Alvaro Oleart

El City despierta tarde y queda fuera de la Champions (2-0)

A pesar de la fácil victoria de los «citizens» ante un Bayern de Munich plagado de suplentes, los de Mancini se han quedado fuera de la Champions por culpa de la victoria del Nápoles en Villarreal. Sin embargo, se fueron con honor, cuajando un buen partido en el que David Silva y Yaya Touré fueron los goleadores.

 

Champions League

Manchester City 2
Bayern Munich 0
Ficha técnica
2 – Chelsea: Hart; Savic, Kompany, Lescott, Clichy; Y. Touré (Balotelli, 81), Barry, Nasri, Agüero, Silva (Johnson, 84); Dzeko (De Jong, 77).
0 – Bayern Munich: Butt; Rafinha, Boateng, Badstuber, Contento; Timoshchuk, Luiz Gustavo, Olic, Pranjic, Alaba; Petersen (Usami, 81).
Goles: 1-0, m.36: Silva. 2-0, m.22: Y. Touré.
El Manchester City jugó esta noche tal vez el mejor partido de su historia en la Champions League (una historia que se reduce a seis partidos), pero no le bastó para clasificarse para los octavos de final. Cuando restaba una media hora para el final del encuentro, ocurrió lo que todos en el Manchester City se temían: un gol del Nápoles en Villarreal.
 
Y es que los «citizens» solo tenían una combinación posible para pasar de ronda. Debían ganar al Bayern de Munich y esperar que el Nápoles no hiciera lo propio en Villarreal, algo poco probable teniendo en cuenta que los españoles habían perdido todos los encuentros disputados hasta ahora. Los de Manchester cumplieron con su parte, pero, a pesar de que estuvieron virtualmente clasificados durante 45 minutos (los transcurridos entre el gol de Silva y el de Inler), el Nápoles acabó noqueando al Villarreal y dejando fuera a los «citizens».
 
La derrota y eliminación del Manchester City podría entrar dentro de lo razonable teniendo en cuenta que es su primera participación en la Champions League y que el sorteo les deparó un grupo muy complicado. Sin embargo, su excelente rendimiento en la Premier League y los millones invertidos hacen que la eliminación suponga un duro revés para Mancini y sus muchachos. La plantilla del City no tiene nada que envidiar a la del Bayern de Munich ni a la del Nápoles, pero deberán ver desde casa cómo alemanes e italianos juegan en octavos.
 
El City jugará la Europa League el año que viene junto con su acérrimo rival, el Manchester United. Sin embargo, las eliminaciones de ambos equipos tienen poco en común. Mientras el United cayó humillado en Suiza, el Manchester City se fue con honor. Fue claramente superior al Bayern de Munich esta noche aunque bien es cierto que los alemanes se tomaron el partido con cierta relajación al tener asegurada la primera plaza del grupo, por lo que salieron con todos los suplentes.
 
El City dominó el partido desde el primer minuto, aunque tuvo que esperar al 36 para ponerse por delante, cuando Dzeko puso un balón de la nada en el camino de David Silva, que con un impresionante disparo batió al portero Butt. No contentos con el 1-0, los locales siguieron apedreando la portería rival y lograron su merecida recompensa en los primeros minutos de la segunda parte, cuando de nuevo Dzeko dio un sublime pase a Touré, que definió a la perfección para poner más tierra de por medio.
 
La intensidad e ímpetu de los «citizens» duró lo que tardó el Nápoles en marcar su primer gol, es decir, diez minutos. Con el gol de Inler se acabó el partido, consciente el City de que ya no importaba el resultado del Etihad.
 
Una vez más, el mejor del partido fue David Silva. Más allá de su golazo, marcó el ritmo del partido y de su equipo en todo momento. Sin embargo, tendrá que esperar un año más para pelear por la Champions League.
 

Sobre el autor

Alvaro Oleart