Jean Claudel

El West Ham se queda sin hogar

El acuerdo para que el West Ham se mudara al Estadio Olímpico tras la celebración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 ha sido cancelado a causa de los problemas legales relacionados con el paquete financiero pactado entre los «hammers» y el distrito de Newham.

 
El consejo de la Olympic Park Legacy Company, la empresa encargada de gestionar las instalaciones olímpicas tras la celebración de los Juegos, decidió anoche abandonar las negociaciones con West Ham y el distrito londinense de Newham, y lanzar un nuevo proceso de licitación. El motivo es el temor que las acciones legales emprendidas puedan retrasar la transformación del estadio tras los Juegos Olímpicos.
 
Parece ser que una reclamación anónima ante la Comisión Europea amenaza con retrasar indefinidamente las negociaciones.
 
El estadio seguirá siendo público y la OPLC intentará encontrar clubes interesados en alquilar el estadio, cuya capacidad se reducirá a 60.000 asientos con un coste de 50 millones de libras, que financiará la OPLC.
 
Las partes interesadas tienen hasta enero para presentar sus ofertas y entonces la OPLC tratará de coordinar un grupo de inquilinos que permitan asegurar la viabilidad del estadio.
 
Esta noticia representa un duro revés para la planificación del legado olímpico y mantiene la incertidumbre sobre las promesas de que la instalación olímpica más emblemática no se convertiría en un elefante blanco.
 
El West Ham ha anunciado que está interesado en alquilar el estadio si la OPLC reabre el proceso de licitación. En cambio, el Tottenham no está interesado si se mantiene la pista de atletismo, por lo que es más que probable que los «hammers» sean los únicos interesados.
 
El presidente en funciones del West Ham, Karren Brady, dijo: «La incertidumbre provocada por la reclamación anónima ante la Comisión Europea y las acciones legales actuales han puesto en peligro el legado olímpico, y el estadio no estará disponible para 2014 como producto del retraso legal».
 
«Así que veríamos con buenos ojos un pronunciamiento de la OPLC y del gobierno para poner fin a esta incertidumbre y permitir que el estadio de fútbol y atletismo esté preparado para 2014. El West Ham está interesado en alquilar el estadio».
 
Las acciones legales contra el acuerdo del West Ham con el municipio de Newham han sido emprendidas por el Tottenham Hotspur y el Leyton Orient. El próximo martes se producirá una revisión judicial completa del caso. El proceso se ha complicado con la reclamación ante la Comisión Europea.
 
Tanto los Spurs como el Leyton Orient argumentan que el acuerdo con el West Ham, según el cual el distrito de Newham aportaría 40 millones de libras como préstamo para transformar el estadio, representa una subvención ilegal.
 
Aunque el Tottenham es probable que abandone sus acciones legales para permanecer en Haringey, el Orient seguirá adelante con el proceso legal y presentará nuevas pruebas esta semana ante el Tribunal Supremo.
 
El Orient está seguro de que su proceso llegará a buen término, lo cual puede haber influido en la decisión del consejo de abandonar el proceso anoche.
 

Sobre el autor

Jean Claudel