Alvaro Oleart

El Birmingham abandona la Premier

El Birmingham necesitaba una victoria para asegurarse la permanencia, y no pudo tocarle peor escenario que White Hart Lane para conseguirlo. Los «spurs» también necesitaban ganar para asegurarse la plaza de Europa League, y así lo hicieron, con dos goles de Pavlyuchenko.

 

Se mascaba la tensión en White Hart Lane, pues ambos equipos se jugaban la temporada en un partido. El Tottenham debía ganar para certificar el quinto puesto que da plaza para la Europa League. El Birmingham, el actual campéon de la Carling Cup, debía ganar para salvarse.

 

El balón fue monopolizado por los «spurs» a lo largo de toda la primera parte, en gran parte por el impecable trabajo de Luka Modric. Pese a que Davies salvó un gol bajo palos, el Tottenham no dispuso de las ocasiones que deberían desprenderse de su gran posesión. En cambio, con tan solo un 25% de la posesión el Birmingham fue capaz de crear algunos problemas al Tottenham, aunque tampoco materializó ninguna de las pocas ocasiones. La tensión pudo con el fútbol: 0-0 al descanso y ambos cumpliendo sus objetivos por los resultados ajenos.

 

La segunda parte inició con el colosal trallazo del ruso Roman Pavlyuchenko desde 30 metros, ante el que Foster nada pudo hacer. Surgieron las prisas en el seno «blue», que cosecharon su recompensa a falta de diez minutos, cuando el despeje de cabeza de Huddlestone tras un córner cayó en la pierna izquierda de Gardner, que envió el balón al fondo de la red. El Birmingham estaba salvado con este empate por la diferencia de goles respecto a los Wolves, que perdían 1-3. Pero el segundo gol de los Wolves obligó a los «blues» a marcar otro para conseguir la ansiada permanencia. Tuvieron varias oportunidades para ponerse por delante en esos últimos agónicos diez minutos, pero, el que perdona paga. Pavlyuchenko ajustició al Birmingham en el último minuto tras otro sensacional disparo desde fuera del área.

 

Esta derrota supone el viaje al infierno para el campeón de la Carling Cup, que jugará la Europa League desde la segunda división. Duro golpe para los de Alex Mcleish, que pagaron la resaca de la Carling: tan solo han ganado 2 de los 13 partidos jugados tras la consecución del título ante el Arsenal.

 

Por su parte, el Tottenham consigue el premio de consolación que supone la Europa League, pues este equipo apuntaba a más. Sobre todo ahora que Redknapp parece haber descubierto que Cudicini es mucho mejor portero que Heurelho «manos de mantequilla» Gomes.

 

Tottenham: Cudicini; King, Dawson, Kaboul, Rose; Sandro, Huddlestone (Kranjkaar, 84), Modric, Lennon; Crouch (Pavlyuchenko, 40), Defoe

 

Birmingham: Foster; Johnson, Davies, Ridgewell, Carr; Gardner, Fahey, Ferguson, Larsson (Derbyshire, 75), Beausejour; Jerome

 

Goles: 1-0: Pavlyuchenko (49), 1-1: Gardner (79), 2-1: Pavlyuchenko (90)

 

Sobre el autor

Alvaro Oleart