Jean Claudel

Fellaini anula a Benteke (3-3)

El Aston Villa lo tuvo todo a favor para llevarse una sorprendente victoria de Goodison Park. Se adelantó en el minuto 2 y encaró la recta final con una ventaja de 1-3 gracias al doblete de Christian Benteke. Pero otro doblete, en este caso de Fellaini, puso las tablas finales en el marcador.

 

Premier League

Everton 3
Aston Villa 3
Ficha técnica
3 – Everton: Tim Howard, Leighton Baines, Sylvain Distin, Johnny Heitinga (Bryan Oviedo, 65), Phil Jagielka, Darron Gibson (Steven Naismith, 91), Kevin Mirallas (Nikica Jelavic, 65), Leon Osman, Steven Pienaar, Victor Anichebe, Marouane Fellaini.
3 – Aston Villa: Brad Guzan, Joe Bennett, Matthew Lowton, Ron Vlaar, Ciaran Clark, Karim El Ahmadi (Brett Holman, 83), Andreas Weimann, Gabriel Agbonlahor (Nathan Baker, 92), Ashley Westwood, Charles N’Zogbia (Yacouba Sylla, 79), Christian Benteke.
Goles: 0-1, m.2: Benteke. 1-1, m.21: Anichebe. 1-2, m.24: Agbonlahor. 1-3, m.61:Benteke. 2-3, m.69: Fellaini. 3-3, m.90+3: Fellaini.
El Aston Villa es posiblemente el equipo mentalmente más débil de la Premier League. Es hasta cierto punto comprensible que un equipo tan joven e inexperto sea incapaz de remontar los partidos cuando las cosas se ponen feas. En esta ocasión demostró que tampoco es capaz de gestionar los partidos cuando todo se le pone a favor. Además de que las jugadas a balón parado siguen siendo su talón de Aquiles, como el Bradford se encargó de mostrar a todo el país en las semifinales de la Copa de la Liga. Un córner lanzado por Leighton Baines y rematado por Marouane Fellaini les costó dos puntos. Como ya les había pasado ante el West Brom, cuando desperdiciaron una renta también de dos goles al descanso.
 
Al menos, el Villa mostró que, con todos sus efectivos recuperados, pueden crear peligro ante cualquiera. La línea de tres media puntas formada por Charles N’Zogbia, Gabriel Agbonlahor y Andreas Weimann, y el fantástico Christian Benteke, representaron una amenaza constante para una zaga que acusó la introducción de John Heitinga en el eje de la zaga y el desplazamiento de Phil Jagielka al lateral derecho.
 
Liverpool se le da bien a Benteke, que ya aterrorizó al rival en su última visita a Anfield. Tras la asistencia de N’Zogbia, solo tardó dos minutos en abrir el marcador tras batir a Tim Howard con un disparo cruzado.
 
El Everton aumentó la presión sobre su rival y no tardó en igualar por medio de Victor Anichebe, que ha sustituido a Nikica Jelavic en el once. Tras recibir el pase de Steven Pienaar de espaldas a portería y con Ron Vlaar pegado, Anichebe protegió el balón, se dio media vuelta y disparó. La ventaja no le había durado ni 20 minutos al Villa.
 
Pero tres minutos después, la había recuperado. Ashley Westwood centró para Agbonlahor, que se coló entre Fellaini y Heitinga, para batir a Howard de cabeza. Fue su tercer gol en 39 partidos de liga. El segundo atribuible a Heitinga, que se convirtió en un filón para los Villanos.
 
Ya en la segunda parte, Benteke superó de nuevo al holandés para cabecear un centro de Matthew Lowton. Con el 1-3, el Villa se convirtió en una amenaza constante al contraataque, en especial gracias a la rapidez de Benteke y Agbonlahor. A punto estuvo de poner el 1-4 cuando Agbonlahor condujo rápidamente y envió un pase a través de la defensa del Everton, en pleno repliegue. Weimann recibió el pase pero disparó por encima del larguero.
 
El arreón final de los Toffees fue demasiado para el Villa. Fellaini redujo distancias gracias a la incapacidad de los Villanos para frenar a Anichebe, que hizo la pared con el belga. Con 2-3, Brad Guzan interceptó los disparos de Nikica Jelavic y Sylvain Distin, pero no pudo hacer nada ante el 3-3 de Fellaini en el tiempo de descuento. Un empate que no sirve de nada a unos, que siguen sin dar el paso definitivo para luchar por la Champions League, ni a otros, que siguen inmersos en la lucha por el descenso.
 

Sobre el autor

Jean Claudel