Jean Claudel

El United empieza el año como acabó 2012

El Manchester United mantiene sus siete puntos de ventaja sobre el Manchester City en la cima de la Premier League tras una cómoda victoria ante el Wigan en el DW. Dos goles de Hernández y otros dos de Robin van Persie permitieron al United sellar su victoria.

 

Premier League

Wigan 0
Manchester Utd. 4
Ficha técnica
0 – Wigan: Ali Al-Habsi, Maynor Figueroa, Iván Ramis, Gary Caldwell (Ronnie Stam, 70), Jean Beausejour, James McArthur, Emmerson Boyce, James McCarthy, Shaun Maloney (Callum McManaman, 86), Franco Di Santo (Jordi Gómez, 70), Arouna Koné.
4 – Manchester United: David De Gea, Rafael, Jonny Evans, Rio Ferdinand (Chris Smalling, 69), Patrice Evra, Michael Carrick (Shinji Kagawa, 69), Ashley Young (Danny Welbeck, 78), Tom Cleverley, Ryan Giggs, Robin van Persie, Javier Hernández.
Goles: 0-1, m.35: Hernández. 0-2, m.43: Van Persie. 0-3, m.63: Hernández. 0-4, m.88: Van Persie.
Tal vez los centrales del United no sean los más sólidos de la Premier League. Tal vez los Red Devils carezcan de un medio organizador que pueda llevar el peso del juego. Pero una cosa es innegable: el equipo de Ferguson es el que atesora más pólvora de toda la liga, como atestiguaron los dobletes de Javier Hernández y Robin van Persie.
 
El holandés justificó la afirmación de Roberto Mancini acerca de que su fichaje por el United podía resultar decisivo para la liga. Van Persie logró un gol magnífico y el United mantiene una jornada más los siete puntos que le separan del City.
 
Con los dos de hoy, Van Persie ha logrado ocho goles en sus últimos ocho encuentros. Una cifra superior a los ocho en once que logró Eric Cantona en 1996.
 
La temporada pasada, una derrota por 1-0 en el DW le costó al United el título de liga. Un resultado difícil de comprender tras ver el paseo del que gozaron esta vez los Red Devils.
 
El United obligó a los Latics a abusar de balones largos, un juego directo al que el equipo de Roberto Martínez no está acostumbrado. Y los visitantes se fueron imponiendo paulatinamente en el partido.
 
El primer aviso nació de las botas de Ryan Giggs, que envió un balón medido lejos del alcance de la defensa del Wigan para Chicharito, que batió Al-Habsi. Sin embargo, el gol fue correctamente anulado por fuera de juego.
 
Pero minutos después, pasada la media hora de partido, llegó el primer tanto. Al-Habsi no fue capaz de bloquear un disparo de Patrice Evra y Chicharito lo envió al fondo de las mallas.
 
Van Persie sentenció el encuentro dos minutos antes del descanso. El United recuperó el balón en campo del Wigan y el resbalón del español Iván Ramis le regaló a van Persie los dos segundos necesarios para decidir qué hacer con el pase de Chicharito. El holandés envió el balón a la escuadra lejana con su pierna derecha. Supuestamente, la menos hábil.
 
Los Latics no dieron señales de vida ni siquiera con 0-2 más allá de un gol de Koné tras un centro de Franco Di Santo que el árbitro anuló por un dudoso fuera de juego.
 
El United siguió buscando más goles. Chicharito aprovechó un desvío tras un lanzamiento de falta de van Persie para marcar de cerca. Fue el duodécimo gol del mexicano esta temporada y el 31º con el United en liga. Todos ellos desde dentro del área.
 
Consciente de que el trabajo estaba acabado, Ferguson retiró a Michael Carrick, posiblemente el jugador más indispensable del equipo a día de hoy. Shinji Kagawa disputó los últimos veinte minutos con la idea de que el japonés vaya recuperando la forma tras su lesión.
 
Ya en los compases finales, van Persie logró su segundo gol de la tarde para completar el 0-4. Se antoja complicado que alguien pueda arrebatarle el título de liga al United esta temporada.
 

Sobre el autor

Jean Claudel