Ilie Oleart

El Chelsea gana al Wigan en el añadido (2-1)

El Chelsea ya tiene una pista sobre cómo jugarle al Barça en las semifinales de la Champions League: no como esta tarde. Los «blues» ganaron al Wigan gracias a un gol en fuera de juego de Ivanovic y a otro de Mata en el tiempo añadido. Los «latics» habían empatado gracias a un golazo de Diamé.

 

Premier League

Chelsea 2
Wigan 1
Ficha técnica
2 – Chelsea: Petr Cech, Branislav Ivanovic, Gary Cahill, Ryan Bertrand, David Luiz, Florent Malouda (Fernando Torres, 59), Michael Essien (John Obi Mikel, 74), Raul Meireles, Didier Drogba, Daniel Sturridge (Salomon Kalou, 83), Juan Mata.
1 – Wigan: Ali Al-Habsi, Maynor Figueroa, Emmerson Boyce, Gary Caldwell, Antolin Alcaraz, Jean Beausejour (Ben Watson, 71), Victor Moses, James McCarthy, Shaun Maloney, James McArthur (Mohamed Diamé, 71), Franco Di Santo (Conor Sammon, 80).
Goles: 1-0, m.62: Ivanovic. 1-1, m.82: Diamé. 2-1, m.90+3: Mata.
Roberto Di Matteo tiene un enigma que resolver en las próximas semanas: cómo batir al Barcelona. Gracias al partido de esta tarde contra el Wigan ya tiene una pista: no jugando así. Un gol de Juan Mata en el tiempo añadido y un gol polémico de Branislav Ivanovic le dieron al Chelsea los tres puntos ante un Wigan que parecía tener el empate al alcance de la mano tras el tanto de la igualada de Mohamed Diamé a los 82 minutos. Pero el gol de Mata condena a los «latics» a seguir en la zona de descenso.
 
Antes de comenzar, el Chelsea recibió la buena noticia del empate del Tottenham Hotspur en Sunderland. Pero eso no pareció motivar a los jugadores de Di Matteo. El Chelsea estuvo tan inoperante durante la primera media hora, que cuando una paloma se posó en el área del Wigan, pudo permanecer allí durante un par de minutos hasta que un centro le hizo volar hacia tierras más seguras. Ante la falta de entretenimiento, los aficionados cantaron «Pigeon for England!» («¡Paloma, selección!»). No fue hasta los 38 minutos cuando un ser humano propició algo de emoción, gracias a un disparo de Mata. Drogba remató el rechazo pero Maynor Figueroa despejó sobre la línea.
 
Los sustitutos de John Terry, Frank Lampard y Ashley Cole, baja por lesión, hicieron poco para amenazar su puesto cuando se recuperen. El Wigan se mostró mejor pero su falta de mordiente quedó patente una vez más.
 
A la hora de juego, las peticiones de los aficionados de que entrara Fernando Torres se cumplieron. El gol llegó dos minutos después. La defensa de los «latics» despejó una falta de Mata y Raul Meireles devolvió el balón al área, donde Ivanovic marcó en fuera de juego.
 
La injusticia espoleó al Wigan, y momentos después Cahill tuvo que emplearse a fondo para detener el intento de Franco Di Santo, exjugador del Chelsea. Mientras, Torres siguió demostrando que sigue lejos de ser el que era. Dos veces se quedó solo frente al portero. Las dos resbaló.
 
Daniel Sturridge tampoco estuvo mejor y acabó abucheado a los 78 minutos cuando erró una oportunidad clara de gol.
 
A los 82 minutos llegó el improbable empate del Wigan. Diame recibió el balón al borde del área y el senegalés se abrió espacio para disparar pegado a la base del poste de Cech, que no llegó a moverse.
 
La suerte de Torres cambió en el tiempo añadido. Una volea del español mal dirigida acabó a pies de Mata en el segundo poste y el centrocampista envió el balón a la red. Los «latics» hincaron la rodilla pero deberán levantarse rápido. Manchester United y Arsenal les esperan. Y tal vez el Championship.
 

Sobre el autor

Ilie Oleart