Jean Claudel

El Arsenal empata en Alemania (1-1)

A pesar de su mal momento, el Arsenal exhibió su mejor versión durante algunos momentos del partido, en especial a partir del 0-1 de Van Persie. Sin embargo, un golazo en el minuto 88 de Perisic puso las tablas finales en el marcador.

 

Champions League

Borussia 1
Arsenal 1
Ficha técnica
1 – Borussia Dortmund: Roman Weidenfeller, Marcel Schmelzer, Mats Hummels, Lukasz Piszczek, Neven Subotic, Shinji Kagawa (Mohamed Zidan, 85), Mario Götze, Sebastian Kehl (Jakub Blaszczykowski, 68), Sven Bender, Kevin Großkreutz (Ivan Perisic, 69), Robert Lewandowski.
1 – Arsenal: Wojciech Szczesny, Bacary Sagna, Per Mertesacker, Laurent Koscielny, Kieran Gibbs, Mikel Arteta, Alexandre Song, Yossi Benayoun, Theo Walcott (Emmanuel Frimpong, 77), Robin van Persie (Marouane Chamakh, 86), Gervinho (André Santos, 86).
Goles: 0-1, m.42: Van Persie. 1-1, m.88: Perisic.
Posiblemente, el Arsenal habría firmado un empate en Alemania antes de jugar, pero tras disputar el partido, un punto resulta decepcionante. Los «gunners» se las prometían muy felices hasta que el sustituto Ivan Perisic envió de volea con la zurda un balón a la escuadra en el minuto 88 para sellar el empate. Aún así, Wojciech Szczesny, el portero visitante, tuvo que intervenir para impedir la derrota más adelante.
 
El partido comenzó con un ritmo trepidante. Roman Weidenfeller tuvo que intervenir ante Gervinho, mientras que Kevin Grosskreutz disparó alto poco después en la portería contraria. El partido se decantó para los locales durante unos minutos, pero Grosskreutz, una vez más, y Shinji Kagawa erraron en los metros finales. En esos minutos, Bacary Sagna también tuvo que despejar un intento de Robert Lewandoski sobre la línea de gol.
 
El Arsenal es un equipo que improvisa sobre la marcha a causa de la llegada de tantos jugadores nuevos, a pesar de que varios de ellos acumulan mucha experiencia con el club en la Champions League. El Arsenal perseveró y comprendió que la mejor forma de protegerse era ir hacia adelante con todas sus armas. A los 34 minutos, Yossi Benayoun, que estrenó titularidad, habilitó a Van Persie por la izquierda, pero ya sin ángulo y Weidenfeller pudo despejar. Sin embargo, nunca dio el Arsenal la sensación de dominar y Mario Götze, la estrella emergente del Dortmund, hizo del centro del campo su coto privado.
 
Pero el Dortmund no logró plasmar su juego en goles. Lukasz Piszczek centró desde la derecha a los 39 minutos pero Lewandowski no pudo cabecear con suficiente fuerza para inquietar a Wojciech Szczesny. Pero el Arsenal, aunque sea una sombra de lo que era, no es un equipo que conceda tantas oportunidades sin hacerlo pagar. Solo tres minutos después, Theo Walcott conectó con Van Persie, que tuvo suficiente espacio como para disparar con potencia y poner el 0-1.
 
Tras el gol, el partido bajó de revoluciones. Sin embargo, la aparente tranquilidad no impidió que Gervinho se escapara de la defensa, pero Weidenfeller impidió su gol.
 
Los locales parecieron depender en demasía de Götze y el joven de 19 años da la impresión de sentirse a gusto con el rol de estrella. El Dortmund pareció descomponerse en la fase final. Sus cambios demostraron la tensión que estaban sufriendo y la necesidad de aliviarla rápidamente. El tono del juego había cambiado totalmente y el Arsenal, quizás por primera vez en la temporada, parecía tener fe en sí mismo.
 
La entrada de Emmanuel Frimpong por Walcott fue una clara declaración de intenciones por parte de Wenger. Y el cambio le habría salido a pedir de boca si no hubiera sido por la impresionante volea de Perisic a falta de solo dos minutos.
 

 

Sobre el autor

Jean Claudel