Jean Claudel

El Liverpool tropieza una vez más en Anfield (1-1)

El Liverpool no tuvo su mejor partido y dejó escapar dos puntos más de Anfield ante el renqueante Blackburn. Los Rovers se adelantaron en la primera parte por mediación de un autogol de Adam pero Maxi igualó el marcador en el segundo acto.  

 

Premier League

Liverpool 1
Blackburn 1
Ficha técnica
1 – Liverpool: José Reina, Martin Skrtel, José Enrique, Glen Johnson, Daniel Agger, Charlie Adam (Steven Gerrard, 69), Maxi Rodríguez (Craig Bellamy, 81), Jordan Henderson, Stewart Downing, Luis Suárez, Andy Carroll.
1 – Blackburn Rovers: Mark Bunn, Adam Henley, Grant Hanley, Christopher Samba, Steven N’Zonzi, Morten Gamst Pedersen, Jason Lowe, Mauro Formica, David Dunn (Radosav Petrovic, 85), David Hoilett (Simon Vukcevic, 75), Yakubu (David Goodwillie, 94).
Goles: 0-1, m.45: Adam (p.p.). 1-1, m.53: Maxi.
El Blackburn muestra síntomas cada semana de una creciente bipolaridad. Es un equipo que parece sentirse más cómodo lejos de Ewood Park, donde el ambiente enrarecido le agarrota y no es capaz de exhibir sus mejores virtudes, que se le presuponen. En Boxing Day, se llevaron un merecido punto de Anfield que pudieron ser tres. Jugaron con libertad y por momentos dejaron en evidencia al Liverpool. Los «reds» llevaron el peso del partido y presionaron a su rival en los últimos minutos, pero no fue suficiente para llevarse el partido.
 
El Liverpool no volvió a lucir las camisetas de apoyo a Suárez pero estuvieron muy presentes entre los aficionados. De hecho, la principal atracción de partido no estuvo en el césped sino en la grada. Los aficionados del Liverpool dedicaron un nuevo cántico a Suárez y los del Blackburn pidieron una vez más el despido de Steve Kean. Esta vez, sugirieron a los dueños del club, los Venky, dueños del imperio del pollo, que se metieran sus productos en una parte muy concreta de su cuerpo. Todos estos prolegómenos fueron lo mejor del encuentro. El fútbol brilló por su ausencia.
 
Suárez tuvo hasta cuatro ocasiones en los primeros veinte minutos pero no atinó en ninguna. Kenny Dalglish otorgó la titularidad a Andy Carroll tras el empate sin goles en Wigan, pero no se entendió con el uruguayo. Carroll tuvo una ocasión clara a la media hora, cuando Stewart Downing le cedió el balón tras un centro de José Enrique pero disparó directamente a Mark Bunn. La mejor ocasión la tuvo Suárez, sin embargo, que disparó al lateral de la red tras deshacerse de Grant Hanley y Adam Henley.
 
El partido dio un giro al borde del descanso. Daniel Agger concedió un córner tras la presión de Ayegbeni Yakubu y Morten Gamst Pedersen lo lanzó con precisión milimétrica hacia Mauro Formica en el segundo palo. El balón nunca llegó al argentino porque Charlie Adam desvió el balón hacia su propia portería.
 
El segundo gol en propia puerta de Adam esta temporada provocó que el segundo tiempo fuera más animado. El Liverpool asedió la portería rival pero le faltó concreción en los metros finales. Solo en una oportunidad fue capaz de marcar. A los ocho minutos del segundo acto, un centro de Stewart Downing fue despejado por Chris Samba con la cabeza, Martin Skrtel la volvió a enviar al área y Maxi Rodríguez aprovechó que los centrales del Blackburn estaban descolocados para marcar en el segundo palo.
 
Downing fue el mejor del Liverpool y se cansó de centrar desde la derecha. Hanley, que debutaba en liga como lateral izquierdo, vivió una tarde muy complicada.
 
La mejor noticia para los «reds» fue el regreso de Steven Gerrard, de baja desde octubre. El capitán sustituyó a Adam para alegría del público, que le dedicó la mayor ovación de la tarde.
 
En los instantes finales, se intensificó el dominio local. Suárez cabeceó fuera, Maxi también, Carroll no atinó a marcar tras un centro de José Enrique y Downing obligó a Bunn a intervenir. Ni siquiera la aparición de Craig Bellamy cambió el panorama. Ya en tiempo añadido, Bunn salvó una ocasión de Carroll y Agger vio cómo su remate de cabeza era despejado sobre la línea por Henley. Fue un respetable último intento pero llegó demasiado tarde.
 

Sobre el autor

Jean Claudel