Alexis Sibau

El Wigan aplasta al Newcastle (4-0)

El Wigan logró superar en todas las líneas al Newcastle y consiguió tomar aire en la zona del descenso. Los «latics» decidieron el encuentro antes del descanso gracias a los goles de Maloney, Franco Di Santo y Victor Moses por partida doble.

 

Premier League

Wigan 4
Newcastle 0
Ficha técnica
4 – Wigan Athletic: Ali Al Habsi; Antolin Alcaraz, Gary Caldwell (c), Maynor Figueroa; Emmerson Boyce, James McCarthy, James McArthur, Jean Beausejour; Victor Moses (Jordi Gomez, 83), Franco Di Santo (Conor Sammon, 68), Shaun Maloney.
0 – Newcastle United: Tim Krul; Danny Simpson (James Perch, 81), Mike Williamson, Fabricio Coloccini (c), Davide Santon; Cheick Tiote, Jonas Gutiérrez; Hatem Ben Arfa (Ryan Taylor, 73), Yohan Cabaye (Shane Ferguson, 83), Demba Ba; Papiss Cissé.
Goles: 1-0, m.13: Moses. 2-0, m.15: Moses. 3-0, m.36: Maloney. 4-0, m.45: Di Santo.
Los dirigidos por Roberto Martínez encontraron la fórmula y de a poco van mirando desde lejos la zona del descenso, mientras el Newcastle se complica su clasificación para la Champions League.
 
Ambos equipos llegaban con rachas positivas. Los locales venían de ganar partidos difíciles como al Manchester United (1-0) o al Arsenal en el Emirates (1-2), más allá de tropezar frente al Fulham en el último encuentro. Los visitantes, por su parte, llegaban al encuentro con seis victorias consecutivas, su mejor racha de la temporada.
 
Los locales lograron golpear primero a los 13 minutos del primer tiempo de mano de Victor Moses. Luego de un centro de Emmerson Boyce, el delantero la envió a la red con un golpe de cabeza. Suele decirse que el que golpea primero golpea dos veces y así fue. Moses convirtió su doblete solo dos minutos después del primer gol.
 
El Newcastle intentó acortar la diferencia de mano de un tiro libre de Hatem Ben Arfa que se fue cerca del ángulo. Las «urracas», un equipo que estaba acostumbrando al público a dominar el partido, sufrió la misma moneda ya que el Wigan consiguió adueñarse del encuentro y fue superior en todos los sectores del campo.
 
Shaun Maloney aprovechó una mala salida de Newcastle y logró vencer por tercera vez a Tim Krul pasada la media hora de juego. Con tres goles de diferencia, Newcastle intentó manejar la pelota pero jamás pudo lograr su objetivo. Las «urracas» buscaron reducir diferencias con más sangre que juego, pero Franco Di Santo les asestó el golpe de gracia tras ejecutar un gran disparo desde afuera del área, un excelente gesto de calidad del delantero argentino que dejó sentenciado el encuentro. El Wigan se retiró al vestuario con el 4-0 a favor.
 
Como era de esperar, el Newcastle comenzó el segundo tiempo más decidido. El equipo de Pardew fue el protagonista absoluto por diez minutos, con un tiro en el palo de Papiss Cissé, otro en el travesaño, dos buenas tapadas de Ali Al-Habsi y dos tiros que pasaron cerca de los palos. Ahí se acabó el Newcastle, desinflado ante su falta de pegada. Los visitantes no pudieron repetir la hazaña que protagonizaron el 5 de febrero del 2011, cuando lograron remontar un 0-4 en contra ante el Arsenal.
 
Con respecto a los dirigidos por Roberto Martínez, es un equipo que está en pleno crecimiento, aunque uno no puede por menos que preguntarse por qué este equipo solo alcanza su mejor nivel en los finales de temporada, como ya nos tiene acostumbrados. Los «latics» recurrieron a su tradicional formación, poco convencional, con solo tres defensores. Un sistema que le da mucha salida por las bandas gracias al chileno Jean Beausejour y a Boyce por la banda opuesta. Su defensa ha ganado en solidez con el transcurso de la temporada y el equipo ha hallado una joya en Shaun Maloney, a pesar de su intermitencia.
 
El Newcastle se vio totalmente superado, pero es un equipo que viene haciendo muchos méritos para ser tenido en cuenta en Europa. A pesar del tropiezo de esta tarde, es un éxito para las «urracas» estar peleando los puestos de Champions League, con un presupuesto inferior al resto de equipos de la zona noble. El Newcastle está luchando por demostrar que sigue siendo uno de los grandes de Inglaterra y que no está dispuesto a regalar nada en la lucha por acceder a Europa. Todos los equipos tropiezan y esta tarde le tocó a Newcastle ante un Wigan que fue una máquina.
 

Sobre el autor

Alexis Sibau