Andrés Escoto

El Chelsea toma la punta de la WSL

La jornada 3 de la FA WSL que se celebró la semana pasada nos deparó muchos goles y nos permitió atisbar que el reinado de Arsenal Ladies podría estar llegando a su fin. Repasamos en profundidad todo lo sucedido.

 
La jornada arrancó en una húmeda y fría tarde en el norte de Londres, donde el ahora llamado “Spanish Bristol” de Laura del Río y Natalia Pablos se enfrentaba a Doncaster Belles. Se trataba de un partido importante para Donny Belles, ya que la temporada pasada fueron el peor equipo como local, tras obtener solo un punto de 27 posibles. Enfrente, un equipo dispuesto a pelear por puestos europeos.
 
Las Vixens fueron las que comenzaron con un juego brillante, a través de sus delanteras Jess Sigsworth y Millie Bright, conocidas como los tanques gemelos debido a su corpulencia física. Sigsworth tuvo la primera ocasión clara del partido, cuando hizo una carrera prometedora desde la línea de medio campo. Sin embargo, su remate a portería salió mordido y Chamberlain, la guardameta de Bristol, atrapó fácilmente el balón.
 
Las Belles también crearon ocasiones de peligro. Nicola Hobbs se vio exigida para sacar un balón a tiro de esquina. Sin embargo, después de cobrar el saque de esquina, la española Natalia Pablos vio a Leandra Little sin marca y filtró un pase de tres dedos que dejó sola a Little, que sacó un potente testarazo que Watts Nicola desvió con la mano nuevamente a tiro de esquina.
 
Después de ese inicio prometedor de ambos equipos, la lluvia hizo su aparición y el juego comenzó a volverse ríspido. Las jugadoras resbalaban constantemente, aunque demostraron que son capaces de superar las adversidades. Millie Bright corrió con el balón por la banda tras un resbalón de una defensora de Bristol, para quedar mano a mano contra Chamberlain. Pero la portera inglesa no se achicó y desvió el balón a tiro de esquina.
 
En la segunda mitad, Bristol entró en el juego con mayor futbol, y forzó una serie de saques de esquina y jugadas a balón parado, que finalmente les dieron el primer gol. Natasha Harding remató de cabeza para poner las cosas 0-1 a favor de las visitantes. Después de la apertura,  Doncaster aplicó mucha más presión en un intento por igualar. Sigsworth disparó fuera desde unos 25 metros y después una hermosa jugada que incluyó 10 toques de balón al estilo “tiki-taka” entre las jugadoras de Doncaster acabó con disparo de Lucy Stainforth, que no golpeó bien el balón y su intento salió fuera. Poco después, Emery Thompson puso el 0-2 al rematar un balón desde fuera del área.
 
Los últimos 25 minutos del partido fueron emocionantes, con constantes llegadas por la banda derecha a través de Bethany England. Una de ellas culminó con una diagonal para Jess Sigsworth, que batió con su zurda a Chamberlain y acortó distancias 1-2. Al final Bristol demostró que tiene un plantel superior y anoto el 1-3. Fue un partido que bien pudo a ver terminado 2-2, si no fuesen por las constantes fallas en la delantera de Donny Belles.
 
El siguiente partido se jugó el sábado entre dos equipos que abrieron la billetera para pelear por cosas importantes, Liverpool LFC y Chelsea LFC. También fue un partido del que se habló mucho en la previa, ya que Matt Beard salió por la “puerta de atrás” de Chelsea LFC la temporada pasada para posteriormente ser fichado por Liverpool LFC. Las Reds venían con la moral a tope después de propinarle una dolora derrota a domicilio por 4-0 a Arsenal LFC. Las Reds dominaron durante los primeros 20 minutos a través de su dúo dinámico Amanda Da Costa y Nicole Rolser, ambas fichajes de lujo, que estrellaron varios balones en los postes. Poco después de una auténtica jugada de pizarrón se derivó un saque de esquina que lanzó Corina Schroeder con esa privilegiada zurda que posee hacia la cabeza de Shannon Lynn, que solo tuvo que peinar el balón hacia atrás para que Whitney Engen marcara. Fue un gol que ocasionó un gran júbilo en la banca Red, que lo festejó como si hubiese sido el gol del título.
 
Acto seguido, Enie Anulko se sacó un remate de volea, sólo para exigir a Sarah Quantrill y obtener un tiro de esquina. Fue la señal de que algo extraordinario estaba por suceder. Chelsea LFC comenzó a apretar la salida de las Reds y a recuperar el balón en tres cuartos de cancha. Helen Ward tomó el balón solo para comenzar a batir rivales, llegar a línea de fondo, filtrar un pase para que Jakobson hábilmente evadiera un par de defensas en el borde del área chica y sacara un zurdazo extraordinario y colocara el balón en la esquina superior izquierda. 1-1.
 
A partir de ese momento, las Reds entraron en pánico. Replegaron líneas para aguantar el empate, algo que benefició a Chelsea LFC ya que nuevamente Helen Ward filtró un pase en el aire para Anulko, quien solo se encargó de bajar el balón y batir a Quantrill para poner el marcador definitivo de 1-2.
 
La jornada sabatina se cerró con el encuentro entre Arsenal LFC y Birmingham LFC de Continental Cup. Las Gunners necesitan recuperar el futbol exquisito que les dio el bicampeonato de FA WSL. No han funcionado como equipo y no han logrado los resultados esperados. Shelly Kerr alineó el mismo once que comenzó ante el Liverpool con Kim Little y Jordania Nobbs alternándose en la defensa, la capitán Steph Houghton y Gemma Davison como doble escudo en el mediocampo y Danielle Carter de enganche atrás de Ellen White como única referente en el ataque.
 
Después de un comienzo rudimentario, las visitantes tuvieron la primera ocasión de gol cuando Melissa Lawley concretó un tiro apenas desviado desde el borde del área. Unos minutos más tarde, Arsenal tuvo su primera oportunidad. Davison se dirigió a la banda y su centro causó un revuelo en el cuadro de Birmingham. El balón finalmente cayó a Carter, pero su disparo desde 10 metros fue bien bloqueado.
 
Jennifer Beattie, mostró su versatilidad como central con una gran entrada para evitar que Lawley disparara a puerta. A los 25 minutos, Williams remató desde unos 25 metros y su disparo salió en dirección a gol pero un desvío de la defensa hizo que se estrellara en el travesaño para que Emma Byrne atrapara el balón. El primero tiempo concluyó 0-0.
 
Un minuto después de la reanudación, Houghton pensó que había puesto al frente a ALFC después de rematar de cabeza un centro de tiro libre, pero el gol fue anulado por fuera de juego. Williams se encargó de abrir el marcador para Birmingham después de un mal despeje del balón. Arsenal no podía ligar una segunda derrota consecutiva así que realizo cambios e ingresó Rachel Yankey, que revivió a las Gunners con un tiro libre que puso el 1-1. Sobre la hora, una inoportuna entrada dentro del área hizo que el árbitro marcara penal y fue Ellen White la encargada de colocar el balón pegado al poste derecho para batir a Earp y sellar el 2-1 para Arsenal.
 
El último partido de la jornada se jugó entre Everton Ladies y Lincoln Ladies. Las Toffees tampoco han tenido ese buen inicio de torneo que se esperaba con dos derrotas consecutivas y fueron eliminadas en la FA Cup femenina por Bristol Academy.  Rápidamente Brooke Chaplen dio a las locales la ventaja tras una buena jugada elaborada desde medio campo que concluyó con un centro de Jill Scott a la cabeza de Brooke para que rematara sola frente al arco rival.
 
Precious Hamilton tuvo la oportunidad de igualar las cosas con un potente disparo que fue desviado a córner por Lizzie Durack. Ambos equipos protagonizaron un animado primer tiempo con Toni Duggan y Jill Scott generando llegadas constantes pero la portera de la selección Karen Bardsley atajó todo, mientras que, al otro extremo, Hamilton se cansó de estrellar balones en los postes.
 
Poco después, la guardameta de Everton casi regala el empate a Lincoln cuando dejó caer el balón en frente de Jess Clarke, pero su remate fue bloqueado por la defensa Toffee antes de la línea de gol. Everton respondió trayendo a Magill desde la banca, quien envió un precioso centro que superó a Bardsley para que Harris cerrara la pinza y anotara el 0-2 definitivo.
 

Sobre el autor

Andrés Escoto