Ilie Oleart

El Wigan sigue sin ganar en el DW (0-0)

El Wigan no gana en casa desde agosto de 2011. Con este antecedente, no sorprendió a muchos que los «latics» fueran incapaces de marcar ante el Aston Villa, que tuvo sin embargo la mejor ocasión del partido, que concluyó con empate a cero. Darren Bent se tuvo que retirar lesionado en la recta final. 

 

Premier League

Wigan 0
Aston Villa 0
Ficha técnica
0 – Wigan: Ali Al-Habsi, Antolin Alcaraz, Gary Caldwell, Maynor Figueroa, Emmerson Boyce, Victor Moses (Albert Crusat, 89), James McCarthy (Mohamed Diamé, 79), James McArthur, Jordi Gómez (Hugo Rodallega, 66), Jean Beausejour, Franco Di Santo.
0 – Aston Villa: Shay Given, James Collins, Carlos Cuéllar, Alan Hutton, Stephen Warnock, Marc Albrighton (Emile Heskey, 71), Gary Gardner (Stephen Ireland, 74), Barry Bannan, Darren Bent (Charles N’Zogbia, 79), Gabriel Agbonlahor, Robbie Keane.
Goles: No hubo.
La última vez que el Wigan ganó un partido en el DW, la temperatura era todavía agradable y miles de ingleses poblaban las playas mallorquina en busca de sol y unas cuantas jarras de sangría. Corría el mes de agosto.
 
Tampoco el Aston Villa acabó el partido muy satisfecho. El internacional inglés Darren Bent tuvo que ser retirado en camilla a falta de diez minutos para el final tras una entrada del defensa Antolín Alcaraz aparentemente inocua y será complicado que pueda participar en el amistoso de Inglaterra contra Holanda del miércoles.
 
El Villa había ganado en sus últimas cuatro visitas a este estadio y Robbie Keane pareció el más interesado en ampliar esta racha antes de regresar a Los Angeles Galaxy. Fue Keane el que regaló a Bent la mejor ocasión del partido. Sin embargo, el delantero de 28 años no fue capaz de finalizar la jugada de la forma que merecía el pase de Keane, y Ali al-Habsi abortó la oportunidad, a los 14 minutos.
 
Keane puso la imaginación en el Villa, que no pudo contar con su capitán Stilian Petrov por lesión. El irlandés instaló su centro de operaciones entre la defensa de tres del Wigan y el centro del campo. Por sus pies pasó todo el peligro generado por los villanos.
 
Aunque la apuesta del Wigan por el fútbol combinativo resulta agradable de ver, le cuesta generar ocasiones. Shay Given no tuvo que intervenir ni una vez en los primeros 45 minutos. Y una vez que tuvo que hacerlo, Marc Albrighton estuvo providencial para evitar el disparo de Jordi Gómez.
 
Los «latics» ni siquiera aprovecharon la mayor debilidad del Villa, los córners. El Villa es el equipo que ha concedido más goles de córner esta Premier League, con 11. En la primera parte, Alcaraz no pudo cabecear bien un córner de Gómez, y seis minutos tras la pausa, el propio Gómez no acertó a rematar un envío de Jean Beausejour.
 
El Wigan sigue sin ganar en casa y las jornadas siguen pasando. A este paso, Roberto Martínez acabará lamentando no haberse ido a su rival de esta tarde cuando tuvo ocasión en verano.
 

Sobre el autor

Ilie Oleart