Alvaro Oleart

El Tottenham logra la cesión de Adebayor

No había duda de que el Tottenham necesitaba un delantero centro, tal y como demostraban los pobres números ofensivos de la temporada pasada. Pues bien, el equipo de Redknaap ya lo tiene: Emmanuel Adebayor. Llegará en calidad de cedido para toda la presente temporada.

 
Pese a su juego atractivo y ofensivo, los 55 goles en 38 partidos anotados por el Tottenham en la pasada temporada denotaban una clara carencia de pegada. Además, el hecho de que el máximo goleador del equipo fuera Rafael Van der Vaart, un media punta, dejaba a las claras la falta de un delantero centro de garantías, pues Defoe, Crouch y Pavlyuchenko no han rendido al nivel deseado.
 
Esta carencia en la delantera ha hecho que el Tottenham se fijara en Emmanuel Adebayor, de 27 años, al que ya ha contratado para esta temporada en calidad de cedido. Así lo han anunciado los Spurs a través de su página web oficial: «Estamos encantados de anunciar la contratación de Emmanuel Adebayor en calidad de cedido durante toda la temporada procedente del Manchester City».
 
 
Emmanuel Adebayor llegó a Inglaterra en enero de 2006, cuando el Arsenal pagó 7 millones de libras al Mónaco para hacerse con los servicios del llamado «nuevo Kanu». Durante su primera temporada y media con los «gunners» no acabó de explotar, pero en la temporada 2007-08 anotó la nada despreciable suma de 24 goles.
 
Pese a no mantener sus cifras goleadoras en la siguiente temporada, los «citizens» pagaron 25 millones de libras por él en el verano de 2009, pero sus desavenencias con Roberto Mancini le han apartado del equipo al que todavía pertenece. Por ello fue cedido en enero de este año al Real Madrid, equipo con el que ha anotado 8 goles en los 22 partidos que ha jugado, y por ello de nuevo ha sido cedido ahora al Tottenham.
 
Desde otro punto de vista, la llegada de Adebayor a White Hart Lane es una noticia maravillosa. Por un lado, los Spurs han conseguido un delantero centro de garantías, que aportará buen juego de espaldas a la portería, pelea con los defensas y un constante peligro en los balones parados. Además, más allá de lo que pueda aportar en sí, su contratación se antoja como el último intento de Harry Redknaap por convencer a Luka Modric para permanecer en el Tottenham.
 

Sobre el autor

Alvaro Oleart