Jean Claudel

Guus Hiddink, cerca de volver a Stamford Bridge

El extécnico del Chelsea Guus Hiddink ha afirmado que su relación con el propietario del club, Roman Abramovich, «ha sido muy buena y siempre lo será», mientras la presión sobre Andre Villas-Boas sigue aumentando tras la segunda derrota consecutiva en casa. 

 
La derrota del domingo ante el Liverpool ha provocado que los «blues» estén ya a 12 puntos del líder Manchester City. Han recibido 17 goles en 12 partidos, 11 de ellos en casa. El Chelsea ha perdido con Manchester United, Arsenal y Liverpool. la presión sobre André Villas-Boas comienza a sentirse.
 
Hiddink, que la semana pasada dejó su cargo como técnico de la selección turca, sigue siendo amigo íntimo de Abramovich, y el holandés tiene una oferta sobre la mesa para ocupar el cargo de director deportivo. Esa una posición vacante desde la marcha de Frank Arnesen la temporada pasada.
 
«La relación con Abramovich fue, es y será muy buena», dijo Hiddink. «Cuando voy a Londres siempre soy bienvenido».
 
«No hablamos cada semana pero mantenemos el contacto de vez en cuando y siempre me siento bienvenido. Veremos qué sucede en el futuro».
 
Hiddink tiene varias ofertas sobre la mesa, incluida una del multimillonario club ruso Anzhi.
 
La semana pasada, Hiddink afirmó que «fue un periodo magnífico el que pasé en el Chelsea pero eso no significa que esté preparado para comenzar mañana. Necesito tiempo para reflexionar».
 
«No me quiero jubilar, me gusta trabajar diariamente en un equipo aunque quizás esté preparado para alejarme un poco de los focos, de las cámaras. Quizás siga como asesor o consultor».
 
Hiddink, de 65 años, ganó la FA Cup con el Chelsea en 2009 y parece ser que tiene una oferta para dirigir a un club de la Premier League.
 
Villas-Boas, que llegó en verano del Oporto con un contrato de tres años, sabe que la paciencia se agota rápidamente en el Chelsea. Sin embargo, el portugués afirmó que «el propietario no pagó 15 millones de euros para sacarme del Oporto para pagarme otra fortuna para despedirme del Chelsea».
 

Sobre el autor

Jean Claudel