Ilie Oleart

El City lanza su ofensiva por Agüero

El Manchester City lanzará su ofensiva por Sergio Agüero inmediatamente, sin esperar a resolver el futuro de Carlos Tévez. El club espera poder llegar a un acuerdo con el Atlético de Madrid cercano a los 38 millones de libras. Tévez deberá volver a Inglaterra a su pesar.

 
El Manchester City proseguirá su intento de fichar a Sergio Agüero a pesar de que se rompieran las negociaciones para traspasar a Carlos Tévez al Corinthians y la posibilidad cada día más cercana de que un jugador que ha expresado públicamente que no desea volver a Inglaterra no le quede más remedio porque nadie desea o puede ficharle.
 
Mientras el City es cada vez más optimista de cara a lograr cerrar el traspaso de Agüero por 38 millones de libras con el Atlético de Madrid, Tévez está esperando para saber cuándo debe regresar a los entrenamientos. Se le han concedido quince días de descanso adicionales para recuperarse tras la disputa de la Copa América pero podría disfrutar de más tiempo, lo cual podría provocar que no participara en la Community Shield contra el Manchester United el 7 de agosto.
 
Roberto Mancini debe escoger si le sustituye como capitán con Vincent Kompany o continúa confiando en su máximo goleador. Kompany fue elegido como el jugador del año por el club la temporada pasada y la popularidad de Tévez en el club ha caido hasta tal punto que tres jugadores de peso en el equipo se acercaron a Mancini en otoño para expresarle su oposición a que el argentino siguiera siendo el capitán.

El interés del Corinthians por Tévez nunca fue real

Ningún equipo europeo quiere arriesgarse a fichar al argentino

 
El Corinthians anunció el miércoles que el acuerdo para fichar a Tévez era «imposible». Ahora, algunas personas del City se muestran escépticas sobre que en algún momento existiera la posibilidad real de llegar a un acuerdo. La sensación es que se trató de una operación de relaciones públicas o un intento por parte de los agentes de acelerar el interés de otros clubes. En ambos casos, ha fallado estrepitosamente.
 
El City hizo muchas concesiones para intentar cerrar el trato con el Corinthians, pero la realidad es que la cantidad estaba muy por encima de las posibilidades del club de São Paulo, que nunca ha gastado más de 10 millones de libras en un jugador. El City rebajó el precio de 50 a 40 millones de libras, aceptó pagos a plazos durante cuatro años, pero ni así se pudo cerrar el acuerdo. De hecho, los brasileños no podían ni siquiera afrontar el primer pago de 5 millones de libras, y pretendían aplazarlo hasta febrero del año que viene.
 
Lo único que exigió el City fueron garantías bancarias. Cuatro veces, además, tres esta semana. Pero el Corinthians tampoco fue capaz de ofrecerlas.
 
La situación ahora es la misma que hace una semana: Tévez tiene contrato con el City, por 250.000 libras semanales, nada menos. Ese es uno de los principales escollos por los que ningún equipo europeo está dispuesto a arriesgarse para fichar a un jugador problemático de 27 años que está buscando su sexto club en siete años. Tévez está en una edad en que su valor comenzará a depreciarse así que si dentro de uno o dos años desea volver a fichar por otro club, su próximo comprador podría sufrir unas pérdidas cuantiosas.
 
La única opción real ahora es buscar un acuerdo de intercambio de jugadores, quizás con Wesley Sneijder del Inter. Pero parece poco probable. El consuelo para el City es que, a pesar de todos sus problemas fuera del terreno de juego, el rendimiento de Tévez dentro del mismo nunca parece verse afectado.
 

Sobre el autor

Ilie Oleart