Alexis Sibau

El Newcastle exhibe todo su stock (3-0)

El Newcastle pasó por arriba al Stoke City y sigue demostrando que está dispuesto a dar pelea por entrar en la próxima Champions League. Las «urracas» ganaron 3-0 a los «potters» con dos goles de Yohan Cabaye y otro de Pappis Cissé.

 

Premier League

Newcastle 3
Stoke City 0
Ficha técnica
3 – Newcastle United: Tim Krul, Danny Simpson (Dan Gosling,82), Mike Williamson, Fabricio Coloccini, Davide Santon, Cheik Tiote, Yohan Cabaye (James Perch,60), Jonas Gutiérrez, Hatem Ben Arfa, Pappis Cissé (Shola Ameobi,69), Demba Ba.
0 – Stoke City: Asmir Begovic, Marc Wilson, Robert Huth, Ryan Shawcross,Andy Wilkinson (Dean Whitehead,33), Ryan Shotton,Glenn Whelan, Wilson Palacios (Cameron Jerome,55), Matthew Etherington, Jonathan Walters, Peter Crouch.
Goles: 1-0, m.14: Cabaye. 2-0, m.18: Cissé. 3-0, m.57: Cabaye.
El Newcastle dio una muestra de buen fútbol ante un Stoke City que exhibió una vez más su fútbol directo que tan buenos resultados le ha dado las últimas temporadas.
 
El partido comenzó con un buen ataque de los visitantes que acabó con Jonathan Walters tirando la pelota lo más lejos del arco posible y esto fue lo mas cerca que estuvieron. Poco después vendría la apertura del marcador. Hatem Ben Arfa, quién no había aparecido en lo que iba de partido (14 minutos), envió un centro que conectó Pappis Cissé con la cabeza. Su remate impactó en el travesaño pero en la segunda jugada Yohan Cabaye empujó el balón con la cabeza al fondo de las mallas.
 
El gol bastó para acabar con cualquier expectativa de sumar puntos del Stoke City. El Newcastle monopolizó la pelota y liquidó el encuentro cuatro minutos después. Cabaye envió un pase milimétrico que llegó a su destino: Pappis Cissé. El senegalés demostró una vez más que en el área no perdona. Fue el noveno gol del senegalés en sus últimos seis partidos. En el resto de primer tiempo, el Stoke City gozó de un lugar de privilegio para gozar de la exhibición futbolística que protagonizó por ratos el Newcastle.
 
El Stoke mostró más de todo lo que hizo en la temporada, es decir tirar centros desde cualquier posición, incluido su propio campo. Pero los «potters» fueron incapaces de vulnerar una defensa sólida que solo ha encajado un gol en los últimos seis partidos. El Newcastle, por su parte, demostró que puede jugar un fútbol lindo para la vista, ser un equipo balanceado que responde con buen juego y además no se entrega en la parte física.
 
Se esperaba algún tipo de cambio en el Stoke para la segunda parte, pero eso no estaba en los planes de Tony Pulis. Su equipo siguió con lo mismo y al minuto ya Newcastle pudo alargar la diferencia pero Demba Ba no se decidió si cabecear o parar la pelota dentro del area de meta y su indecisión permitió a Asmir Begovic rechazar. El Newcastle continúo exhibiendo un juego superlativo y Ba siguió intentando desde todos lados para acabar su racha negativa pero otra vez no tuvo suerte. Quién sí la tuvo fue Cabaye, que poco antes de la hora de juego aprovechó una pelota muerta fuera del area para ponerla junto al palo de Begovic, que no pudo hacer nada.
 
Con la diferencia de tres goles en el marcador, Newcastle solo se dedicó a regular, ya no era un máquina que atropellaba a los jugadores del Stoke sino que le dio aire. Los visitantes tuvieron aproximaciones en este trayecto del partido pero ninguna pasó cerca del arco de Tim Krul, que de no haber sido por la lluvia que cayó sobre St. James’ Park, se habría ido con el uniforme limpio al vestuario.
 
La diferencia entre ambos equipos fue la que refleja la clasificación. El Newcastle demostró una vez más que va a dar pelea hasta el final para entrar a la Champions League y que está en un alto nivel cuando se lo propone. También sigue mostrando ser un equipo muy balanceado y con varios jugadores que pueden marcar. Las «urracas» ya no dependen solamente de Ba, sino que Cabaye, Papiss Cissé, Ben Arfa, Jonás Gutiérrez y Cheik Tioté (de no ser por Begovic, hubiese logrado un gran gol de larga distancia) son variantes de gol. Es imposible evitar que los hinchas «urracas» sueñen con la Champions League con este nivel de juego en el campo y cuando están solo tres puntos por debajo del tercer clasificado, el Arsenal. En St. James’ Park se respira aire europeo.
 
Esta es la sexta victoria consecutiva de Newcastle y se ve en campo un grupo de jugadores muy unidos, dispuestos a pelear por su compañero, muy comprometidos con el equipo y el objetivo. El Newcastle parece haber llegado al tramo decisivo de la temporada en mejor forma que sus rivales directos (Tottenham, Chelsea y Arsenal), que se están dejando muchos puntos por el camino.
 

Sobre el autor

Alexis Sibau