárez. En este caso, el centro del campo lo han integrado los recién llegados Jordan Henderson, Charlie Adam y Stewart Downing más el brasileño Lucas Leiva. La baja de forma de Carroll (de quién el propio Fabio Capello dijo que «debería beber menos cerveza») y la poca creatividad del centro del campo han demostrado que esta opción no resulta óptima para este Liverpool. Así lo demuestran la ajustada victoria ante los Wolves (2-1) o la abultada derrota ante el Tottenham (4-0). Es cierto que con este sistema, el Liverpool ganó al Everton (0-2) pero el partido estuvo condicionado por la temprana expulsión de Rodwell.
 
La otra opción de Dalglish, que ha utilizado en partidos ante rivales más duros, como ante el Manchester United el sábado, es jugar solo con Luis Suárez en punta (aunque en alguna ocasión lo ha hecho solo con Carroll, relegando al uruguayo al banquillo). A tenor de lo visto ante el United, esta parece la opción que mejor se ajusta a los «reds»…siempre que Steven Gerrard esté en el campo. Cuando el centro del campo lo han formado Leiva, Henderson, Downing, Adam y Kuyt, los resultados no han sido mucho mejores que en el primer caso. Sin embargo, la entrada de Gerrard por Henderson dota al equipo de más llegada y toque en el centro del campo. Lo cierto es que el joven Henderson ha decepcionado en este inicio de temporada y la recuperación de Gerrard le podría condenar a una larga temporada en el banquillo.
 
El 4-5-1 con Gerrard es un sistema idóneo para explotar el talento de este Liverpool. Downing y Kuyt deben ser titulares, en especial el holandés, cuya ausencia en los primeros partidos se notó y mucho. No solo contribuye defensivamente a la tarea del lateral derecho (hasta que se recupere Glen Johnson, la zona más débil de la defensa) sino que aporta mucho en ataque. El centro del campo formado por Adam y Leiva permite a Gerrard jugar más libre, llegando a zona de ataque, donde es siempre un peligro, tanto cuando cae a la banda derecha como cuando pisa las inmediaciones del área.
 
Si el capitán recupera su mejor forma y Dalglish mantiene este sistema ante todos los rivales, el Liverpool posiblemente le ganará la partida al Tottenham en la lucha por la cuarta plaza. El objetivo más ambicioso al que pueden aspirar los «reds» a día de hoy.
 

Sobre el autor

Ilie Oleart