Jean Claudel

El Chelsea vuelve a la senda del triunfo (3-0)

Los Wolves regalaron a Villas-Boas unos días de tranquilidad tras caer en Stamford Bridge por 3-0. El equipo de Mick McCarthy no opuso resistencia y se fue al descanso con un 3-0 en contra. Oriol Romeu fue titular pero Torres se quedó en el banquillo una vez más. Mata fue el mejor, con un gol y una asistencia.  

 

Premier League

Chelsea 3
Wolverhampton 0
Ficha técnica
3 – Chelsea: Petr Cech, David Luiz, John Terry, Branislav Ivanovic (José Bosingwa, 77), Ashley Cole, Raul Meireles (Frank Lampard, 70), Oriol Romeu, Ramires, Daniel Sturridge, Didier Drogba (Fernando Torres, 78), Juan Mata.
0 – Wolverhampton: Wayne Hennessey, George Elokobi, Christophe Berra, Roger Johnson, Ronald Zubar (Anthony Forde, 76), Nenad Milijas (Sylvain Ebanks-Blake, 38), Matthew Jarvis, David Edwards, Stephen Ward, Karl Henry, Steven Fletcher (Adlène Guédioura, 84).
Goles: 1-0, m.7: Terry. 2-0, m.29: Sturridge. 3-0, m.45: Mata.
Tras unas semanas difíciles, en las que los aficionados del Chelsea han visto a su equipo perder en Loftus Road ante el QPR, recibir una manita en casa ante el Arsenal, caer de nuevo en Stamford Bridge ante el Liverpool y poner en riesgo su clasificación europea al caer ante el Bayer Leverkusen, Villas-Boas y los suyos han gozado de un pequeño respiro esta tarde, cortesía de unos débiles Wolves que ya perdían 3-0 al descanso.
 
Sin embargo, ahora viene lo difícil para el Chelsea, que se jugará su futuro en 16 días en los que disputará cuatro partidos que definirán su futuro en la liga, la Champions League y la Carling Cup. Los «blues» se enfrentarán consecutivamente a Liverpool (en Carling Cup), Newcastle United (en liga), Valencia (en Champions League) y Manchester City (en liga).
 
Villas-Boas realizó algunas modificaciones interesantes en el once. Primero, Obi Mikel fue suplente, al igual que Lampard. En su lugar, Villas-Boas apostó por el joven Oriol Romeu, que jugó junto a Meireles y Ramires. En ataque, parece que Mata y Sturridge son intocables y, de momento, Drogba le ha ganado la partida a Torres, que volvió a quedarse en el banquillo.
 
El Chelsea se adelantó a los siete minutos, tras un remate de John Terry tras un saque de esquina. El segundo de la tarde llegó a los 28 minutos tras una buena jugada colectiva. Ashley Cole encontró a Raul Meireles, que pasó a Juan Mata en la izquierda. El español centró milimétricamente para permitir a Daniel Sturridge marcar su quinto gol en liga.
 
Justo antes del descanso, el Chelsea puso el tercero. Didier Drogba se deshizo de Roger Johnson pero su disparo fue bloqueado. Entonces pasó el balón a Cole, que cedió para Mata, que remató a placer con su pierna izquierda.
 
McCarthy se dio cuenta demasiado tarde de que su equipo debía presionar a Terry y David Luiz, así que cambió a un 4-4-2 antes del descanso, pero ya era demasiado tarde. Los Wolves cedieron suficiente espacio a Mata como para que el español mostrara toda su gama de recursos ofensivos y no lograron rematar a puerta hasta el minuto 75, cuando Petr Cech detuvo un disparo de Stephen Ward, que anteriormente había cabeceado fuera.
 
Villas-Boas sorprendió a todos esperando hasta el minuto 77 para sacar a Torres, un delantero necesitado de la confianza que solo los goles pueden ofrecer. Su entrada provocó una ovación cerrada por parte de los aficionados locales, a la que no pudo corresponder con un gol. Pero no importó, porque el Chelsea había regresado al poco transitado (esta temporada) camino de la victoria y había logrado desviar los focos de atención durante unas horas de su joven técnico.
 

Sobre el autor

Jean Claudel