Carles Maronda

El Chelsea de Benítez cae en Upton Park (3-1)

A pesar de que el Chelsea comenzó adelantándose en Upton Park, el arreón final de los Hammers dejó en evidencia la fragilidad del equipo de Benítez, que sigue sin ganar como técnico de los Blues. Cole, Diamé y Maiga sellaron la remontada de los Hammers.

 

Premier League

West Ham 3
Chelsea 1
Ficha técnica
3 – West Ham: Jussi Jääskeläinen, James Collins, Joey O’Brien, Guy Demel, Winston Reid, James Tomkins (Mohamed Diamé, 45), Matthew Jarvis, Gary O’Neil (Matthew Taylor, 45), Mark Noble, Kevin Nolan, Carlton Cole (Modibo Maiga, 87).
1 – Chelsea: Petr Cech, César Azpilicueta, Branislav Ivanovic, Ashley Cole, Gary Cahill, Ramires, Victor Moses (Marko Marin, 79), Juan Mata, John Obi Mikel, Eden Hazard (Oscar, 73), Fernando Torres.
Goles: 0-1, m.13: Mata. 1-1, m.63: Cole. 2-1, m.86: Diamé. 3-1, m.90+1: Maiga.
El Chelsea perdió definitivamente en Upton Park el rastro de los dos equipos de Manchester en la cima de la Premier League. Los de Benítez cayeron en este estadio por primera vez en nueve años tras el arreón final de los Hammers, que lograron una victoria que sus aficionados conservarán en la memoria durante mucho tiempo.
 
Los Blues llevan ya siete partidos sin ganar en liga, su peor racha desde febrero de 1995. Pero eso no es lo peor para el club de Stamford Bridge. Lo realmente hace concebir pocas expectativas de futuro es el desequilibrio en la confección de la plantilla, el pésimo estado físico de algunos de sus jugadores clave, la falta de puntería crónica de Torres y la fractura social provocada por el despido de Roberto Di Matteo. Un puesto de Champions League a final de temporada parece un objetivo realista a día de hoy.
 
La figura de Benítez ha logrado algo positivo en su breve estancia en Stamford Bridge: está hermanando a la afición de su propio club con la de los rivales. Ambas se unieron en Upton Park para cantarle «You’re getting sacked in the morning» («Te van a despedir por la mañana») a Benítez, como ya sucedió el fin de semana pasado ante el Manchester City.
 
Lo cierto es que el Chelsea fue muy superior en la primera parte pero se fue desintegrando a medida que se acercaba el final. Cuando el West Ham lanzó su andanada final, el Chelsea se convirtió en un juguete roto. Si Benítez esperaba cimentar su equipo en la defensa, tiene mucho trabajo por delante.
 
Y eso que el West Ham se presentó sin Andy Carroll, lesionado en la rodilla, que podría estar de baja hasta Navidad. Sam Allardyce dejó a Momo Diamé en el banco y colocó al central James Tomkins como medio centro. Todo parecía propicio para una victoria de los Blues. Más cuando el conjunto de Benítez se adelantó a los 13 minutos tras una jugada elaborada. Un pase en profundidad de Moses a la espalda de la defensa encontró a Torres, que dio un pase preciso para que Mata marcara. Por primera vez en once horas y dos minutos, Torres participaba en un gol.
 
Las ocasiones se acumularon para el Chelsea. Jaaskelainen evitó el segundo de Mata después de que Moses dejara sentado a Guy Demel. El español envió un balón al palo luego ya con 1-1 tras una falta milimétrica. Los Hammers fueron desbordados en el centro del campo ante la velocidad del Chelsea en el primer acto.
 
Pero los Blues cometieron el grave error de dejar con vida a los Hammers. La entrada de Diamé en el descanso por Tomkins obligó a Ramires a retrasar su posición, mientras Matty Taylor, que salió por O’Neill, también abrió brecha por su banda izquierda. La mejoría de los locales se tradujo en el gol de Carlton Cole a la hora de juego tras rematar de cabeza tras una posible falta sobre Ivanovic. Lo cierto es que los Hammers habían hecho méritos más que suficientes para entonces.
 
Los goles decisivos llegaron en los últimos cinco minutos. Primero, Momo Diamé remató a placer tras un pase de Carlton Cole, que aterrorizó con su presencia física a la defensa rival. Ya en añadido, el sustituto Modibo Maïga puso el 3-1 después de un grave error de Ashley Cole.
 
Benítez se quejó después del partido del tanto del empate. En el terreno de juego, una pancarta en la zona de la afición visitante rezaba: «Di Matteo Chelsea legend. FACT. Rafa Chelsea reject». Se avecina tormenta en Stamford Bridge.
 

Sobre el autor

Carles Maronda