Alex de Llano

El efecto van Persie

Hace un año, Robin van Persie abandonaba el Arsenal para enrolarse en las filas de un rival directo, el Manchester United. Aquello supuso una inyección de moral para los Red Devils, que recuperaron el título, y un duro revés para el Arsenal. Arsène Wenger trata de revertir lo sucedido este verano.

 
Agosto de 2012. El mundo futbolístico, sobre todo en Reino Unido, quedaba pasmado ante la noticia que se publicaba en los rotativos escritos y digitales de medio mundo: «Robin van Persie, traspasado al Manchester United», en el que se convertiría probablemente en el fichaje más impactante del mercado estival del año 2012. Un trago difícil para los aficionados Gunners, que tenían que soportar cómo su equipo vendía a su mejor futbolista -y máximo anotador de la temporada con 38 goles en todas las competiciones que disputó con el equipo de Arsène Wenger- y, además, lo ‘regalaba’ a un rival directo como el Manchester United.
 
Un año después, el Arsenal sigue añorando al delantero holandés. Pese a los fichajes realizados la temporada pasada, ninguno ha conseguido paliar su ausencia en términos goleadores, ni siquiera acercarse. Olivier Giroud era la gran esperanza y, tras una temporada en la que le ha costado adaptarse al tipo de fútbol que se practica en las islas, se le espera esta temporada con los brazos abiertos, en lo que parece que puede convertirse en la temporada de su explosión, tras una magnífica pretemporada.
 

La marcha de van Persie supuso un durísimo revés para Wenger

Suárez podría adaptarse a jugar como 9 o en bandas con Giroud arriba

Pero Arsène, quiere dar un golpe sobre la mesa y contraatacar, generando un efecto Van Persie pero esta vez en su favor. ¿Cómo? Muy fácil: arrebatándole al Liverpool a su máximo anotador -y segundo en la Premier League-, Luis Suárez. Pese a la llegada de Iago Aspas, el conjunto ‘red’ tiene en el uruguayo uno de sus baluartes y estandartes, un ‘crack’ que puede ayudar al Liverpool a volver a ser lo que siempre ha sido: un grande.
 
El uruguayo quiere disputar Champions League y su salida se antoja prácticamente inevitable. Suárez es un futbolista que encajaría de maravilla en el sistema del francés, pudiendo jugar tanto en las bandas como en el centro.
 
La posición de delantero centro está sin dueño desde la salida de Robin van Persie. Las probaturas de Wenger de colocar a Theo Walcott en dicha posición terminaron con Giroud como ‘9’. Incluso Podolski ha ocupado esa posición en varias ocasiones. El club Gunner necesita gol y el uruguayo lo puede proporcionar.
 
Por otro lado, considerando el buen rendimiento de Giroud como delantero centro en la gira asiática, no sería raro ver a Suárez en banda, una posición que ha ocupado en alguna que otra ocasión, tanto en el flanco izquierdo como en el derecho (aunque su preferencia sea jugar en la izquierda, lo cual le proporciona la posibilidad de poder recortar y armar la pierna para disparar desde fuera del área). Sería un buen complemento para Walcott. Arsène Wenger se enfrentaba a un verano en el que era necesario incorporar buenos futbolistas. De momento, tan sólo ha llegado Yaya Sanogo que, pese a tener un futuro brillante, no ilusiona a la hinchada Gunner. Luis Suárez supondría una inyección de ilusión para el aficionado del Arsenal de dimensiones increíbles.
 
Este artículo fue publicado originalmente en el blog del autor.
 

Sobre el autor

Alex de Llano