Ilie Oleart

El Reading salva un punto en su regreso (1-1)

El recién ascendido Reading salvó un punto en el tiempo de descuento ante un Stoke que, a pesar de conservar su apuesta futbolística año tras año, sigue cosechando resultados. Empate justo y partido prescindible.

 

Premier League

Reading 1
Stoke 1
Ficha técnica
1 – Reading: Adam Federici, Chris Gunter, Alex Pearce, Kaspars Gorkss, Ian Harte, Hal Robson-Kanu (Garath McCleary, 67), Danny Guthrie, Mikele Leigertwood, Jobi McAnuff, Pavel Pogrebnyak (Noel Hunt, 77), Adam Le Fondre.
1 – Stoke: Asmir Begovic, Ryan Shawcross, Marc Wilson, Robert Huth, Andy Wilkinson, Dean Whitehead, Michael Kightly (Cameron Jerome, 75), Matthew Etherington (Rory Delap, 80), Glenn Whelan (Wilson Palacios, 85), Peter Crouch, Jonathan Walters.
Goles: 0-1, m.34: Kightly. 1-1, m.90: Le Fondre.
Ya comentábamos en la guía sobre la Premier League 2012-13 que el Stoke, a pesar de ser un equipo predecible, conserva algunas virtudes que resultan difíciles de contrarrestar, como el Reading pudo comprobar en sus propias carnes.
 
Los Royals regresaban a la Premier League tras una ausencia de cuatro años y, a pesar de dominar a un conjunto del Stoke muy limitado durante casi todo el encuentro, tuvo que conformarse con rescatar un punto en el tiempo de descuento. El defensa visitante Dean Whitehead cometió un torpe penalti en el minuto 89 sobre Garath McCleary y, además, fue expulsado por dos tarjetas amarillas. Adam Le Fondre no erró desde el punto de penalti y selló el empate.
 
El Stoke se había adelantado en la primera parte gracias a un error clamoroso del guardameta local Adam Federici. Uno de los pocos fichajes del Stoke este verano, Michael Kightly, envió un disparo mordido que el guardameta del Reading no fue capaz de atajar.
 
El único consuelo para el Reading es que inició su andadura en la Premier mejor que en 2006 cuando, tras solo 21 minutos, ya perdían por 0-2 en casa ante el Middlesbrough. Aquel día, los Royals se recuperaron y acabaron ganando por 3-2 (y finalizaron en octava posición la liga, quedando fuera de Europa solo por diferencia de goles). No corrieron la misma suerte esta tarde.
 
Esta vez, el Reading sobrevivió solo 21 minutos. Y eso que fue el equipo que más hizo por adelantarse en el marcador. El debutante Danny Guthrie se adueñó del centro del campo y Pavel Pogrebnyak, que jugó cedido en el Fulham los últimos seis meses, le amargó la tarde a los centrales Robert Huth y Ryan Shawcross.
 
El Stoke no dio señales de vida, más allá de algunas feas entradas y continuas protestas al árbitro, Kevin Friend. Hasta tal punto llegaron las últimas que Friend tuvo que llamar al capitán Shawcross para advertirle que mantuviera a los suyos controlados.
 
Kaspars Gorkss remató de cabeza un córner de Guthrie y, acto seguido, Jon Walters estuvo cerca de marcar tras una falta botada por Michael Kightly. Sería Kightly, llegado de los Wolves este verano por la módica cantidad de 2 millones de libras, quién adelantaría al Stoke a los 33 minutos.
 
En la segunda parte, el Reading se lanzó sobre la portería rival, mientras el Stoke se contentó con retroceder y soportar el chaparrón. Los locales, sin embargo, carecieron de profundidad. Ni siquiera Pogrebynak, la estrella local, fue capaz de generar peligro. A posteriori, resulta un milagro que estos dos clubes hayan sido capaces de marcar un gol.
 

Sobre el autor

Ilie Oleart