Andrés Escoto

Inglaterra, con pie y medio fuera de la Eurocopa

Tras el debut con derrota ante España, Inglaterra se enfrentaba a Rusia con la obligación de ganar para mantener intactas sus opciones de acceder a cuartos de final de la Eurocopa. Y no solo no ganó sino que acabó empatando en el tiempo de descuento. Solo una victoria ante la intratable Francia en la última jornada les permitiría seguir en el torneo.

 
“No jugamos bien, ¡pero aún estamos en la pelea!”. Una frase recurrente cada vez que alguna selección inglesa de cualquier categoría no funciona, algo muy común en estos últimos tiempos. En esta ocasión, Toni Duggan, que entró de recambio en la segunda parte, empató sobre la hora para mantener las aspiraciones de las Lionesses de clasificar a cuartos de la Euro. De nuevo, el planteamiento que propone Hope Powell volvió a hacer aguas y el tiempo para corregir se acaba.
 
Powell alineó a las mismas once jugadoras que perdieron en el debut ante España. Sin embargo, la selección salió con otro énfasis y durante los primeros diez minutos controló el partido, creando ocasiones de gol desde todos los ángulos pero el balón fue caprichoso y no quiso entrar.
 
A los 7 minutos, Ellen White remató de tijera solo para ver su disparo pasar desviado. Poco después, Jill Scott estrelló su remate en el poste izquierdo. Los embates de las lionesses sobre la portería rival eran constantes. Pero las cosas empezaron a torcerse muy pronto.
 
En el minuto 17, tras intentar robar un balón desde la banda derecha, la jugadora Rachel Yankey sintió un tirón en su muslo y tuvo que ser sustituida por Karen Carney. La salida de Yankey afectó al poder ofensivo de Inglaterra, ya que las rusas comenzaron a adelantar líneas y a crear ocasiones de gol mediante balones a la contra. En el minuto 20, Rusia dio el primer aviso. Nelli Korovkina remató desde fuera del área para que Bradsley se lanzara y observara cómo el balón pasó rozando el ángulo superior del poste izquierdo.
 
Poco después, la joven defensa inglesa demostró que necesita trabajar horas extra la táctica fija. Elena Morozova realizó un saque de banda al hueco y espacio creado por Elena Terekhova, para que esta filtrara el balón a su desmarcada compañera Korovkina, que batió con la cabeza a Bradsley desde dentro del área de portería para hacer el 0-1.
 
Al inicio de la segunda parte, se confirmó lo que se rumoraba en la prensa local, que las jugadoras de Arsenal Ladies, base de la selección, no están pasando por su mejor momento. Con el paso de los minutos, las caras de las seleccionadas inglesas comenzaron a mostrar tensión. Ellen White no fue la excepción y al 62 desperdició la jugada más clara del partido. Carney le puse un pase al movimiento de Ellen a la espalda de las centrales, para que tuviera el tiempo de acomodarse el balón, pero la delantera ha perdido la brújula de la portería tanto con Arsenal como con Inglaterra y su remate salió muy desviado de la portería.
 
Powell reaccionó finalmente a falta de menos de media hora y dio entrada a la delantera Toni Duggan por la lateral Stephen Houghton. Con Toni, la ofensiva adquirió mayor velocidad. Es una jugadora que sabe abrir cerrojos y ganarle el espacio a las defensas rivales.
 
Al poco de entrar, Duggan estrelló el balón en el travesaño, después de que Ellen White abanicara el remate. Al acercarse el pitido final, las inglesas no supieron controlar la angustia y comenzaron a enviar balonazos al área rival, sin ningún destino a gol. Powell realizó su último cambio, enviando a Kelly Smith.
 
Las rusas se veían fuertes, confiaban en que podían obtener su primer triunfo en una Eurocopa, hasta que al minuto 92 sucedió lo improbable. Jill Scott sacó de banda a Alex Scott, quien llegó a línea de fondo para sacar el centro. La defensa rusa no despejó bien la pelota y el balón le cayó a los pies de Toni Duggan quien fusiló a la portera rusa para anotar el 1-1 definitivo.
 
El equipo de Powell se ve exhausto físicamente y algunas decisiones tácticas resultan cuando menos extrañas. Jill Scott, un volante medio-ofensivo que genera mucho futbol, retrocede su posición en exceso. Anita Asante es todavía joven y en ocasiones parece fuera de lugar, posiblemente a causa de ser la única jugadora que juega en el extranjero. La media cancha necesita más toque de balón y Jordan Nobbs, la nueva sensación del fútbol inglés, puede generarlo. Ahora, las opciones de clasificar pasan por vencer a Francia, ya campeona de grupo tras vencer por 1-0 a España, en la última jornada, lo que aseguraría a Inglaterra uno de los puestos como mejor tercero.
 
Clasificación del grupo C:
1. Francia       6 puntos
2. España      3 puntos
3. Inglaterra  1 punto
4. Rusia         1 punto
 

Sobre el autor

Andrés Escoto