lmi_admin

El Manchester City es el tapado

Los Sky Blues se encuentran cuartos a seis puntos del Leicester City en la Premier. A finales de mes disputarán la final de la Copa de la Liga ante el Liverpool. En FA Cup aguarda un gran encuentro ante el Chelsea en Stamford Bridge. Parece factible el pase a cuartos de final en la Liga de Campeones

 
Get Adobe Flash player

El tremendo rumbo del Leicester nos está obnubilando. Confundiendo. Realmente la proeza del equipo de Claudio Ranieri es colosal. Una heroicidad histórica y que quedará en los anales de la historia del fútbol inglés durante décadas. Varias. Pero tengamos algo de perspectiva.
 
También se menciona la posibilidad incierta del Arsenal este año como más real que nunca para proclamarse campeón de liga más de una década después. Y también se trata la gran labor de Mauricio Pocchetino en el Tottenham llevando a los Spurs a meterse casi con total seguridad de nuevo en Champions League y también con opciones de ganar la Premier. Todo se ve con un optimismo justificado y racional. Existen méritos y argumentos en los tres equipos. Sin embargo, las opciones reales de los tres equipos se reducen a la competición liguera (más allá de una improbable consecución de los Spurs en la Europa League o un milagro del Arsenal en Champions). 
 
Mientras, el Manchester City se halla cuarto en la clasificación de la Premier, a la estela de los tres, con opciones reales de ganar la liga inglesa, con la mejor plantilla y opciones muy latentes en otros tres frentes. ¿Por qué pasa eso?
 
Análisis actual del contexto de los Sky Blues. Quedan 39 puntos por jugarse en liga, la diferencia respecto al Leicester, el líder, es de seis puntos. Y el equipo de Manuel Pellegrini tiene el mejor y más profundo plantel de los cuatro contendientes. Superior al del Arsenal con su habitual amalgama de lesiones. También al del Tottenham sin la posibilidad de suplir a Harry Kane con garantías y un nivel en el lateral izquierdo algo cuestionable (puesto que se disputan Danny Rose y Ben Davies). No hay duda de que el soberbio rendimiento de los Foxes de Ranieri es digno de mención y colectivamente superior al equipo Citizen. Sin embargo, hombre por hombre pierde de manera certera. Y frente a los dos equipos de Londres, el plantel del Manchester City es superior línea por línea a ambos.
 
Además, queda la final de la Copa de la Liga frente al Liverpool el 28 de febrero. Pocos tendrán el atrevimiento de apostar a que la sapiencia de Jürgen Klopp es menor que la de Pellegrini. Sin embargo, el irregular y objetable rendimiento de los Reds sitúan a los Sky Blues como favoritos para proclamarse campeones. Por no mencionar la sensible diferencia de nivel entre los jugadores de uno y otro equipo en este caso también.
 
Un título en el zurrón ya en febrero quitaría mucha presión al equipo para encarar otros retos en la primavera. En FA Cup espera un titánico duelo ante el recuperado y aguerrido Chelsea de Guus Hiddink en Stamford Bridge. Mientras, el pase a cuartos de final de la Champions League parece factible en el cruce ante el Dinamo Kiev en octavos de final.
 
Entonces, ¿por qué se omiten las posibilidades del Manchester City como candidato a todas estas competiciones? ¿Cuáles son los motivos por los que el equipo mancuniano queda relegado a la segunda fila de favoritos?
 
Realmente el papel del entrenador influye bastante. Más ahora con el nombramiento de Josep Guardiola como entrenador del equipo Citizen a partir de la próxima temporada. Manuel Pellegrini ha dejado un sabor agridulce en las gradas del Etihad. Al menos hasta hoy. A pesar de un nuevo título de liga (resbalón de Gerrard mediante) bajo su dirección y una Copa de la Liga, el mediocre rendimiento en la Liga de Campeones y la sensación de inferioridad respecto al Chelsea la temporada pasada no dejan en buen lugar al chileno. Tampoco ninguno de sus jugadores ha encontrado un nivel que no hubiera obtenido y disfrutado ante su llegada. Quizá sí es digna de mención la progresión de Kelechi Iheanacho gracias a su confianza. Pero ni Sergio Agüero, ni David Silva, ni Yaya Touré, ni Jesús Navas (entre otros), han rendido mejor con Pellegrini como entrenador que con Roberto Mancini. O en otras entidades.
 
Además, el fichaje de Raheem Sterling está adquiriendo tintes de verdadero fiasco. Aunque en esta ocasión sí podemos extraer una conclusión positiva. Las críticas arrecian en torno al habilidoso jugador inglés por el buen rendimiento que está obteniendo Kevin De Bruyne en Manchester. El belga sí está luciendo continuidad, fundamentos y números de un jugador por el cual se han pagado ochenta millones de euros. La sensible baja del mediapunta rubio (le restan dos meses fuera de juego), exjugador del Wolfsburgo, pueden afectar mucho al Manchester City. El rendimiento de Yayá Touré tampoco deja mucho margen a la esperanza.
 
Sin embargo, la experiencia y oficio de los Sky Blues están fuera de toda duda. Vincent Kompany está a punto de recuperarse de su lesión. El central belga es un pilar en la zaga de los Citizens y aporta solidez, salida de balón y seguridad en la defensa. Fernandinho está realizando una temporada más que correcta y Fabian Delph se ha acoplado bien al equipo a pesar de la larga lesión que sufrió al inicio de la temporada. La creatividad y genialidad de jugadores como Silva y Agüero está fuera de toda duda. Hay motivos variados y diversos para creer. Volverá De Bruyne para la fase determinante de la temporada.
 
El calendario de Premier también sonríe al Manchester City. Este fin de semana se mide al Tottenham en su propio campo y el enfrentamiento restante contra el Arsenal se disputará también en su campo en la penúltima jornada de liga. Los partidos como visitante más complicados son en Anfield Road y Stamford Bridge. No parece un mal panorama teniendo en cuenta que el Leicester debe visitar también Stamford Bridge, Old Trafford, Vicarage Road, Selhurst Park o el Emirates (este fin de semana).
 
Cierto es que la situación contextual en liga es la menos favorable de los primeros cuatro clasificados. Pero el calendario sonríe y la calidad del plantel está fuera de toda duda a nivel individual. En Copa de la Liga queda un partido donde el Manchester City es favorito, en cuartos de Liga de Campeones un cruce asequible ante un rival notoriamente inferior y en FA Cup un duelo ante el Chelsea realmente igualado. No se debe esconder la gran temporada del equipo mancuniano. Opciones reales a todo. Puede ser un gran año en Manchester. Por el lado del Etihad, vaya. 
 

Sobre el autor

lmi_admin
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sociis commodo vitae in vel at venenatis nulla tortor nulla. Scelerisque diam lacus massa eu. Tortor, lorem eleifend euismod adipiscing commodo a quis morbi mauris. Elit feugiat eros, amet tempor dignissim.