Jean Claudel

El efecto Connor tarda 45 minutos en aparecer (2-2)

Los Wolves del recién nombrado Terry Connor, hasta ahora segundo entrenador con Mick McCarthy, se fueron al descanso perdiendo 2-0 y un negro futuro por delante. Pero el equipo reaccionó y con goles de Jarvis y Doyle fue capaz de llevarse el empate de St. James’ Park. 

 

Premier League

Newcastle 2
Wolverhampton 2
Ficha técnica
2 – Newcastle: Tim Krul, Fabricio Coloccini, Danny Simpson, Ryan Taylor (Danny Guthrie, 66), Davide Santon, Michael Williamson, Cheik Tioté (Shola Ameobi, 81), Yohan Cabaye, Jonás Gutiérrez, Papiss Demba Cissé (Hatem Ben Arfa, 65), Demba Ba.
2 – Wolverhampton: Wayne Hennessey, Ronald Zubar, Christophe Berra, Kevin Foley (Nenad Milijas, 92), Richard Stearman, Jamie O’Hara (Michael Kightly, 71), Karl Henry, Matthew Jarvis (Stephen Hunt, 86), Stephen Ward, David Edwards, Kevin Doyle.
Goles: 0-1, m.6: Cissé. 2-0, m.18: Gutiérrez. 2-1, m.50: Jarvis. 2-2, m.66: Doyle.
Todavía es pronto para saber si Terry Connor es buen técnico o no. Pero lo que es seguro es que domina las charlas del descanso. Los Wolves remontaron dos goles en contra en la segunda parte y se llevaron un empate más que merecido.
 
El Newcastle se rompió por donde menos se esperaba: por el centro. Cheik Tioté, recién llegado de la Copa de África, y Yohan Cabaye, que volvía tras tres partidos de sanción, no fueron capaces de competir con la fuerza de Karl Henry.
 
La tarde comenzó con un funeral, organizado por unos 50 aficionados del Newcastle, en el lugar donde solía estar el signo de St. James’ Park, reconvertido ahora en el Sports Direct Arena.
 
Connor no pudo empezar peor su etapa como técnico de los Wolves. A los seis minutos, un centro inteligente de Cabaye fue rematado de tacón por Demba Ba pero Wayne Hennessey repelió el intento. Sin embargo, el balón le cayó a Tioté fuera del área y su disparo fallido acabó a los pies de Papa Demba Cissé que logró su segundo gol en otros tantos partidos desde que llegó a las «urracas».
 
El segundo llegó diez minutos después. El central Richard Stearman despejó un balón directamente a los pies de Jonás Gutiérrez fuera del área. Desde ahí, el argentino lanzó un disparo lejos del alcance de Wayne Hennessey.
 
Los Wolves jugaron bien por momentos e incluso crearon ocasiones. Kevin Doyle cabeceó fuera un buen centro de Matt Jarvis. Lo cual no contribuyó a calmar a los aficionados de los Wolves que hicieron el desplazamiento, que para ese momento ya estaban cantando «Moxey out», pidiendo la marcha del director ejecutivo del club, Jez Moxey, que fue intentó contratar a Alan Curbishley, Walter Smith, Gus Poyet y Brian McDermott pero tuvo que acabar nombrando a Connor hasta final de temporada.
 
Pero las cosas cambiarían en el segundo acto. Jarvis recortó distancias a los cinco minutos. Se deshizo de Danny Simpson en la banda izquierda y su disparo con la derecha se coló en la portería de Krul tras el desvío de Simpson.
 
Poco después, Krul detuvo un disparo de Stephen Ward desviado por Tioté. Ante la recuperación de los Wolves, Pardew hizo un doble cambio. Hatem Ben Arfa y Danny Guthrie sustituyeron a Cissé y Ryan Taylor. Pero el cambio no pudo evitar el empate. Jamie O’Hara, cuya posición trajo de cabeza a la defensa del Newcastle todo el partido, lanzó una excelente falta. Aunque Mike Williamson despejó a medias, el balón le cayó a Doyle, que marcó de cerca a placer. Es solo un punto para los Wolves, pero que puede acabar teniendo mucha trascendencia.
 

Sobre el autor

Jean Claudel