Alvaro Oleart

El Manchester City golea al Inter de Milán (3-0)

Manchester City e Inter de Milán se enfrentaban en un partido con mucho morbo por el rumor del trueque Tévez-Eto’o y el posible debut del «Kun» Agüero. Sin embargo, la pasividad del Inter de Milán puso las cosas muy fáciles a un solvente Manchester City liderado por un excelente David Silva.

 
Se esperaba un duelo digno de la Champions League, pero el semivacío Aviva Stadium recordó que tan solo se trataba de un amistoso. Pese a que Inter de Milán y Manchester City se enfrentaban con el morbo que suponía el rumor de un posible trueque Tévez-Eto’o y el posible debut del «Kun» Agüero, los jugadores se empeñaron en recordar a los espectadores que no era más que un partido de pretemporada.
 
El partido empezó fuerte, pues en los primeros veinte minutos hubo tres ocasiones  para cada equipo, incluídos dos goles anulados a los «citizens». El primero fue correctamente invalidado al encontrarse Balotelli en claro fuera de juego, pero el segundo, anotado por Dzeko, debería haber subido al marcador.
 
El resto de la primera parte fue un monólogo «citizen» dirigido por un maravilloso director de orquesta, David Silva, aunque ayudado por la pasividad de los interistas. Lo intentaron una y otra vez, hasta que lo consiguieron al filo del descanso. Un córner botado por Kolarov, muy activo durante toda la primera mitad, encontró a Balotelli, que anotó el gol de su redención tras su enésima chiquillada en Estados Unidos con un gran cabezazo.
 
La segunda parte fue más de lo mismo. Tan solo había transcurrido un minuto cuando Silva, sin duda el mejor del City, recuperó el balón en tres cuartos de campo y calculó con escuadra y cartabón un pase milimétrico entre tres defensores para que Dzeko pusiera el 2-0 en el marcador tras quedarse solo ante Julio César.
 
 
El 2-0 relajó tanto a unos como a otros, que a partir de entonces aburrieron a las piedras. Solo destacaron algunas triangulaciones del Manchester City (sí, triangulaciones, posiblemente las primeras ejecutadas por un equipo entrenado por Roberto Mancini), y alguna acción aislada de Balotelli, que, pese a que no le salió nada, lo intentó todo.
 
Cuando todos comenzaron a pedir la hora, a falta de diez minutos, Mancini decidió sacar a pasear a Adam Johnson, otro buen jugador que acabará fuera del club por la racanería de Mancini. Cada vez que el fantástico extremo sale al campo, por pocos minutos que sean, pasa algo. Y así fue. En el último minuto, Wright Phillips puso un centro al área tras una gran jugada que Johnson empujó a la red con clase.
 
Pese a ganar 3-0, el crédito concedido al Manchester City no debe dispararse. Es cierto que dominó prácticamente todo el partido, pero fue más demérito de un pasivo y resacoso Inter que acierto «citizen». Tan solo Silva, De Jong y Richards pusieron toda la carne en el asador sabiendo que en breve empiezan los partidos oficiales. Éste ha sido el último amistoso del Manchester City, que disputará la Community Shield el próximo domingo 7 de agosto contra su archienemigo y vecino Manchester United en el que será el pistoletazo de salida de la temporada oficial inglesa.
 
Manchester City: Hart; Richards, Lescott, Kompany, Kolarov (Rekik, 87); Y. Touré (D. Suárez, 88), De Jong; Milner (Barry, 79), Silva (A. Johnson, 79), Balotelli (Wright-Phillips, 74); Dzeko.
 
Internazionale: Julio César; Ranocchia, Chivu, Caldirola (Natalino, 69), Bianchetti; Stankovic (Mariga, 75), Sneijder (Santón, 74), Crisetig (Muntari, 25); Álvarez (Pazzini, 63), Eto´o, Pandev (Cataignos, 53)
 
Goles: 1-0: Balotelli (46), 2-0: Dzeko (47), 3-0: Adam Johnson (93)
 

Sobre el autor

Alvaro Oleart