Ilie Oleart

El Chelsea deberá seguir en Stamford Bridge

El Chelsea ha fracasado en su intento de recomprar la propiedad de Stamford Bridge en una asamblea general extraordinaria de los accionistas de Chelsea Pitch Owners (CPO), la compañía que se formó en su día para comprar el terreno y evitar una posible venta.

 
El Chelsea no ha logrado convencer a los titulares del 75% o más de las acciones de CPO de que respaldaran su propuesta de recompra. Este movimiento era considerado como un primer paso para trasladarse a un nuevo estadio con una capacidad para 60.000 espectadores.
 
En una asamblea cargada de emoción en el Great Hall de Stamford Bridge, el 61,6% de los 5.796 votos respaldaron el plan. Esto significa que el club se quedó a un 13,4% de su objetivo.
 
Esta derrota impide que el Chelsea recupere la propiedad del terreno que vendieron al grupo CPO, formado por aficionados, en los años 90 para garantizar que el club no se quedaría sin estadio.
 
A principios de mes, el club presentó una oferta para recomprar la propiedad, argumentando que no podrían trasladarse a un nuevo estadio a menos que pudieran sacar partido del terreno donde se encuentra Stamford Bridge.
 
Sus oponentes insistieron en que no están en contra de mudarse pero criticaron al club por su falta de transparencia, por no conceder suficiente tiempo para debatir los problemas y por negarse a transferir el actual contrato con CPO al nuevo estadio.
 
Pero hoy estaban mucho más molestos a causa de la decisión de permitir que las acciones pudieran seguir vendiéndose después de que el Chelsea anunciara su propuesta el 3 de octubre. La semana pasada, se gastaron más de 200.000 libras en las acciones de 100 libras (un 10% del total accionarial). Se vendieron más acciones en este periodo que en los siete años anteriores.
 
En la asamblea se profirieron acusaciones de que muchas de estas acciones se vendieron a 20 personas vinculadas con el club. Se intentó que los votos de todos aquellos que compraron acciones después del 3 de octubre no se contabilizaran. En cualquier caso, al final no fue necesario tomar esta medida porque la propuesta fue desestimada de todos modos y el Chelsea seguirá de momento en Stamford Bridge.
 

Sobre el autor

Ilie Oleart