Alex de Llano

En manos de Chris

De camino a la tercera temporada consecutiva en Premier League, el Norwich encara su proyecto más ambicioso e ilusionante en su historia. Fichajes de renombre se han sumado a la sólida base que gestó los éxitos en un pasado. En definitiva, Chris Hughton tiene en sus manos un juguete, un ‘canario’ con muchas expectativas y con el que alcanzar objetivos más ambiciosos.

 
La marcha de Paul Lambert con destino Villa Park el verano pasado parecía presagiar lo peor para el Norwich. Perder al entrenador que había guiado al equipo a dos ascensos consecutivos y había mantenido al equipo sin demasiados apuros en su primera temporada en la élite representó un duro varapalo. Pero el pincel de Chris Hughton hizo del Norwich una obra casi perfecta y ahora, tras una temporada con altibajos, en la que el club coqueteó con el descenso, se avecina una de las temporadas con más ambición para el equipo que viste de amarillo y verde.
 
Pese a la salida de Grant Holt con destino Wigan para suplir a Arouna Koné, la base de estos años se mantiene, con Wes Hoolahan, Anthony Pilkington y Robert Snodgrass como buques insignia del proyecto del técnico irlandés. Por otro lado, el capítulo de incoporaciones -pese a no estar cerrado aún- ha sido un éxito total, con fichajes de renombre y de futuro muy prometedor.
 
Fue Ricky van Wolfswinkel el que abrió la puerta, llegando al conjunto canario por unos 10 millones de euros, dejando atrás el Sporting de Lisboa para unirse a la disciplina del club del este de Inglaterra. La explosión de van Wolfswinkel se produjo en el Utrecht, donde logró 15 goles en la liga holandesa en su última temporada. En cada una de sus dos temporadas en Portugal ha logrado 14 goles en liga. Estamos hablando de 43 goles en liga en las últimas tres temporadas para un joven de solo 24 años.
 
Otro holandés, más joven en este caso, le ha seguido en su camino hacia Norwich. No es otro que Leroy Fer, internacional sub-21 con Holanda en el reciente Europeo de la categoría, donde dejó sensaciones excelentes, pese a no ser titular. Su llegada será clave para reforzar al equipo en el centro del campo, donde se necesitaba a alguién con las características asociativas del futbolista holandés.
 
La llegada de Gary Hooper, procedente del Celtic de Glasgow, demuestra la transformación de los Canaries en solo unos meses. En enero, el Norwich llegó a presentar hasta tres ofertas por Hooper pero todas fueron rechazadas. Este verano, el Celtic ya no pudo retener a Hooper ante la ofensiva del club inglés. El delantero será importante para complementar a van Wolfswinkel y suplir a Holt en cuanto a registros goleadores (el delantero anotó 8 goles durante su última temporada en la entidad).
 
La llegada del extremo inglés Nathan Redmond es probablemente una de las que más ilusión ha despertado entre los aficionados. Jugador joven, inglés -sabiendo lo caro que se paga el futbolista nacional en las islas-, y con una clase y un potencial por delante brillante. Cuajó buenas actuaciones en la Euro sub-21 con Inglaterra, pese al desastroso papel de la selección que dirigía Stuart Pearce.
 
Finalmente, cabe citar al sueco Martin Olsson que llega procedente del Blackburn tras cuatro temporadas rindiendo a buen nivel. Olsson ofrecerá a Hughton nuevas variantes ya que puede ocupar tanto el lateral izquierdo como el interior de esa misma banda. También ha llegado gratis tras finalizar su contrato con el Stoke el portero Carlo Nash, que en principio debería ser el tercer portero aunque podría ser el segundo si los Canaries venden a John Ruddy o Mark Bunn, cosa que a día de hoy no parece probable.
 
Los objetivos del Norwich no son otros que los de realizar una buena actuación en la liga, intentando mantener la categoría. Pero con esta plantilla y la filosofía de juego de Hughton, el futuro de la entidad parece lucir más brillante que nunca antes. Y es que el canario va a volar…
 

Sobre el autor

Alex de Llano