Jean Claudel

El Palace vence al Birmingham en la recta final (1-0)

Un solitario gol del sudafricano Kagisho Dikgacoi en la recta final del encuentro, fue suficiente para dar la victoria a los locales sobre un Birmingham que no acaba de arrancar. El Palace, en cambio, se sitúa al borde de las posiciones de play-off de ascenso. 

 

Championship

Crystal Palace 1
Birmingham 0
Ficha técnica
1 – Crystal Palace: Julian Speroni, Anthony Gardner, Patrick McCarthy, Nathaniel Clyne, Jonathan Parr, Mile Jedinak, Darren Ambrose (Calvin Andrew, 87), Kagisho Dikgacoi, Chris Martin (Jermaine Easter, 77), Glenn Murray, Sean Scannell (Peter Ramage, 92).
0 – Birmingham City: Boaz Myhill, Stephen Carr, Jonathan Spector, David Murphy, Steven Caldwell, Curtis Davies, Guirane N’Daw (Wade Elliott, 81), Chris Burke, Nathan Redmond (Chris Wood, 83), Keith Fahey, Marlon King (Nikola Zigic, 70).
Goles: 1-0, m.84: Dikgacoi.
Nada en el entorno del partido presagiaba un brillante espectáculo. El día, un lunes de diciembre, el frío reinante en Londres y la visita a Selhurst Park de un equipo, el Birmingham, que descendió de rebote de la Premier League la temporada pasada pero que no ha logrado desplegar un juego muy brillante en esta. Y esos temores se confirmaron a medida que avanzó el partido. Tan solo el gol de cabeza de Kagisho Dikgacoi a centro de Darren Ambrose a los 84 minutos es digno de mención.
 
No importó a un eufórico Dougie Freedman, que calificó de «actuación muy brillante» la de su equipo y llegó a afirmar que Ambrose era «el mejor centrador de la categoría».
 
Se encontraban dos equipos que hasta hace poco estaban más ocupados en otros menesteres de mayor calado. En el caso del Palace, la próxima semifinal de la Carling Cup ante el Cardiff, que podría concederle un puesto en Europa el próximo año. En el caso del Birmingham, la lucha hasta la última jornada por entrar en los dieciseisavos de la Europa League.
 
Los visitantes comenzaron mejor, tocando el balón pero con poco peligro. Chris Hughton presentó un 4-4-1-1, con Chris Burke como interior derecho, desde donde creó algo de peligro.
 
Una de las primeras ocasiones del partido partió del prometedor extremo Nathan Redmond, que disparó desde la izquierda y el argentino Julián Speroni tuvo que enviar a córner con el pecho.
 
El Palace no amenazó hasta los 23 minutos, gracias a una semivolea de Mile Jedinak desde fuera del área que Boaz Myhill desvió fuera. Seis minutos después llegó una de las mejores jugadas del partido, cuando el excelente Nathaniel Clyne subió su banda derecha y acabó siendo derribado dentro del área por David Murphy correctamente en el último momento.
 
La segunda parte siguió la misma tónica. El Birmingham estuvo cerca de adelantarse a los 50 minutos con un cabezazo de Steven Caldwell tras un córner. Ante la falta de creatividad imperante, las faltas se convirtieron en el único medio de generar peligro.
 
En la recta final, el Palace comenzó a presionar. Clyne, que demostró que está a un nivel superior al resto, forzó un córner que acabó con un cabezazo de Paddy McCarthy en el poste.
 
Y a solo seis minutos del final, llegó el gol. Ambrose recibió el balón en la izquierda, Dikgacoi remató de cabeza con potencia su centro, batiendo a Myhill.
 
Fue la segunda victoria del Palace en una semana, que les deja a solo dos puntos del play-off spots. Como dijo Freedman: «Esta división es un pañuelo. Ganas unos cuantos partidos y te metes entre los seis primeros».
 

Sobre el autor

Jean Claudel