Alvaro Oleart

El Swansea cae ante el United con las botas puestas (0-1)

A pesar de monopolizar la posesión del balón, el Swansea cayó ante el Manchester United gracias a un solitario gol a los diez minutos de partido, anotado por Javier Hernández. Los galeses nunca renunciaron a su estilo de juego combinativo, pero la buena defensa de los «red devils» impidió el empate.

 

Premier League

Swansea 0
Manchester Utd. 1
Ficha técnica
0 – Swansea: Vorm; Rangel, Monk, Williams, Taylor; Gower (Dobbie, 79), Britton, Dyer, Routledge (Allen, 45), Sinclair; Graham
1 – Manchester United: De Gea; Jones, Ferdinand, Vidic, Evra (Fabio, 51); Carrick, Giggs (Fletcher, 76), Nani, Park; Rooney, Hernández (Valencia, 84).
Goles: 0-1, m.11: Hernández
Algo está cambiando en el fútbol inglés. Ciertamente no son los resultados del Manchester United de Sir Alex Ferguson, que a sus 69 años sigue acumulando una victoria tras otra, pero lo que sí parece estar cambiando es el estilo de fútbol de toque cada vez practican más equipos ingleses. 
 
No hay más que ver la forma con la que el Swansea planteó el partido ante el todopoderoso Manchester United. Los de Brendan Rodgers nunca se dejaron seducir por el fútbol directo tradicional de las islas británicas, basado en buscar balones largos hacia los delanteros saltando una línea de presión para buscar la segunda jugada en terreno rival. Lo más paradójico es que, precisamente, el Swansea podría aplicar un juego de este tipo porque cuenta con un delantero alto como Danny Graham (1’85 m) que juega bien de espaldas a portería y de dos extremos rápidos como Nathan Dyer y Scott Sinclair.
 
Como todo, su estilo de juego tiene sus pros y sus contras. Hoy hemos podido comprobar ambos. Por un lado, el Swansea ha sido capaz de ganar la posesión a todo un Manchester United, logrando largas jugadas trenzadas para delirio de sus aficionados, que saborearon la sensación de estar toreando al equipo con más títulos de liga en el fútbol inglés sin duda tiene que ser placentera.
 
Sin embargo, la apuesta por este estilo combinativo es peligroso a la hora de salir con el balón controlado desde la defensa, puesto que una pérdida de balón puede desembocar fácilmente en un gol en contra. Precisamente éste ha sido el caso en el día de hoy, cuando el mejor defensa de la Premier League según Opta Sports, el catalán Ángel Rangel, a los diez minutos de partido, ha errado un pase casi en el pico del área propia. Su error lo ha aprovechado el eterno Ryan Giggs, que ha dejado el balón en bandeja a Javier «chicharito» Hernández, que ha definido a la perfección con el interior ante el guardameta Vorm.
 
Get Adobe Flash player

Pero no importan las circunstancias, el Swansea apuesta hasta las últimas consecuencias por el estilo de juego combinativo. Esto llevó a que el Manchester United regalara el balón a los locales y se concentrara en defenderse. Los galeses se encallaron en pases horizontales poco peligrosos, cayendo en las redes de los «red devils». Solo alguna jugada individual del genial Scott Sinclair puso en peligro la victoria de los de Ferguson.
 
El gran logro del United hoy fue saber enfriar el partido. Jugó francamente mal, siguiendo en su línea de la temporada pasada lejos de Old Trafford. No obstante, se mostró sólido en defensa y ni siquiera en los últimos minutos los locales se acercaron al portería defendida por David De Gea, en lo que venía a ser una clara muestra de impotencia. A pesar de la victoria, el United deberá mejorar mucho el juego mostrado en los últimos partidos si no quiere dejarse muchos puntos en el camino. Eso contrasta con la facilidad con la que sus «ruidosos rivales» del City ganan un partido tras otro.
 
Esta ha sido la primera derrota en el Liberty Stadium del Swansea esta temporada y solo el segundo gol recibido en contra. El Swansea no mereció perder hoy y la personalidad mostrada en este inicio de temporada augura un futuro brillante a los galeses.
 

Sobre el autor

Alvaro Oleart