Carles Maronda

El City acaba con la imbatibilidad del Newcastle

El Newcastle vio quebrada su racha de imbatibilidad en el Etihad Stadium pese a exigir una gran intensidad a los hombres de Roberto Mancini. Los locales aprovecharon un penalti y un despiste defensivo para irse al descanso con ventaja. Otro gol de penalti de Agüero sentenció el partido dejando en intrascendente el tanto de Gosling en el minuto 89.

 

Premier League

Manchester City 3
Newcastle 1
Ficha técnica
3 – Manchester City: Joe Hart, Joleon Lescott, Micah Richards, Vincent Kompany, Gaël Clichy, James Milner, Nigel de Jong, Yaya Touré (Gareth Barry, 85), Samir Nasri, Mario Balotelli (David Silva, 69), Sergio Agüero (Adam Johnson, 76)
1 – Newcastle: Tim Krul, Steven Taylor, Danny Simpson, Ryan Taylor, Fabricio Coloccini, Yohan Cabaye (James Perch, 85), Hatem Ben Arfa (Peter Løvenkrands, 76), Jonás Gutiérrez, Danny Guthrie, Demba Ba, Sammy Ameobi (Dan Gosling, 79)
Goles: 1-0, m.41: Balotelli (p.). 2-0, m.44: Micah Richards. 3-0, m.72: Agüero (p.). 3-1, m.89: Gosling.
Con la inesperada suplencia de David Silva, seguramente reservado para el decisivo partido de Champions League del próximo martes frente al Nápoles tras su viaje a Costa Rica con la selección española, el Manchester City consiguió resolver un difícil partido ante uno de los rivales más en forma a estas alturas de la temporada, el Newcastle de Alan Pardew.
 
Las «urracas» eran, junto al propio Manchester City, los dos únicos equipos que no habían conocido la derrota desde que se inició el campeonato. Jugaron sus cartas en el Etihad Stadium, pero no pudieron arrancar ningún punto. Aún así, Pardew y sus hombres salen reforzados del partido. Perder en el campo del líder es entra dentro de lo comprensible y las sensaciones que han dejado son las de un equipo que si mantiene este nivel estará luchando por puestos europeos al final de temporada.
 
El sueño del Newcastle de dar la campanada se empezó a desvanecer en el minuto 41, cuando Yaya Toure empalmó un balón dentro del área que rebotó en el brazo de Ryan Taylor.
 
El colegiado Chris Foy acertadamente señalo la pena máxima y Mario Balotelli, con un disparo raso a la derecha del guardameta, consiguió su octavo gol en nueve partidos. El City ya había hecho lo más dificl, abrir la lata. Antes del gol de Balotelli, Agüero y Demba Ba disfrutaron de una ocasión para cada escuadra, pero hasta el penalti provocado por Toure, parecía que nos iríamos al descanso con el resultado gafas. Por eso resulto más sorprendente si cabe que solo tres minutos después del gol del delantero italiano, los locales perforaran de nuevo la meta de Tim Krul.
 
Samir Nasri vio una de las habituales carreras del imponente Micah Richards por la banda derecha. El francés lanzó un pase que Ryan Taylor debería haber controlado sin problemas. Sin embargo, Taylor, que no tuvo ni de lejos su mejor tarde, vio cómo Richards le robaba la cartera y se hacía con el esférico quedándose solo ante el meta visitante. El lateral no falló y puso el 2-0 en el marcador. Partido a partido, Richards se encarga de demostrar a todo el país la absurda decisión de Capello de no convocarle para la selección.
 
Get Adobe Flash player

Con 2-0 en contra, se antojaba una quimera que el Newcastle remontase en el Etihad Stadium pese al gran momento de forma por el que atraviesan las «urracas». Solo Ben Arfa, que reapareció como titular trece meses después que De Jong la partiese la pierna por dos lugares, estuvo a punto de poner algo de picante al encuentro con un disparo que golpeó en el poste.
 
El mismo Ben Arfa estuvo involucrado en la jugada que acabó de decidir el partido al cometer penalti sobre Micah Richards. Agüero fue el encargado de trasformarlo y de dejar el partido visto para sentencia.
 
Quedó como anecdótico el gol de Gosling en el minuto 89 al aprovechar un choque entre el meta Joe Hart y Demba Ba para establecer el definitivo 3-1 en el marcador. El Manchester City, que anunció unas pérdidas de casi 200 millones de libras la temporada pasada, sigue demostrando que la inversión está destinada a ser premiada con el título de liga.
 
 

Sobre el autor

Carles Maronda