Alexis Sibau

El United derrumba al Newcastle (0-3)

Fácil victoria del Manchester United en St. James’ Park por 3-0. Los Red Devils se adelantaron por 2-0 en los primeros compases gracias a los goles de Jonny Evans y Patrice Evra tras sendos córners y, ya en la segunda parte, Tom Cleverley redondeó el marcador con un golazo desde fuera del área.

 

Premier League

Newcastle 0
Manchester Utd. 3
Ficha técnica
0 – Newcastle: Steve Harper; David Santon, Mike Williamson, James Perch, Shane Ferguson (Vurnon Anita 63); Hatem Ben Arfa, Cheick Tiote (Gael Bigirimana 80), Yohan Cabaye, Jonas Gutierrez; Demba Ba, Papiss Cisse (Shola Ameobi 63).
3 – Manchester United: David De Gea; Rafael, Rio Ferdinand, Jonny Evans, Patrice Evra (c); Tom Cleverley, Michael Carrick; Danny Welbeck, Wayne Rooney (Paul Scholes 80), Shinji Kagawa (Antonio Valencia 55); Robin Van Persie (Ryan Giggs 87).
Goles: 0-1, m.8: Evans. 0-2, m.16: Evra. 0-3, m.71: Cleverley.
En un partido en el cual no fue tal la diferencia en el juego como la que mostró el resultado, Manchester United pudo golpear en pelotas paradas ante un local que arrancó muy dormido en las marcas.
 
El primero en golpear fue el central Jonny Evans, que a los 8 minutos logró conectar un córner enviado por Robin van Persie. Newcastle, sin tiempo para digerir ese gol, volvió a recibir un gol similar ocho minutos después. Esta vez fue Patrick Evra el encargado de anticipar y emular el primer gol. Solo se llevaba un cuarto de hora de encuentro y los Red Devils ya mandaban por 0-2.
 
Los locales se recuperaron y consiguieron dominar gran parte del primer tiempo, con un ataque constante que sofocó a los dirigidos por Alex Ferguson. El United, sin embargo, consiguió preocupar a su rival en algunas contras, favorecidas por la escasa capacidad del guardamerta Steven Harper (Tim Krul sigue de baja) para anticipar en los balones filtrados.
 
Mas allá de los intentos y del dominio que Newcastle pudo conseguir en el primer tiempo, las «urracas» no fueron capaces de meter el gol necesario para volver a entrar en el partido. Así terminó el primer tiempo, para alivio de los Red Devils, que se limitaron a defender la renta cosechada en el primer cuarto de hora.
 
El segundo tiempo comenzó con un Newcastle en la misma postura. Aunque se vio la mano de Sir Alex, ya que Danny Welbeck empezó a seguir a Davide Santon, que hasta entonces había recibido siempre libre por su banda. Manchester United se mostraba con seguridad de que el resultado no iba a modificar o que eran capaces de liquidarlo en una contra. Newcastle, con mas corazón que ideas, buscó la forma de achicar el resultado pero los minutos pasaban y la tarea se antojaba cada vez más complicada.
 
La mejor ocasión llegó después de que Demba Ba conectara un cabezazo que impactó en el travesaño. Papiss Cissé (que todavía sigue sin marcar en esta Premier) logró agarrar el rebote pero David De Gea rechazó bajo palos. Incluso con las imágenes de televisión resulta complicado definir si el balón entró por completo o no en la portería. Un argumento más para los que piden la introducción de la tecnología de gol. Para aquellos que creen en el «karma», Newcastle pagó el gol que no le dieron al Everton ante ellos fechas atrás.
 
A base de remates de afuera o atropellos, Newcastle parecía estar cerca del gol, pero el Manchester United sentenció a falta de veinte minutos. Tom Cleverley marcó un golazo con un disparo desde la esquina del área de penalti que entró por la escuadra opuesta. Aunque siempre quedará la duda sobre cuál fue su idea, enviar un centro hacia van Persie o clavarla en el segundo palo de Harper. Mas allá de que quiso hacer, lo seguro es que fue un gol espectacular.
 
El gol provocó la rendición incondicional del Newcastle y el partido transcurrió sin más sobresaltos que algunas fricciones que tuvieron como protagonista a Van Persie. El holandés parece tener un duelo particular ante Newcastle. El último partido que enfrentó con el Arsenal a las «urracas» tuvo problemas con varios jugadores, entre ellos Tim Krul.
 
Manchester United no afloja su ritmo, por más que Chelsea parece imbatible en este comienzo. Mientras que los dirigidos por Alan Pardew no consiguen hacer pie por culpa de las lesiones y el plantel tan corto a disposición del técnico inglés. Newcastle lucha contra las lesiones, el desgaste provocado por la Europa League y su corto plantel. Y la inefectividad de Cissé de cara a portería este año. Que quizás es lo más preocupante.
 

Sobre el autor

Alexis Sibau