Jean Claudel

Henry, emocionado al desvelar su estatua

Con motivo de los 125 años de historia del Arsenal, el club desveló este viernes tres estatuas en las afueras del Emirates, en honor a Herbert Chapman, Tony Adams y Thierry Henry. El francés se emocionó ante varios de sus excompañeros tras verse inmortalizado en una estatua de bronce. 

 
Con motivo de los 125 años de historia del club, el Arsenal ha presentado hoy las estatuas dedicadas a tres de sus grandes leyendas, el extécnico Herbert Chapman, y los excapitanes Tony Adams y Thierry Henry, máximo goleador de la historia del club.
 
Henry abandonó el Arsenal para irse al Barcelona en junio de 2007, donde el francés ganó la Champions League, antes de irse a los New York Red Bulls de la MLS. El jugador, de 34 años, ha insistido en que el Arsenal siempre estará en su corazón.
 
«Ni en mis mejores sueños pensé que un día tendría una estatua como esta frente al estadio del equipo que amo y apoyo», dijo Henry, que marcó 226 goles con el Arsenal, ganando dos Premier League y dos FA Cup.
 
«La estatua es un ejemplo perfecto del amor que siento por el club: de rodillas frente al Emirates Stadium con Highbury detrás. También quiero dar las gracias a los aficionados. Siempre habéis sido especiales y siempre intenté dar lo máximo. Sé que en ocasiones no fue suficiente, pero siempre lo di todo para vosotros y para el club».
 
«Es raro pensar en la cantidad de grandes jugadores que han jugado para el Arsenal, y que sea yo quién esté aquí. Quiero darles las gracias a todos ellos, porque no podría estar aquí de rodillas frente al estadio sin ellos. También quiero dar las gracias a mis amigos más cercanos…».
 
Tras unos instantes para recuperarse de la emoción, Henry añadió: «Alguna prensa solía criticarme por no mostrar mis emociones. Bueno, aquí estoy, mostrando mis emociones por el club que quiero. Haga lo que haga, lo hago con mi corazón, así soy».
 
«No fue siempre fácil lidiar con la presión, pero desde el fondo de mi corazón quiero dar las gracias al Arsenal Football Club por darme esta oportunidad de estar aquí frente al club que amo: una vez que uno se convierte en Gooner, lo es para toda la vida».
 
«Gracias desde el fondo de mi corazón, pero jugué con grandes jugadores también y no habría sido posible sin ellos».
 
El técnico del Arsenal, Arsène Wenger había trabajado con Henry durante su época en el Mónaco, y fue clave para moldear al extremo francés y convertirle en uno de los mejores jugadores del mundo tras su fichaje por 11 millones de libras procedente de la Juventus en 1999.
 
Wenger dijo que su excapitán había sido un profesional modélico. «Thierry se merece este honor, y estoy orgulloso de poderlo presenciar», dijo Wenger. «Su sensacional carrera se debe simplemente a la clase de Thierry. Es un jugador que tenía todo lo que un técnico puede soñar: potencia física, nivel técnico, una gran inteligencia y algo que mucha gente olvida en atletas de alto nivel: estaba entregado a su trabajo, con una vida muy seria. Es simplemente un profesional modélico que ganó todo lo que se puede ganar en nuestra profesión. Thierry, fuiste realmente especial».
 

Sobre el autor

Jean Claudel