Alvaro Oleart

El Arsenal ofrece un trueque Nasri-Tévez

No hay duda de que Carlos Tévez y Samir Nasri quieren salir de sus respectivos clubes, por lo que ambos, en principio, estarían dispuestos a un trueque como éste. Mancini tendría a su deseado Nasri y Wenger a una estrella, un fichaje que tal vez permitiría recuperar la ilusión de los aficionados.

 
Carlos Tévez anunció al final de la pasada temporada su intención de salir del Manchester City, pero el frustrado acuerdo con el Corinthians y su alto salario han hecho muy complicado que su deseo pueda cumplirse.
 
Sin embargo, el interés de Mancini en el mediocampista del Arsenal Samir Nasri, al que tan solo le queda un año de contrato, ha hecho surgir un rayo de esperanza para Carlos Tévez. Arsène Wenger, que estará necesitado de estrellas una vez vendido Fábregas, podría haber ofrecido un trueque Nasri-Tévez, en el que los «gunners» añadirían diez millones de libras.
 
Según The Sun, una fuente interna del Arsenal ha dicho: «Nasri quiere marcharse al City, Tévez quiere marcharse de allí y Wenger necesita una nueva estrella para quitarse a todos de encima. Parece una operación en la que todos ganan».
 
«Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero si hay voluntad por todas las partes, puede ocurrir».
 
El único obstáculo que parece insalvable es el salario del jugador: Tévez es el jugador mejor pagado de la Premier League, cerca de las 240.000 libras semanales. El Arsenal podría llegar a ofrecer lo mismo que proponía a  Nasri por renovar, unas 190.000 libras. El «apache» quería abandonar Manchester a toda costa, pero tal vez 50.000 libras a la semana le hagan tomarle cariño a la ciudad.
 
Este posible trueque beneficiaría aparentemente a todas las partes, pues el Manchester City se libraría de un jugador que no quiere estar en su equipo ni en su ciudad, el Arsenal conseguiría a una estrella y daría salida a un jugador al que tan solo le queda un año de contrato, y ambos jugadores alcanzarían su objetivo, que era salir de sus respectivos clubes.
 
Tal vez solo una persona podría quedar descontenta: Roberto Mancini. El técnico italiano lo quiere todo, quiere a Nasri y quiere a Tévez. A los que no quiere nada es a sus jugadores, a los que constantemente está enviando un mensaje negativo al repetir una y otra vez que necesita más jugadores para poder competir por la Premier League.
 
 

Sobre el autor

Alvaro Oleart