Jean Claudel

El Manchester City se aferra a la liga (2-1)

 Roberto Di Matteo llegó al Etihad tras cuatro victorias como técnico del Chelsea. Y las cosas se pusieron de cara cuando Cahill adelantó a los «blues» en la segunda parte. Pero el City arrinconó a su rival y acabó dándole la vuelta al marcador con goles de Agüero de penalti y de Nasri tras una excelente asistencia de Carlos Tévez.

 

Premier League

Manchester City 2
Chelsea 1
Ficha técnica
2 – Manchester City: Joe Hart, Pablo Zabaleta, Micah Richards, Gaël Clichy, Kolo Touré, Nigel de Jong (Carlos Tévez, 66), Yaya Touré, Samir Nasri, David Silva (Edin Dzeko, 76), Mario Balotelli (Gareth Barry, 45), Sergio Agüero.
1 – Chelsea: Petr Cech, Gary Cahill, David Luiz, Ashley Cole, Branislav Ivanovic (José Bosingwa, 20), Frank Lampard, Ramires, John Obi Mikel, Raul Meireles (Michael Essien, 58), Fernando Torres (Didier Drogba, 73), Juan Mata.
Goles: 0-1, m.60: Cahill. 1-1, m.78: Agüero (p.). 2-1, m.85: Nasri.
Esta fue la noche en que finalmente Carlos Tévez regresó a los terrenos de juego tras sus largas vacaciones australes. Pero su vuelta es solo un detalle menor dentro del significado que esta noche puede tener para el Manchester City. Los de Mancini perdían a falta de algo más de diez minutos para el final, la ventaja en ese momento era de cuatro puntos a favor del Manchester United. Pero el City demostró que no darán fácilmente su brazo a torcer y acabó logrando su 20ª victoria consecutiva en casa, nuevo récord en la Premier League.
 
Gary Cahill adelantó al Chelsea a la hora de juego y parecía que el City dejaría escapar puntos en casa por primera vez en 13 meses, justo en el peor momento. Pero el equipo demostró su fortaleza y su carácter. Sergio Agüero igualó a los 77 minutos de penalti y poco después Samir Nasri puso el 2-1 definitivo tras un excelente pase de Tévez, que salió en la segunda parte.
 
El calendario del Manchester United hasta final de temporada es muy benévolo, así que el City no podía permitirse ningún desliz esta noche. Debía ganar a cualquier costa y con esa intención saltó al terreno de juego.
 
Yaya Touré fue la figura clave en la primera parte, tras adueñarse del centro del campo. Nasri estrelló el balón contra el larguero en la primera ocasión del encuentro. El francés, que cambió de banda con David Silva continuamente, fue un dolor de cabeza constante para el Chelsea.
 
Mario Balotelli no estuvo fino. Poco antes de la media hora, Frank Lampard envió un pase horizontal directo hacia el italiano, que se quedó con el camino expedito hacia el gol. Tras el regalo, Balotelli avanzó sin convicción hacia Petr Cech y envió su disparo lejos. Tampoco Silva tuvo su mejor noche. El español parece cansado a causa de la falta de rotación de Mancini durante la temporada y acabó siendo sustituido. Igual que Balotelli, de hecho.
 
El City fue mejor en la primera parte, donde el Chelsea no ofreció muchos signos de la mejora experimentada con Roberto Di Matteo. Fernando Torres, titular tras su doblete ante el Chelsea, estuvo muy aislado y entró poco en juego. El Chelsea echó de menos la capacidad de Didier Drogba para aguantar el balón y permitir al equipo avanzar. El City sufrió las bajas de sus dos centrales, Vincent Kompany y Joleon Lescott, pero el Chelsea nunca puso en aprietos a sus sustitutos, Micah Richards y Kolo Toure. Ramires y Raul Meireles deberán mejorar sus prestaciones si esperan tener un rol importante con el nuevo técnico.
 
El gol del Chelsea llegó tras su primer disparo a puerta y en parte gracias al desvío de Yaya Touré. El City no logró rechazar correctamente un córner desde la derecha y el balón le acabó cayendo a Cahill tras una serie de rechazos poco convincentes.
 
Barry había sustituido a Balotelli en el descanso tras una pobre actuación. El partido pedía a gritos la energía, el carácter y el entusiasmo de Carlos Tévez. Y Mancini no dudó un segundo tras el gol de Cahill.
 
Sin embargo, fueron los otros dos argentinos los que generaron el gol del empate. Un disparo de Pablo Zabaleta impactó claramente en el brazo del sustituto Michael Essien y Dean no dudó en señalar el penalti. Agüero marcó su 24º gol de la temporada y el City puso cerco a la portería rival. El Chelsea se atrincheró en su área pero una pared entre Tévez y Nasri fue suficiente para derribar la muralla. El City le recordó al United que ganar esta liga no será fácil.
 

Sobre el autor

Jean Claudel