Ander Iturralde

El QPR se hunde ante el Stoke (0-2)

El QPR se hunde definitivamente tras perder 0-2 frente al Stoke, que da un paso de gigante para alejarse del descenso. En el 42, Peter Crouch adelantó a los Potters en el marcador. Y en la segunda mitad, en un penalti propiciado por el propio Crouch, Jon Walters anotó el segundo tanto, que le terminó dando la victoria a los de Stoke-On-Trent.

 

Premier League

QPR 0
Stoke City 2
Ficha técnica
0 – QPR: Green, Samba, Hill, Bosingwa, Ben-Haim, Derry, Townsend (Mackie, 46), M’bia, Taarabt (Bothroyd, 56), Remy, Hoilett.
2 – Stoke City: Begovic, Huth, Wilson (Wilkinson, 61), Shawcross, Shotton, Whelan, Nzonzi, Adam (Whitehead, 69), Walters, Crouch (Cameron, 90), Jerome.
Goles: 0-1, m.42: Crouch. 0-2, m.77: Walters (p.).
Las dinámicas de ambos equipos en las últimas jornadas estaban siendo muy similares. Por su parte, el QPR venía de cosechar tan solo un punto de los últimos doce, y de no conocer la victoria desde el pasado 9 de marzo, cuando vencieron por 3-1 al Sunderland.
 
Mientras que el Stoke, también aterrizaba en Loftus Road, tras estar envueltos en una racha horrible de resultados, Los Potters tan solo habían conseguido 5 puntos de los últimos 30 posibles. Pero este triunfo, podría darles la inyección de moral que necesitan para logar mantener la categoría en los partidos restantes de liga.
 
Redknapp introdujo varias novedades en la alineación inicial. Robert Green se hizo un con un hueco en la portería, sustituyendo al brasileño Julio César que llegaba tras tener un rendimiento algo bajo. En el lateral izquierdo pudimos ver el defensa israelí Tal Ben-Haim ex del Portsmouth entre otros, en lugar de Nedum Onuoha que no estuvo precisamente brillante el pasado fin de semana. Tampoco fueron de la partida Ji-Sung Park y Esteban Granero, que fueron titulares en el último partido, que les midió al Everton.
 
En los primeros minutos del encuentro, el juego estuvo bastante igualado. Los dos equipos sabían muy bien lo que se jugaban, y no dudaban a la hora de ir a por el gol. En el minuto 2 de juego, Andros Townsend dispuso de una gran ocasión para adelantar al QPR en el electrónico, con un lanzamiento que su fue por encima del larguero.
 
Durante los siguientes minutos, no hubo grandes ocasiones de gol. En el 23, Loïc Rémy realizó un par disparos sobre la portería del Stoke, y que el portero bosnio (formado en Canadá) Asmir Begovic detuvo sin mayores complicaciones. Siete minutos después, el lateral portugués Jose Bosingwa, ejecutó un gran lanzamiento de falta, que Begovic consiguió despejar, haciendo una intervención espectacular.
 
La próxima jugada de peligro para los Hoops, llegó mediante una falta. El mediocentro internacional irlandés Glenn Whelan, cometió una falta sobre Adel Taarabt, que estuvo muy cerca de ser penalti, ya que la infracción fue realizada prácticamente sobre la línea del área. La falta no fue a mayores para los Potters, después que Taarabt mandará el balón a la grada.
 
Y en el minuto 41, el ex del Birmingham, Cameron Jerome dio una gran asistencia a Peter Crouch que marcó el 0-1 a favor del Stoke, tras una floja intervención de Robert Green, que no fue capaz de detener el disparo de Crouch.
 
Para disputar la segunda parte, Redknapp metió en el terreno de juego al fantástico atacante Jamie Mackie en lugar de Andros Townsend, que se había retirado cojeando en la conclusión del primer tiempo.
 
En el 54, Rémy, una vez más, confeccionó un buen disparo que Asmir Begovic logró atrapar, con una intervención soberbia. Un minuto más tarde Adel Taarabt abandonó el césped y entró en su lugar el ex delantero del Cardiff, Jay Bothroyd.
 
La siguiente oportunidad de gol para el QPR fue por medio de Christopher Samba, que realizó un remate de cabeza que muy probablemente habría significado empate, si el balón no llega a golpear a su compañero Stephane M’Bia, que estaba en medio y además en fuera de juego y la jugada terminó siendo invalidada.
 
Aparte del gol, el Stoke no estaba dando excesiva sensación de peligro sobre la portería defendida por Robert Green, aunque no obstante el conjunto dirigido por Tony Pulis no era del todo inferior al QPR en el juego. Como de costumbre, todas las aproximaciones de los Potters al área de los Hoops, eran por mediación de los balones largos que ejecutaban gente como Charlie Adam, Ryan Shotton o Glenn Whelan.
 
En el minuto 61, los londinenses lograron salir a la contra, y cerca de la frontal del área Loïc Rémy estuvo a punto de afrontar una mano a mano con Begovic, pero el lateral izquierdo Marc Wilson consiguió arrebatarle el esférico al jugador francés justo a tiempo. Aunque Wilson, acabó haciéndose daño cuando le quitó el balón a Rémy y tuvo que ser sustituido por Andy Wilkinson.
 
Tras varias intentonas más de los de Harry Redknapp, en un córner a favor del Stoke, el capitán del QPR, Clint Hill cometió un agarrón sobre Peter Crouch dentro del área, que le costó la tarjeta amarilla y que el arbitro no dudo en pitar penalti para los de Pulis. El penalti lo transformó el ex atacante del Ipswich, Jon Walters que sentenció el partido para el Stoke colocando el 0-2 definitivo en el luminoso de Loftus Road.
 
Y así el Stoke (puede que sin merecerlo del todo) se acabó llevando tres puntos de oro, en la lucha por la salvación. Los mejores del partido por parte del Stoke fueron Peter Crouch y sobre todo Asmir Begovic. Y por el lado del QPR el más destacado fue, como viene siendo habitual, el delantero Loïc Rémy.
 
Harry Redknapp dijo después del partido, «que la salvación es casi imposible». También le preguntaron a Redknapp si se arrepiente de haber aceptado este puesto de entrenador, y él respondió que no, que no le gustaría estar jugando a golf todos los días. 

 

Sobre el autor

Ander Iturralde